hit counter

Reflexiones de la Caimana: Un misterio cubano llamado José Martí

Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
CarlosE

Muerte de José Martí en Dos Rios (detalle), 1939, óleo de Carlos Enríquez

Por Ramón Alejandro*

A medida que sin piedad van avanzando los años, no solo cambia cada individuo, sino que de igual manera también las culturas y las naciones se van transformando.

Recuerdo que siendo un adolescente me provocaba mucha risa cierto verso de Pablo Neruda: “Nosotros los de entonces ya no somos los mismos”. Hoy ya no me hace ni la misma -ni ninguna- gracia, porque entiendo mejor esa dura verdad que entonces no podía conocer y que palpita sordamente en el aparentemente inofensivo ritmo musical de sus palabras.

José Martí, por mucho culto apostólico que se le haya rendido, no fue más que un hombre sincero -como él dejó dicho bien explícitamente-, un simple común mortal nacido en humildísima cuna, quien por su natural nobleza espiritual y los vehementes esfuerzos de una demasiado corta y dura existencia, se elevó a la insigne altura de definitivo y supremo inventor de toda una nación.

Nación que en su idealismo romántico condenó no sólo a ser plenamente soberana, sino que hubiera querido que la frágil y mal cimentada soberanía que en tan exiguo territorio fuera posible asumiera -contando en aquel tiempo con solamente un millón de habitantes- la entera responsabilidad del destino político de todo el continente latinoamericano.

Para moldear a su guisa esa nación ideal contaba con la pobre materia de la arcilla elemental de un pueblo invertebrado y deformado moralmente por la miseria material y los oprobios inherentes a las relaciones humanas, propias de una factoría de explotación intensiva como la impuesta por el poder español, inhumanamente esclavizado e intencionalmente pervertido de manera que pudiera aceptar mansamente su ignominioso dominio durante cuatro largos siglos.

Un joven indignado

Ese ambicioso joven indignado ante las condiciones que esos mismos bárbaros individuos -supuestamente cristianos y pertenecientes a los diversos pueblos peninsulares que engendraron al criollo- y atenazado por su deseo de liberar lo más urgentemente posible aquella desdichada isla de semejante régimen, acometió su tarea impregnado por los ideales de la Revolución Francesa, la Norteamericana y de los ejemplos de Lord Byron y de tantas otras glorias románticas que fulguraban en la cultura de esa época. La noción de sacrificio personal se le impuso como el único e ineluctable eje de su desesperada filosofía personal. Se le convirtió en algo deseable. Quiso que su identidad se confundiera para siempre en la mentalidad de ese pueblo que tan poco conoció, y que en su desmedido amor tanto quiso creerlo capaz de llevar a cabo su sobrehumano proyecto.

Tuvo que realizar, en la intimidad de su atormentada alma, la imposible cuadratura del círculo entre su amor indiferenciado por todos y cada uno de los seres humanos que poblaban su isla natal -incluyendo a los peninsulares. Asumió a la vez la tan dolorosa como imperiosa necesidad de recomenzar -después de aquel aún reciente y amargo fracaso que fue de la Guerra de los Diez Años- la atroz contienda de liberación que, a pesar del profundo humanismo de sus convicciones personales, él juzgó “justa y necesaria”. Y a pesar de la prudente desconfianza que le provocaban los intempestivos efluvios de testosterona de los emprendedores cabecillas militares de la rebelión contra España.

Decidió -aún no conocemos con certeza, y quizás nunca jamás sabremos cual es la secreta clave de este misterio- lanzar a su querido pueblo y a su propia frágil humanidad contra las feroces e innumerables tropas de ocupación, en una asimetría de fuerzas que nunca conocieron ni Simón Bolívar ni el General San Martín dentro del ámbito de las descomunales geografías andinas, llaneras y pamperas de sus tierras natales.

Grabado en la memoria

Encaró la hombradía del guerrero dentro de esa pequeña isla desprovista de vías de comunicación, elementales condiciones higiénicas y un sistema de escolaridad enclenque a causa de esa abúlica autosatisfacción e indiferencia por las necesidades del pueblo llano, tan característica de los explotadores aristócratas europeos y la inepcia más absoluta que aquejó a los sucesivos Gobernadores Generales.

Ya sabemos como terminaron sus ilusiones, pero muy curiosamente quedó como por “milagro” ese ideal de absoluta entrega a su pueblo. Muy profundamente grabado dentro de la frívola y versátil memoria, tan propensa a distraerse en nimiedades y diversiones ligeras que parecería ser natural a la mayoría de aquellos que nacimos en “tierras calientes” del Caribe.

“Quien quiere volverse un ángel se convierte en bestia”, como bien observó Pascal.

Ese joven se inmoló por voluntad propia, Aunque hoy en día la noción de sacrificio personal en aras de la Patria nos resulte más que picúa, absurda, parece que cada vez un mayor número de hombres y mujeres que viven en Cuba, y que a pesar de tantos desengaños sufridos por todo un pueblo que ahora cuenta con poco más de 11 millones de individuos, y la erosión de valores cívicos y morales, son capaces de salir a las calles y encarar en sacrificio martiano a la bestial jiña de la hedionda turba de esbirros organizados por el régimen -un régimen supuestamente socialista que se ceba impunemente en sus indefensos cuerpos y dignas personas.

Por eso se me antoja que el más sublime -y quizás el único posible- homenaje a Martí que hoy pueda seguir existiendo es la actitud desafiante de esos valientes cubanos, sean disidentes o simplemente personas honorables, que conservan en sus almas el legado moral que nos dejó aquel sencillo hombre sincero de donde crece la palma.

*Reflexiones de la Caimana es una sección de crónicas y testimonios que publica el pintor cubano Ramón Alejandro en CaféFuerte.

Start learning on Udemy today!
  • teatro bufo

    Una vision estrecha de la historia de Cuba y España. Parece tal como si el pueblo cubano existia antes de la llegada de los españoles y africanos.
    Hay muchas realidades tabu en nuestra historia. El Marti “dios” que nos fabricanos, la guerra “necesaria” entre buenos y malos, la “tea incendiaria”, los patriotas virtuosos y mucho mas seguiran sin ser estudiados criticamente, hacerlo es un suicidio publico.

    • Caribeño

      De acuerdo, todavía no se ha estudiado la Historia de Cuba como merece, es cierto que hay innumerables realidades tabú y mucho indiosamiento de mártires que de todas formas respeto, pero falta aún análisis crítico de ella, de esa nacionalidad que efectivamente NACE, a partir del sincretismo de españoles y africanos, o por qué no decir de africanos y españoles, de todas formas el 60 % del Ejército Linertador estaba conformado por afrodescendientes y ese fracaso de la Guerra de los Diez Años, solo tuvo una voz que se levantó gigante en contra de ella, la de otro afrodescendiente: ANTONIO MACEO. Como se dijera hace muchos años ” no constituye, en rigor, el mero examen de un drama de nuestra historia, sino la historia de nuestro drama” porque esencialmente tiene una categoría social dada porque los protestantes tenían una composición predominantemente negra y campesina pobre, mientras en el Pacto del Zanjón se agrupaba la clase social que desconocia por completo los sacrificios y anhelos de la clase que mas opresión y prejuicios económicos padecía, como dije encarna el drama de nuestra historia, no estudiado ni analizado a profundidad aún.

      • teatro bufo

        El problema es mas complejo que el de una guerra contra un extranjero opresor.
        Al terminar la guerra del 68 muchos jefes cubanos vendieron como esclavos a los que hasta entonces habian peleado a su mando (Roa), la esclavitud se abolio en 1988. En las tropas de la corona y en guerrillas pelearon miles de criollos, algunos se destacaron por su valor en el combate. Muchas poblaciones habian sido fortificadas por sus vecinos y rechazaban todo intento de ocuparlas.
        No cabe duda que se trataba de una guerra civil donde los limites que dividian la poblacion eran imprecisos. Todo esto agravado por la politica de Marti de “tierra arrasada”, consistente en la destruccion de toda la riqueza del pais y una represion brutal contra los campesinos. Hay un pasaje en el diario de Gomez donde duda de lo que esta haciendo al ver desde su montura como arde un hermosao ingenio y su poblacion.

  • margarita

    Cuba no fué
    una isla conquistada, donde una cultura superior venció a la natural del
    país. Cuba no fué México, ni fue Perú, donde se sometieron pueblos a
    culturas foráneas. Cuba fué una isla poblada íntegramente por españoles,
    con un porciento de la población negra y españolizada, destinada a
    servir, que tampoco era netamente cubana. La patria de los cubanos, por
    raza y por cultura, era España. La bandera de los cubanos era la bandera
    española y el rey de España era nuestro rey.

    Promover
    con discursos incendiarios una revolución en contra de España era
    enfrentar a hermanos contra hermanos. Era traicionar a la patria para
    fundar una otra que fuese exclusivamente de los cubanos, como ahora
    pretenden hacer algunos catalanes con Cataluña. Desmembrar a España no
    fué un acto de patriotismo, sino de regionalismo puro. La guerra de
    independencia de Cuba fué una guerra de secesión, como la guerra civil
    norteamericana, cuando un grupo de estados sureños pretendieron
    separarse de la Union. Acto nada admirable en los anales de la Historia
    de ese país. Hubo cubanos separatistas y tambien hubo quienes repudiaron
    la idea, como mismo ocurre hoy con Cataluña, y no se les podría
    considerar anti-cubanos por elegir quedarse dentro de una misma patria,
    grande y sólida, bajo una misma bandera.

    • Aran D’Lita

      !!!Josueee!!! que el Cacique Hatuey no era sudaca sino sueco.

    • Caribeño

      Considero Ud. pasa por alto la formación de nuestra nacionalidad donde ha tenido, tiene y seguramente tendrá, el peso de negros traidos de África, que supieron mantener su identidad, más allá de la esclavitud, el desconocimiento del idioma y de que Cuba, como América representaba, para todos los africanos importados, un desafío desde todo punto de vista al que había que adaptarse, quisieran o no, es error plantear que la población negra fue españolizada, basta mirar la cultura e ideosincracia cubanas, ya lo dijo Fernando Oritz nuestro 3er descubridor…”SIN EL NEGRO CUBA NO SERÍA CUBA”, cuestión confirmada por Lydia Cabrera cuando escibió…..”El
      peso de la influencia africana en la misma población que se tiene por
      blanca, es incalculable, aunque a simple vista no puede apreciarse [...]
      esta influencia, es hoy más evidente que en los días de la colonia
      [...] y no se manifiesta exclusivamente en la coloración de la piel”. Por otra parte ese porciento de población negra que se integró a nuestro país mediante la infame esclavitud, que no era ni es nada despreciable en término de los afrodescendientes cubanos,tuvo una participación determinante en el Ejército Libertador, se calcula que de un 60% y no por ideales de regionalismo, sino sencillamente por justos ideales de ser considerados seres con derecho tener un status social jurídico de igualdad plena en Cuba con el resto de la población cubana, idea por demás justa, por otra parte ellos no pidieron ser arrancados de su país natal a la fuerza y además supieron integrarse a la lucha, desde Aponte hasta Maceo para defender ese derecho …

      • teatro bufo

        Usted olvida que todas las naciones no dieron el mismo trato a sus esclavos.
        Los franceses se caracterizaron por su extrema crueldad y abusos, no solo con sus esclavos antillanos sino tambien en sus colonias asiaticas, lo que les llevo al desastre en Haiti y mas reciente en la Indochina francesa.
        Los ingleses y norteamericanos cortaron por completo las raices africanas de sus esclavos. Nada de sincretismo religioso u otra cosa. El resultado de esa intolerancia usted la puede ver hoy en el afronorteamericano. No hay nada de africa en ellos excepto genes. Ni lenguaje, religion, musica, etc. se mezclo con la cultura de sus orgullosos y superiores amos.
        Portugal y España fueron distintos. Una mayor tolerancia permitio al esclavo conservar y mezclar con la del amo su religion, comida, musica, lenguaje y hasta su sangre. De La Corona llegaban continuamente a las Americas leyes encaminadas a la proteccion del esclavo.
        De ahi las notables diferencias del negro cubano con las del norteamericano y de sus relaciones con las sociedades donde hoy viven.

        • Caribeño

          Totalmente de acuerdo, pero no olvidemos en cuanto al afronorteamericano, su huella indeleble en el JAZZ, EL BLUES, que son apores indiscutibles a la cultura norteamericana, o sea más allá de la opresión supo dar una voz a ese país, así como el negro cubano la dió en la música cubana o el brasileño también en su música, sin hablar de la plástica, es interesante…….

          • teatro bufo

            Pero los negros brasileño y cubano aportaron, en primer lugar, a nuestras musicas con la tumbadora y el bongo (africa). El negro norteamericano con el violin, la guitarra y el saxo (europa).
            Fijese que hasta en los cuadros de la epoca el negro cubano aparece tocando una tumbadora con un diablito bailando a su lado. El afroamericano con ropas europeas, tocando un banjo, al lado de un melon.

          • Caribeño

            Sí, pero los instrumentos fueron sólo el medio de expresión, la esencia africana está en la célula rítmica, en la sincopa, no lo digo yo, sino musicólogos norteamericanos estudiosos de su música. Sino de dónde saldría ese ritmo? No creo que fuera un aporte inglés.

  • solopinto

    ES UNA PENA QUE SEAN TAN POCOS LOS HOMBRES SINCEROS DE DONDE CRECE LA PALMA NADA TENGO VAMOS A VER TENGO LO QUE TENIA QUE TENER

  • beba

    Ante todo mis saludos a compatriotas y buenos deseos
    Me resulta muy interesante todo lo leido , mas aun cuando se trata de esclarecer nuestra Historia de Cuba donde confluyen los aspectos de identidad cultural y como nación , que lamentablemente están tan “extraviados” para muchos cubanos, Una por la pobre información , dado por las inexistentes publicaciones donde se profundice en estos aspectos , teniendose tanta persona competente y talentosa que pudiera incidir positivamente en brindar a traves de publicaciones ya sean Revistas,Prensa, y programas al respecto.
    Tuve una suerte enorme de recibir memorables clases en el Instituto Superior de Arte con personalidades como Don Odilio Urfé. Moreno Fraginals.
    En elllas no sólo desarrollé mi amor por nuestra identidad sino que me hicieron indagar y con ello darme cuenta de cuanto se ha omitido o incluso encasillado conceptos.
    Caribeno lleva mucha razón cuando plantea la conformación del Ejercito Libertador y no es cosa de hacer notar al Negro, sino que simplemente se ha encasillado su rol y no se le ha dado su lugar ,Existen Grupos de Investigación en Cuba que no se les da el espacio necesario pues no existe espacio para lo que no sea establecido por estrechos conceptos . Existe un Documental 1912 Voces para un Silencio (sobre el Partido de Hombres Negros en esa época)de la cineasta Gloria Rolando..que no creo que se haya pasado en nuestro país mas de una ves…. a que responde ello ?
    He participado en muchos eventos cientificos donde se han expuesto trabajos sobre la Música Cubana y he sido testigo en carne propia como se manejan ciertas temáticas para al final promover un tipo de concepto aglomerador… del que no tengo recelo pero se evita profundizar Por que? ES que no se puede a la altura del siglo xxi desarrollar el pensamiento independiente? …Será que se piensa en un concepto racista si un grupo de artistas negros o investigadores simplemente deciden proyectar una linea de investigaciön y de creacón sobre la Cultura Negra … es adsurdo pensar ello.. pero la realidad es esa.. Cuesta incluso con personas muy instruídas tocar el tema ..pues enseguida llega el concepto de aglutinar..Como dijo Caribeno… Ortiz ya en el s xix no sólo reconoció que el negro era esencia en nuestra cultura sino que necesitó investigar sus modales sus gestos sus especificas carasteristicas para conocer incluso pasajes importantes de la expresión del cubano. Hoy en dia no es un tema de “color… ya eso es lo de menos es un tema de la esencia que generó la raza negra en nuestro país ..Insisto porque hay hasta una modo de tocar de interpretar legado por el hacer del negro.Cuando escuchamos la voz e interpretaciön de nuestras cantantes más significativas Elena Burke o Rita montaner … hay una manera de decir… que no es mejor ni peor ..pero es un rasgo de expresión ..al igual que existen maneras de pensar ..que con todo este concepto uniformado se pierden …
    Saludos

  • Pannemunde

    La transformación del criollo en cubano tomó varios siglos. El elemento catalítico fue la lucha; individual al principio [cimarronaje], colectiva después [guerras de independencia]. Lo de considerarse parte de la nación española dejó de tener vigencia en la segunda mitad del siglo XIX, en la primera para el resto de América. La formación nacional adoptó formas diversas según los componentes étnicos del proceso; en Cuba el aporte africano fue mayor que en otras regiones. También mayoritario en la lucha emancipadora, lo que no se reflejó políticamente durante la república, ni tampoco se refleja, por obvias razones, en el Miami actual.

  • anticomunista

    Abajo la censura, que salgan mis comentarios , viva la libertad de expresion cono!!!!!!!!!!!