hit counter

La verdadera historia (olvidada) de un parque llamado John Lennon

Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Parque01-display

Carlos Alfonso, Carlos Varela, Dagoberto Pedraja, Pablo Menéndez, Esteban Puebla en concierto. Foto: Jorge Dalton

Por Jorge Dalton*

Para mi hermanito Santiaguito Feliú que estás en los cielos y para su bello hijito Mateo, que nació el 7 de marzo de 2014

En diciembre de 1990 fui parte de uno de los acontecimientos musicales más bellos que recuerdo de mi Habana. Se trata del Primer Gran Concierto de Homenaje a John Lennon, en el parque de 17 entre 6 y 8 en el Vedado, donde años después se develara una estatua y se bautizara oficialmente con el nombre del legendario músico inglés.

El primer concierto para  Lennon se comenzó a gestar meses antes y fue una iniciativa de Carlos Alfonso, Ele y Síntesis, a la cual se sumaron también los músicos Carlitos Varela, Santiaguito Feliù, Pepe Piñeiro (ex integrante de Los Pacíficos), Dagoberto Pedraja, el grupo Gens, Pablo Menéndez y su grupo Mezcla, Gerardo Alfonso, otros músicos y, por supuesto, un grupo de amigos cineastas, escritores, pintores, técnicos y locos por la vida que teníamos el amasado sueño de homenajear a Lennon y Los Beatles. Hacer justicia por la ofensa y la ingratitud que había significado en los años 60 y 70 la prohibición oficial en Cuba de los Cuatro de Liverpool.

En una azotea muy céntrica

Ele y Carlos Alfonso, me citaron a una reunión en que asistimos los que conformarían el grupo organizador y los apoyos que daríamos al evento. A mí se me pidió dirigir el concierto para la televisión, con la posibilidad de gestionar cuatro cámaras de video y un camión de remoto ante el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), donde trabajaba.

El concierto tendría lugar en la azotea baja del Hotel Habana Libre, en la esquina de L y 23, corazón de La Rampa y una de las zonas más transitadas de la capital. El plan era montar todo el sonido y el aparataje de grabación de video un viernes y que coincidiera con las actividades del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, pero sin hacer la más mínima publicidad ni anuncio alguno. Los músicos involucrados llegarían en horas de la tarde y comenzaría el concierto con las canciones de Los Beatles y así sorprender a La Habana y los transeúntes que en ese momento estarían pasando, de similar forma que John, Paul, George y Ringo lo habían hecho en Inglaterra en el último concierto al final de sus años como banda y que fue nombrado popularmente como “concierto en la terraza” o “concierto en el tejado de los estudios Apple”.

Parque02-display

Pepe Piñeiro, Santiago Feliú y Ele Alfonso.

La idea era genial. Todos estábamos hermanados y convencidos que fraguábamos un proyecto inédito en Cuba. Logré el apoyo del ICRT, aunque no la tenía nada bien con Juanito Hernández, el director del Canal 6 y uno de los vicepresidentes del ICRT, y se aprobó el camión de remoto con las cuatro cámaras y todo el personal técnico. Además, contaba con el apoyo del colectivo de A Capella, programa de televisión que yo había creado y dirigía en ese tiempo, junto a Guille Vilar, Lily Rentería, Lola Pedro, Gloria Diliz, Tomás Pliego y Gladys Infante, a quienes también se había sumado los miembros del Taller de los Inundados (José Llanes, Ivan Oms, Miguelito Candelario, Jorge Trinchet y Camilo Hernández).

Todo iba viento en popa hasta que fuimos citados a una reunión en el Comité Nacional de la Juventud Comunista (UJC) en La Habana Vieja, frente al museo de la Revolución. En esa junta se nos dijo que la idea del concierto en la azotea del Hotel Habana Libre “no procedía”. La UJC se había involucrado en el evento y hasta ese día, nos había apoyado en todo.

Petición denegada

Se nos recomendaba mejor hacerlo en los techos del edificio de las compañías aéreas en 23 entre Infanta y P, algo técnicamente imposible. Una, que los músicos no se verían; la otra, que las condiciones de sonido eran fatales; y, por último, era imposible hacer la grabación para televisión. Para colmo las ráfagas de viento que soplan en esa área en diciembre echarían todo a perder. Seguimos insistiendo que tenía que ser en L y 23 y de ahí no nos salimos.

A los pocos días se nos comunicó de parte de la Dirección del Partido, a través de la misma UJC que la azotea de 23 y L estaba considerada “un sitio estratégico” y por lo tanto, no se nos daba autorización para proceder con el concierto. Después de eso, los muchachos de la Juventud Comunista se retiraron y no los volvimos a ver más ni en los centros espirituales.

Parque03-display

El público que abarrotó ese día el parque de 17.

Para colmo, el director del Canal 6 me comunicó que todo el apoyo de parte del ICRT con el camión de remoto quedaba suspendido. Representantes del Partido Provincial (PCC), que tiene su sede en la calle M entre 21 y 23, habían llegado a reunirse con Juanito Hernández y sugerirle que suspendiera “esa jodedera” del concierto “ese” de Los Beatles.

Ese día armé un berrinche de los grandes, al punto que Danilo Sirio -hoy director del ICRT- decía: “Ahora si Daltoncito se volvió loco”. Casi me botan, pues convidé a “fajarme a los piñazos” en el parqueo del ICRT a Juanito Hernández, quien por suerte para mí era casi de mi tamaño, yo un poquitico más alto y estaba seguro que sería una pelea fácil, pues le tenía bien medido el ojo izquierdo. Lamento que se haya ido de este mundo sin probar mi pegada, porque me tenía ya muy jodido con toda su censura y toda su mierda.

Todo se comenzó a joder o ya estaba más que jodido. Entonces viendo que los ánimos estaban por el piso, le dijes a Carlos Varela, a Santiaguito, a Isabel la China, a Ele y Carlitos Alfonso que yo ofrecía la azotea de mi casa que era particular, que hiciéramos todo ahí y nos olvidáramos de L y 23, que yo conseguiría las cámaras por otro lado. Pero en eso apareció la posibilidad de hacerlo en el parque de 17. Los vecinos de esa zona habían dado su respaldo y decidieron colaborar con el evento.

Colgados de la brocha

Casi todos los apoyos oficiales se habían ido por un tubo y hasta algunos músicos hermanos nos habían dejaron colgados de la brocha. Los músicos que se involucraron hasta el final pusieron a disposición todos los recursos que tenían cada quien en cuanto a sonido, consolas, cablería, instrumentos musicales, tarimas etc y nos conformamos con hacerlo ahí.

Llegó el día D y todo corrió de boca en boca desde la mañanita. Comenzada la tarde, el parque estaba inundado de gente, en su mayoría jóvenes. No cabía un alma y el concierto arrancó de manera casi improvisada. Uno de los acontecimientos musicales más emotivos, de los que más amo y recuerdo.

No tuvimos muchas condiciones de calidad de sonido. La electricidad, la agarramos de los postes de la luz y de casas particulares; no se pudo casi ni ensayar, aunque opino que los músicos cubanos no tienen que estar ensayando tanto para que las cosas salgan bien y así fue. Todo funcionó mejor de lo que pensamos. El parque también fue rodeado por un fuerte cordón de policías que a la larga terminaron cantando y tarareando junto a todos nosotros, “Yesterday”, “A Hard Day’s Night” , “Come Together” o “Let It Be”.

La mayoría de los reunidos ahí pertenecíamos a los denominados “Hijos de Guillermo Tell”. Carlos Varela, acompañado del Grupo de rock Gens, aportó aun más a la emoción general, tocando su pieza “Guillermo Tell”, que era casi un himno para todos nosotros. Aquella muchedumbre vibró como nunca. Una vez terminada la emblemática pieza, Varela tomó  el micrófono y propuso bautizar a ese parque con el nombre de John Lennon, y así se llamó a partir de ese día.  De pronto vino “Hey Jude” y con un coro gigante se cerró así el inolvidable concierto.

Fidel Castro, una década después

Con el equipo de A capella se logró registrar en video parte de lo que aconteció allí e hicimos un programa especial con nuestra conductora Lily Rentería, pero no sé si aun esas escasas imágenes existan.

El Monguí, realizador del ICAIC,  filmó algo en 35 mm pero nunca he podido ver lo que hizo. Incluso sé que hay muy pocas fotos y no se habla mucho de lo que pasó ni lo que ese gran concierto multitudinario significó.

Una década después, en ese mismo lugar, se efectuó un acto al que asistió Fidel Castro y otras autoridades de gobierno con todo el apoyo logístico y protocolar que eso significaba, con excelente sonido y luces de lujo, además de la asistencia de intelectuales, músicos y artistas reconocidos. Irónicamente también se encontraban presentes algunos de los que tuvieron que ver directamente en la decisión de prohibir a Los Beatles en Cuba y para colmo algunos dirigentes del Partido y el ICRT que habían hecho todo lo posible por  impedir el homenaje a Lennon en diciembre de 1990.

Para cerrar con broche de oro, se develó la famosa estatua de John Lennon, obra del escultor cubano José Villa y tuvo lugar un concierto de rock simultáneo en la Tribuna Antiimperialista, con todos los apoyos habidos y por haber.

Muchos piensan que ese fue el “gran acontecimiento que le dio vida y reconocimiento nuevamente a Los Beatles en Cuba”. En realidad no fue así. La mayoría ignora el auténtico homenaje. Hoy hurgando en mi archivo fotográfico encontré las únicas cinco fotos que sobreviven de un rollo que tomé con mi cámara soviética Zenit y que sucumbió en la llamada “Tormenta del Siglo” del 13 de marzo de 1993.

Esas fotos recogen parte de lo que aconteció ese día. Fue así que me dio por contar la verdadera historia olvidada del Parque John Lennon de La Habana.

*Cineasta cubano salvadoreño, hijo del poeta salvadoreño Roque Dalton (1935-1975). Creció entre Praga y La Habana, y se afincó finalmente en San Salvador, donde actualmente reside y trabaja como realizador de audiovisuales.

Start learning on Udemy today!
  • anticomunista

    La historia la verdadera , es la de un sistema criminal racista de partido estado inmoral.
    Que Cuando se ve perdido, lo que dijo ayer no tiene valor hoy, y lo que dijo hoy , namana no lo dijo, su juego solo consiste en la conservacion del por a todo presio, esa es la verdadera historia, no otra, sistema criminal racista de partido estado inmoral y decadente, todo lo que negaron , lo alaban hoy, porque estan perdido, eso ellos lo llaman reformas revolucionaris!!!!!

    • Pingalito Betancourt

      Recomeburro anticomunista, a que re-pinga viene esta muela mañanera cuando te tocaba el turno con el urologo. Vete a dar muela al consultorio brother, que tu no entiendes esto porque no lo viviste…

  • Karin

    Muy bueno y útil relato de Dalton. Gracias, Café Fuerte. Lo triste es que esas acciones del régimen de los Castro no son únicas en la esfera de la cultura. A Silvio Rodríguez –quien hoy defiende el socialismo en Cuba– durante varios años le proscribieron sus canciones en la radio y la TV, fue sancionado por el defenestrado “Papito” Serguera cdo era director del ICRT, y tenía que dar conciertos en salas de escaso público, como la Biblioteca Nacional. Después, cdo el régimen vio que era más útil atraerlo, allá fue Fidel Castro a alabarlo y entonces, ¡oh prodigio!, apareció por todas partes y en toda la prensa oficial. Parece que hay que probar primero que no se “atenta contra la Seguridad del Estado” con una guitarrita.

  • alex23

    Excelente cronica, una muestra de la doble moral cuando se trata se alabar en su momento a un musico considerado tabu bajo la influencia ideologica conocida. En mi epoca joven las emisoras de Miami eran mi laboratorio ideologico para escuchar lo que estaba prohibido. Cada dia escuchaba el rock y musica disco que tanto me gustaban y todavia escucho. Quien vivio la epoca del diversionismo ideologico y penetracion ideologica sabe lo que hablo y que suerte me largue de mi pais, triste pero cierto.

  • picadillodesoya

    en cuba todo es olvidado menos el sufrimiento infligido a la juventud,de aquel entonces ,la brutal repression,

  • Jose

    Me fue muy emotivo leer esto. Yo estuve alli.

  • cheito

    Lo que no conoce Mr Dalton, es que en ese mismo parque, mucho antes de estar la estatua de Lennon, la juventud se reunia a escondida para escuchar rock (70′s y 80′s)(ironicamente la musica de los Beatles), donde muchas veces eran reprimidos, arrestados y hasta uno de nosotros resulto’ muerto por un bastonazo en el higado,que le dio un esbirro de la policia.

    Años despues, alli mismo y sobre el lugar donde la policia asesino’ y reprimio a miles de jovenes…el dictador F.CAstro, tuvo la osadia de escupir una sus berborreas mentirosas y cinicas sobre la musica rock.

    En ese banco del parque de 15 entre 6 y 8, deberia estar la estatua del joven asesinado a golpes por la policia habanera, por el “delito” de escuchar rock.!!!

  • Jose

    Que lastima no se pueda compartir a Facebook, al menos no veo la opcion de hacerlo.

  • EL ALMENDRON

    Las cosas de la vidad,
    con mi pelo largo y con mi Motocicleta q fue siempre fiel hasta el 1980,
    donde mi vida de pepillo q me gustaba la música Rock Yuma un mazooo,
    frecuentando ese parque dia a día,
    donde nos reuníamos 6 muchachas y 6 muchachos de mi barrio a escuchar música Rock y muchas veces susurrar en bajito para no buscarnos liooooo,
    hablábamos y soñábamos preguntándonos unos a los otros q seria de nosotros viviendo en a la Yuma,

    les cuento q me trae buenos y malos recuerdos,
    donde compartíamos en cautiverio la idea de una libertad ficticia y aun sabiendo de sobra q no era real,
    nos permitía soñar como jóvenes,
    para no mirar en la realidad q vivíamos en ese entonces,
    pero nos ayudaba mentalmente a separarnos de la realidad cotidiana en la cual vivíamos,

    en ese parque sucedieron muchas cosas como alimentarnos de la ilusión de q vivamos en nuestro mundo una civilización de la música Rock en liberta,
    también el amargo recuerdo de una recogida por la PNR,
    fuimos los primeros en estrenar el dolor propio de ser víctimas de la cruel ley,
    Ley q ya empezaba hacer estrago dentro de la juventud en las calle habaneras,
    una ley q fue diseñada encontrad de los pepillos y no para los delincuentes q hacia y desasían en las calles y la PNR no podía de tener o control a esa delincuencia q ya se les escapaba de las mano dentro de una moral Comunista,
    de cero delincuente ja ja ja ,,, en verdad fue mayormente diseñada según los Comunista,,,,,,, para todo aquel considerado un ser con Desviación ideológica ja ja ja,

    q hipocresía la de estos ñangaras comuñangas frustrados,
    cargos q fuero criminales hasta q deje en 1980 a mi querida patria Cuba,
    el comienzo de la ley de peligrosidad para todos los pelillos jóvenes de ese entonces fue gardeooo y mas gardeooo desde su comienzo,
    ese parque de reuniones de Jóvenes con un amor a la musica Rock Yuma comenzó en la Década del 1970,
    acompañada de la frase Paz Amor y Libertad,

    lo bello del pasado de ese parqué fue cuando lo disfrutábamos con todo joven Cubano y Cubana al máximo,
    y mas con mis amigos pepillos y amigas pepillas de mi barrio,
    q dia dia solíamos estar presente sin un dia de ascetismo al pase de lista ja ja ja q tiempos aquellos ja ja ja

    pero mas q bello un santo día fue puesto en la Mirilla de los Comunista,
    y dejo de ser nuestro lugar de encuentros para convertir en tragedias y persecución con causa penal justificada de 8 años

    por solo pensar diferente a ellos se nos fueron encima al llamarnos parasitos y aplicando la Ley de Peligrosidad,
    con los cargos de desviaciones ideológicas según ellos,,,,,,,, ja ja ja estos comunista son un chiste y de muy mal gusto,

    lo lindo del caso es q hoy muchos de esos jóvenes encarcelados por desviaciones ideológica,
    entran y salen de Cuba con una mentalidad multiplicada de esa misma desviación ideológica Yuma perseguía en el pasado,
    y no pasa nada por q lo q fue perseguido y jusgado es hoy una fuente$$ de fula a granel para los Comunista,
    hoy para los Comunista ya no somos pelillos locos,
    si no señores y señoras de respeto q llevan en los bolsillo muchos fulas q son respetados en todo el mundo,,,,ja ja ja q hipocresía>>> de tranca el valor del Fula es tan fuerte q doblega cualquier ideal!!

    Moraleja el Fula no tiene competencia ni ideales pero muy bien q los Comunista viraron la tortilla para sus intereses propio donde hoy quieren luchar el Fula para seguir en su bla bla bla ja ja ja,

    gracias a Dios hoy mis sueños q en un pasado quisieron frenarme,

    son realizados y a Full ,
    donde sigo amando la música Rock con libertad desde la Yuma,,,,,,,,,,, pillo,

  • solopinto

    EN LOS SESENTA ESTA MUSICA SE PROHIBIO ,DECIAN QUE ERA DEVERSIONISMO IDEOLOGICO….LE SUMBA EL MANGO

  • ramon

    quien no olvida cuando nos reuniamos en le coopelia y eramos unos indeseables ese tiempo lindo del coopelia quien lo olvida por favor pongan algo de esos dias

    • EL ALMENDRON

      Dias q jamas regresaran por lo meno en esta vida,
      es raro volver a mirar una repetición de los buenos tiempos,

  • Jimmy Clerck Maxwell

    Yo me acuerdo de la época donde detrás del Hotel Atlantico en Santa Maria del Mar nos sentábamos todos los “peluos” de La Habana a oír la WQAM

    • EL ALMENDRON

      Entonces conociste el tiempo de parqueare las Motocicleta en la acera detrás del Atlantico, su Pizzeria y las canchas de jugar , el salvavidas arias el Pulpo, y muchas historias buenas de recordad en esa bella Playa de Santa Maria un saludo para usted,

      • Jimmy Clerck Maxwell

        El Pulpo…ya se me había olvidado ese socio. Había otro amigo que trabajaba con el, se llamaba Emilio. Años después lo metieron preso porque lo encontraron en el hotel Gran Vía de Guanabo con una maleta de fulas. Tremenda tropa.

  • teatro bufo

    ROQUE DALTON (PAPA) FUE UN CONOCIDO GUERRILLERO MARXISTA QUE OPERO BAJO LAS ORDENES DE CASTRO EN CENTROAMERICA Y FUERA DE ELLA. SIEMPRE ESTUVO AL SERVICIO DE LA DICTADURA CASTRISTA.
    CON LOS HIJOS DE PAPA LA DICTADURA SIEMPRE HA SIDO MUY COMPLACIENTE, DE AHI LA APARENTE BRAVURA DEL AUTOR..

    • anticomunista

      Na, va terminal como su papa, que fueron los mismos amigote los que lo mataron, y lo curioso es que no dicen que fue el imperialismo!!!!!!
      Extrano!!!!!!
      Los canallas mueren entre canallas!!!!!

  • el wilie

    Articulos como estos hay que publicarlos para que las nuevas generaciones conozcan lo que significo el engendro de Fidel Castro en nuestra amada Cuba, cuanto daño causo, cuantas vidas frustro o le dio fin. Para que todos los admiradores del regimen cubano y del dictador Fidel Castro, sepan quienes fueron verdaderamente el, su hermano y su camarilla de millonarios generales funcionarios del PCC. No entiendo como existan personas en el mundo que apoyen de corazon a este genocida que ahora tiene hasta pampers para cagar, cuando cualquier anciano de su edad tiene que usar trapitos porque no hay tela antiseptica ni ningun suministro para personas de la tercera edad que desgraciadamente caigan encamados por demencia, fracturas de cadera, etc

  • teatro bufo

    FUI TESTIGO DE ESTO: En 1962, en el Parque “Fe del Valle”, en aquella epoca conocido popularmente como “La Gran Estafa”, parquearon por la calle Galeano un carro con amplificadores y empezaron a tocar musica rock.
    Poco a poco comenzaron a aparecer jovenes.
    Algunos lucian cintos anchos, pantalones ligeramente apretados, melenitas no muy largas, todos con una sonrisa de oreja a oreja y cara de sorpresa. El prototipo del joven demonizado como vitongo, proyankee y diversionista por la naciente revolucion..
    De pronto cerraron las calles de salida del Parque, entraron varios “carros jaulas” y una jauria de gentes vociferando contra el Imperialismo Yankee.
    Los “recogieron” y se los llevaron, no se donde aunque en aquella epoca existian varios lugares de destino para estos casos: los cayos-prisiones y granjas en Alquizar y Santiago de las Vegas.

  • Luisito

    Aqui se puede ver como siempre la mentira y la demagogia barata existe en Cuba hace mas de 50 años..Nuestro grupo tambien nos reuniamos a escuchar a Los Beatles escondidos del CDR..Era diversionismo ideologico !! Llegó el dueño de Cuba ( Fidel ) y con una palabra magica convenció como siempre a todo el mundo ( quien se atreve a desafiarlo ? )..Palabra y discurso santo.. Vivan Lennon y Los Beatles !!

  • El Mena

    Con mil perdones para el articulista, pero esta mal en la fecha, eso no fue jamas en 1990. Yo toque ahi con mi banda Cosa Nostra, y si mal no recuerdo fue en Diciembre de 1993. Solo para aclarar la fecha.

    • Adrian

      Mena ustedes tocaron en el segundo concierto, el primero fue en 1990

      • El Mena

        De veras ?…. si es asi retiro lo dicho.
        Pero la verdad que no recuerdo ese del 90 (cosa rara por lo activo que yo estaba en esos tiempos).
        Recuerdo el del 86/87 en el America que hizo Gens, y el del 95 en el mismo parque donde participe tambien, pero ese del 90 para nada lo recuerdo.
        Pero puede ser que me equivoque, igual, creo que el del 93 fue el que realmente marco un antes y un despues con el tema “Rock” en la isla.

  • El Mena

    Otro dato que omite Dalton, o al menos equivoca, es que quien gestiono y finalmente resolvió que se hiciera en el parque de 17, fue la ONG Felix Varela, dirigida en aquel entonces por Juan Manuel Blanco, organización que poco tiempo después fue cerrada y prohibida por el gobierno. La Felix Varela facilito los recursos para la mayor parte de la logística del evento, so pienso que omitirla no seria justo.

    .

  • El Mena

    Creo que mejor no sigo, el artículo está plagado de montones de errores. Quizás el tiempo ha borrado la mayor parte de los hechos concretos o quizás Dalton tiene una visión desde un prisma más romántico. Pero afirmar que la electricidad se saco de los postes de luz del parque o de las casas de los vecinos, es cuando menos no tener idea de cómo funciona un sistema de audio y además. Además, de pretender que las autoridades del gobierno no estarían esperando el mas mínimo error en los procedimientos para suspender el evento, y tomar la electricidad ilegalmente desde un poste de luz o desde casa de un vecino (en pleno periodo especial) es más que razón suficiente para dar al traste con el evento.
    La verdad que se conto con todo el equipamiento necesario, el mismo Silvio Rodríguez
    alquilo su audio para el evento (alquiler que se pago en dólares por la Feliz Varela, en un tiempo que supuestamente estaba prohibido), la electricidad la suministro una planta que también fue rentada por la ONG, en verdad todo el evento se financio a través de la Félix Varela.
    Los policías no cantaron, al menos no los que estaban alrededor de la tarima, vigilando el comportamiento de los músicos y el movimiento de las cámaras. No podían hacerlo, la mayoría ni eran de la Habana y poco o nada conocían de lo que ahí se estaba hablando. Además de que la unidad de policía que se encontraba desplegada en el lugar, eran los mismos que atendía eventos como estos, los mismo que repartieron palos en 23 y 12 cuando el concierto de Carlos Varela, los que lanzaron los perros en la casa de cultura de Playa (70 y 5ta) o los de las golpizas del anfiteatro de la Habana Vieja. So, ya tenían por naturaleza bastante mala voluntad para esos “peluos” de la capital. Los que habiamos probado los calabozos de Zapata y C o L y malecon los conociamos muy bien.
    Perdone usted si desvirtúo su artículo, pero creo que cuando menos habría que esperar
    que fuera mas exacto en fechas y hechos.

  • Adrian

    Jaja, recuerdo ese concierto con mucho cariño, tenîa solo 16 años, en la foto de arriba aparesco en primera plana, si alguien recuerda yo era el q tenía el poster de John Lennon.Q era una pintura q un amigo pintor me hizo para la ocasión.
    Y salí en el video q filmaron la gente de A Cappela cuando tocaron la última canción, Hey Jude, recuerdo q me subí en la tarima y me viré para el publico blandiendo mi poster q al final me rompieron, todo muy emocionante.
    Tengo algunas fotos de aquel día q un amigo me tiró.

  • Caribeño

    TODAVÍA NO ENTIENDO EL POR QUÉ ESE EXTRAORDINARIO INTERÉS EN ESTE HOMENAJE A LOS BEATLES Y JOHN LENNON EN UN PARQUE DE LA HABANA, A QUIENES ADMIRO ARTISTICAMENTE, CUANDO NO SE LE HA DEDICADO IGUAL HOMENAJE A LECUONA, ZENAIDA MANFUGÁS, BENNY MORÉ, BOLA DE NIEVE O RITA MONTANER, ÍCONOS DE LA CULTURA NACIONAL.

  • marymar

    Nací y viví los primeros 40 años de mi vida a pocas cuadras de ese parque, allí aprendí a montar bicicleta, jugué a los escondidos, al “cogío”, y también di mi primer beso. Recuerdo ese concierto, y el asombro de toda la pandilla porque era la primera vez que veíamos tanta gente reunida sin una arenga, ni una convocatoria política, simplemente para escuchar música y cantar. Creo que nunca hubo tanta gente en ese parque como aquel día.