hit counter

Kenia: ¿Cuál es el precio de la libertad?

Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
westgate

Niños en las afueras del centro comercial Westgate, al lado de una de las víctimas. Foto: Goran Tomasevic, Reuters.

Por Jessica Hasslen*

La libertad siempre ha sido algo caro

Martin Luther King Jr.

Los detectores de metales se han convertido en algo común en Kenia. Es raro entrar a un establecimiento público sin ser tocado por ellos. Entonces, ¿cómo es que nuestra seguridad es tan frágil? ¿Cómo es que los terroristas pueden entrar en un centro comercial en Nairobi y abrir fuego y tomar rehenes? ¿Cómo es que sobreviene entonces un asedio de cuatro días? ¿Cómo es que 61 personas mueren y más de 150 resultan heridas, incluyendo seis miembros de las fuerzas de seguridad?

Resulta que los detectores de metales no son mágicos. Los terroristas son fatalistas y no muy exigentes. Primero dispararon ráfagas y luego comenzaron a preguntarles a los que quedaron en pie, “¿Eres musulmán?” La respuesta, por cierto, no importaba. Algunas personas que respondieron afirmativamente fueron acribilladas de todos modos.

El ataque al centro comercial Westgate no estuvo motivado por la religión. Como cualquier acto de violencia, fue motivado por el poder y, en este caso, también por la venganza. Así que el terrorista podría haber preguntado: “¿Apoya usted las operaciones del Ejército de Kenia en Somalia? ” La pregunta, sin embargo, no habría dado buenos titulares y sí tal vez unas cuantas miradas en blanco, porque en realidad, a menos que se esté involucrado directamente en el tema, no es algo sobre lo que nadie haya pensado mucho.

Razones equivocadas

Estás metido en el día a día con tus hijos y tu trabajo y lo que vas a comer para la cena hasta que, por supuesto, algunos terroristas irrumpen el sábado en un centro comercial y te ponen una pistola en la cabeza.

Los fanáticos matan personas inocentes por las razones equivocadas. Todo es tan sin sentido…

Pero digamos por un momento que todo esto tiene que ver con la religión.

¿Y si hubiera sido usted la víctima y  usted se hubiera convertido en cristiano hace poco?

Mi pastor dijo lo siguiente en su sermón el día después que comenzó el sitio a Westgate: “La fe tiene que costar algo”.

Estoy bastante segura de que no cambió su sermón el sábado por la noche. Así que el impacto de esa afirmación resonó en mí al orar por las víctimas y los rehenes en la iglesia, menos de 24 horas después del comienzo de la tragedia.

¿Habría dicho yo “No, soy cristiana”, de haber sido interpelada por ellos? Creo que lo habría dicho.

Ideas defendidas con la muerte

Los terroristas pueden tener una visión retorcida y equivocada del Islam, pero defienden sus ideas equivocadas con la muerte. ¿Defendería yo lo que creo, incluso ante la muerte? Espero que sí. También espero que mi fe no tenga que soportar la prueba en tales circunstancias.

Lo que me lleva de vuelta al tema de la libertad. Los casos de violencia y ataques con granadas han aumentado desde que Kenia envió tropas a Somalia. ¿Está nuestra libertad, nuestra forma de vida, nuestra seguridad en riesgo?

Supongo que uno podría verlo de esa manera, pero esto es lo que sé, Dios está en control y  proporcionará una salida segura para Kenia, y un día cercano la paz y la prosperidad para nuestro vecino Somalia.

El pueblo de Kenia está luchando contra el mal que invade sus fronteras con las armas del amor y la unidad, que son mucho más fuertes. Numerosas manifestaciones de apoyo, tanto durante como después del sitio a Westgate, han sido verdaderamente inspiradoras. Se donaron más de 11,000 litros de sangre y millones de chelines, y las personas que viven cerca del centro comercial proporcionaron alimentos y agua para las fuerzas de seguridad y el personal de los medios de comunicación, que pasaron largas jornadas de trabajo.

Por definición, para tener libertad y/o fe se debe renunciar a un cierto grado de seguridad.

Sin embargo, la seguridad sin libertad es una prisión y la seguridad sin fe es una mentira.

Que Dios sane y bendiga a mi país de adopción, Kenia.

*Periodista estadounidense, trabaja como misionera cristiana en Kenia. Visitó Cuba entre 1998 y 2000. Este texto fue traducido de su blog Nomadic Chamaleon.

  • Isis Wirth

    No es cierto que a los que preguntaban afirmativamente a la pregunta de si eres musulmán, lo acribillaban de todos modos. Lo siento, pero este artículo no dice la verdad. Les preguntaban el nombre de la madre de Mahoma, y recitar un versículo del Corán, asi como la Shahada. Si no podían, o se equivocaban en la respuesta, los mataban. Cuando entraron al mall, dijeron: “Musulmanes, salgan, están fuera de peligro, hemos venido para rescatarlos”. El propio jefe de Shabaah, twiteó diciendo que habían “vetting” estrictamente a los musulmanes de los no-musulmanes. Un hombre salvó la vida porque al tener un apellido que parecía árabe, pero un nombre cristiano como Jonathan, puso el pulgar sobre el nombre en la tarjeta de identidad que le mostraba al jihadista, y pudo salir del mall. Otro, escondido dentro de unas cajas, veía desde ahí como los jihadistas preguntaban que recitasen la Shahada, y como eran incapaces los mataban. El hombre, un griego, le envió un mensaje de texto a su hermano para que se lo enviase, lo que hizo, se lo pudo aprender rápidamente de memoria, y así salvó la vida. Dice el artículo: “El ataque al centro comercial Westgate no estuvo motivado por la religión. Como cualquier acto de violencia, fue motivado por el poder y, en este caso, también por la venganza.” Primero, lo de “motivado por el poder” es bastante simplista: todos están motivados por el poder, desde las cavernas. No es menos simplista lo de la venganza: del mismo modo puede decirse que Bush hijo atacó a Afganistán por venganza por el ataque a las Torres Gemelas. Y tercero, sí estuvo motivado por la religión. Se trata de islamismo, y de la Jihad, que en estos momentos ha pasado a la táctica de la “Jihad urbana”, como con ese ataque en Nairobi. No hay ninguna razón para suponer que ataques semejantes en centros comerciales no se producirán en Europa, o hasta en los Estados Unidos. ¿Por qué los jihadistas van a refrenarse de ello? Vayámonos aprendiendo el nombre de la madre de Mahoma: Amina wint Whaab.

    • Azucenaaa

      Parece que importunaba porque… buldozearon despues la tumba de la Amina y la convirtieron en un amplio parqueo…
      Y seguro que por eso… a esa droga… que induce una sicosis toxica la nombraron… anfetAMINA…Despues de tomarla…vuelve tierra a la gente…Igualito que si pasara un… bulldozer!…

  • Isis Wirth

    ” “¿Apoya usted las operaciones del Ejército de Kenia en Somalia? ” La pregunta, sin embargo, no habría dado buenos titulares”. Al contrario. Realmente no entiendo como esta persona que vive en Cuba (quise decir, Kenia) puede ser tan manipuladora con su propio país de adopción. A los periódicos y a los medios de prensa no les quedó más remedio (porque existe una cosa que se llama “políticamente correcto”, que impide mucho en los medios de prensa en lo que concierne al islamismo) que hacer titulares con lo que estaban matando a los no-musulmanes, y habían estado esas preguntas para comprobar quién era musulmán, porque los sobrevivientes, entrevistados, lo dijeron.

  • Isis Wirth

    ¿Por qué si trabaja como misionera cristiana en Kenia no mencionó que en la primera mitad de este año 14 iglesias fueron atacadas por los jihadistas en Kenia?”Los casos de violencia y ataques con granadas han aumentado desde que Kenia envió tropas a Somalia” Entonces, le echa la culpa de la “violencia” al gobierno de Kenia. ¿Por qué no nos dice la razón por la cual el gobierno de Kenia tuvo que enviar tropas a Somalia? Y ya que es misionera cristiana en Kenia, Africa, debería saber que en la semana en que tuvo lugar el ataque al mall de Nairobi (fue en un fin de semana), en ese martes la secta islamista Boko Aram (que significa “no a Occidente”) mató a medio centenar de cristianos en Nigeria. Y en ese mismo fin de semana, en Peshawar, Paquistán, un comando talibán metió a dos suicidas con bombas en una iglesia anglicana y mató a 81, asi como hirió a 100. En el caso de la iglesia, no había necesidad de preguntar si eran cristianos, como en el mall de Nairobi En Sudán también están masacrando los jihadistas a los cristianos Y a quién le importa?Y más al norte de Africa, en Egipto, en lo que va de año han atacado más de 100 iglesias, conventos y monasterios, asi como escuelas cristianas, y las propias casas de los cristianos. Han destruido incluso una iglesia, patrimonio de la UNESCO, que databa de 1600 años atrás, probablemente una de las más antiguas del mundo. Han aterrorizado a los obispos, que no pueden salir de sus casas, han violado a las cristianas y secuestrado a los niños cristianos, y los han matado. Y en Siria, un tercio de los cristianos ha tenido que huir al extranjero. Lo último que hicieron fue tomar el pueblo cristiano de Maaloula, donde todavía se habla lengua de Cristo, un arameo occidental. Les dijeron que se convirtieran al Islam, y a los que se negaron, diciendo que eran cristianos, los decapitaron. Y en Iraq…en fin, para qué seguir. Los cristianos están siendo lanzados a los leones de nuevo.