Del diario que a diario: Siete trastadas cubanas en EEUU

Cubanos acusados de cultivar marihuana en el condado de Chester, Pensilvania.

Por Redacción CaféFuerte

Las noticias sobre delitos cometidos por cubanos residentes en Estados Unidos son cada vez más frecuentes e inusitadas, y han poblado ya casi toda la geografía de la nación americana. Estas son algunas de las “trastadas cubanas” protagonizadas en lo que va de año.

UNO

Se llaman Odemnis Prats Leive, de 30 años, y Amaurys Méndez, de 39, y tienen residencia en Miami.  Ambos fueron arrestados a comienzos de agosto en Rogersville, Tennessee, después de haberse apropiado de unos $30,000 dólares en una presunta operación de tarjetas de crédito y débito que duplicaban.

De acuerdo con la información del Departamento de Policía de Rogersville, Prats y Méndez habrían implantado un dispositivo dentro de dos bombas en una gasolinera en la localidad vecina de Kingsport, desde donde  recibían la información de cada persona que pagaba gasolina con tarjetas. Ambas bombas afectadas estuvieron funcionando hasta el 8 de agosto. Hasta el pasado martes, se habían identificado 60 víctimas y las autoridades esperan más.

Actualmente, ambos cubanos están acusados de 50 cargos de fraude con tarjeta de crédito y 50 cargos de simulación delictiva, solo en el condado de Hawkins.

Leive y Méndez fueron detenidos mientras intentaban abandonar el estacionamiento  de una tienda Walmart en Rogersville después de hacer compras ilegales allí. El robo se estima en $16,000 dólares en efectivo, y el resto en las tarjetas de regalo de Walmart y en mercancía.

Usaban además las tarjetas clonadas para hacer pagos en otras tiendas, lo que aumentó la cifra a más de $30,000 dólares.

Leive y Méndez alegaron que no hablan inglés y llegaron a Estados Unidos en fecha reciente.

Se cree que los dos son parte de una banda mayor de cubanos que están realizando esta tipo de estafa a través del sureste de Estados Unidos, y ls autoridades  tienen ya reportadas denuncias con el mismo patrón delictivo en ciudades como Bristols, Johnson City y Greeneville.

DOS

Mientras planeaba un atraco en una casa de Coral Gables donde se guardaba una importante cantidad de cocaína,  el cubano Jorge Montero aparece captado en un video de vigilancia del restaurante Versailles, filmado el pasado 20 de julio, en el momento en que sigue a una pareja hasta su vivienda para robarles a punta de pistola.

Pero Montero, de 49 años, está ahora en problemas mucho más serios que el robo armado a la pareja de Coral Gables. El Buró Federal de Investigaciones (FBI) llevó a cabo un operativo y lo arrestó como parte de una investigación en curso en el condado de Broward que implica armas, drogas y hacerse pasar por policía, con la ayuda de dos cómplices.

El reporte policial indica que detectives encubiertos de la policía de Broward se reunieron con Montero el pasado 13 de julio para discutir detalles sobre un robo a mano armada a una casa donde se guardaba gran cantidad de cocaína. Durante la conversación, uno de los agentes encubiertos dijo que Montero le dijo que él y dos cómplices se harían pasar por policías, con uniformes y walking-talkies para poder apoderarse de la droga.

En el reporte Montero aparece declarándole a los detectives que “así es como me gano la vida”.

Cuando Montero y sus cómplices dijeron que ya estaban “listos para cometer el robo” fueron arrestados.

TRES

Maritza Máxima Soler Nodarse cuando era extradictada desde Colombia a EEUU.

Maritza Máxima Soler Nodarse, una cubana que adquirió nacionalidad venezolana, fue sentenciada a 16 meses de prisión tras asumir su culpabilidad bajo un cargo de conspiración para defraudar a Estados Unidos. La sentencia fue dictada el pasado 21 de julio.

Según la declaración de culpabilidad, Soler Nodarse conspiró en una red de estafadores cubanos, radicados en Venezuela, para presentar alrededor 935 declaraciones de impuestos falsas usando identidades pertenecientes a cientos de empleados del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh (UPMC) en 2014.  Las identidades fueron robadas de la base de datos de UPMC, una de las principales instituciones hospitalarias del país.

Nodarse conspiró con Yoandy Pérez Llanes, de 33 años, también cubano residente en Venezuela, y otros sospechosos no identificados.

La fiscalía federal calculó que entre Nodarse, Llanes y sus asociados presentaron declaraciones de impuestos utilizando los W-2 robados y obtuvieron cerca de $1,4 millones de dólares en reembolsos ilegales del  Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Luego utilizaron el dinero para comprar créditos de Amazon.com, un servicio de monetización ofrecido a través de Turbo Tax, con el fin de adquirir productos electrónicos, los cuales enviaban a través de compañías de paquetería en Miami con destino a Venezuela. Allí, los demás miembros de la red vendían la mercancía por internet.

Nodarse fue detenida en Colombia en marzo del 2015 y luego extraditada a Estados Unidos para enfrentar cargos criminales, que incluían también lavado de dinero. Llanes fue extraditado a Pittsburgh en 2016 en un movimiento considerado como una victoria del Departamento de Justicia por traer a los ciberdelincuentes internacionales a enfrentar la justicia ante los tribunales estadounidenses. Será condenado en agosto.

Nodarse accedió a ser inmediatamente deportada de regreso a Venezuela.

CUATRO

Tres cubanos fueron arrestados y acusados de cultivar marihuana en el condado de Chester, Pensilvania:  William Delgado, de 46 años; Yordanky Hevia Martínez, de 34; y Berto Quiñones, de 41.

“Los acusados tienen vínculos con Cuba y Florida, y claramente forman parte de una red criminal organizada, dijeron las autoridades estatales.

Los agentes del orden se presentaron el 24 de marzo con una orden de allanamiento en la casa de Quiñones, en el número 900 de Malvern Drive, y hallaron 100 plantas de marihuana en el interior de la vivienda. Además, encontraron elementos para cultivar y cosechar marihuana, incluyendo iluminación, abono y ventiladores.

Los tres fueron enviados a la prisión del Condado de Chester.

CINCO

El cubano Carlos Aguilar, de 51 años, trató de protagonizar una fuga fantástica a través de un bosque en el sur de Florida, tratando de sacudirse la carga que traía en su camioneta.

La policía lo arrestó en marzo cuando conducía el vehículo con más de un millón de dólares en marihuana en su interior, cerca de Fort Myers.

Los oficiales de la Oficina del Sheriff del Condado de Lee estaban tratando de detener a la furgoneta en la I-75 en North Fort Myers por un tinte ilegal de ventana cuando se dio a la fuga. Aguilar se detuvo más tarde en una zona boscosa antes de huir del vehículo.

En el interior de la camioneta, los agentes policiales encontraron 11 bolsas de marihuana recién cosechada, con un peso de 355 libras. Aguilar fue arrestado luego en el bosque y está acusado de múltiples cargos, entre los que figuran narcotráfico y resistencia al arresto.

SEIS

Reidys Hernández y Yoar Ruiz se dedicaban a acaparar gasolina, Son otros dos cubanos acusados por uso indebido y falsificación de tarjetas de crédito, intento de fraude y conspiración.

Ambos acusados al parecer cometieron sus delitos en una gasolinera Exxon, localizada en la 8314 del noroeste y la 103 calle, en Miami.

Según el informe policial, en marzo un operativo de vigilancia logró captar el momento en que un van color blanco, pilotado por los acusados, arribó a la estación de gasolina y luego de corroborar con la operadora la cantidad y calidad de combustible en servicio, cargó 40,667 galones valorados en $100 mil dólares.

Al ser detenidos, se les descubrió además que en la parte delantera de la furgoneta existía un dispositivo oculto, presuntamente destinado a transportar grandes cantidades de combustible.

Además, se les ocuparon otros tres contenedores más pequeños de 50 galones, y aditamentos como mangueras, interruptores usados y varias pilas para el traspaso de combustible.

En la camioneta también fueron recuperadas 37 tarjetas de crédito de regalo con las que supuestamente cometían los robos.

SIETE

Breisys Matinez, Yesenia Rodriquez-Lopez, Braya Hernandez-Hernandez y Julio Cesar Marquez Franco, residentes de Hialeah.

Cuatro cubanos están identificados como sospechosos de una estafa y de fraude con tarjetas de crédito en el condado de Louisa, Virginia.

Los cuatro -dos mujeres y dos hombres- fueron arrestados y se nombran Breisys Martínez, de 23 años; Yesenia Rodríguez López, de 21; Braya Hernández, de 32; y Julio Márquez Franco, de 29.

Los acusados enfrentan más de una docena de cargos cada uno, aunque las autoridades creen que todavía puede haber más víctimas.

Los cuatro son acusados de siete cargos por cometer fraude con tarjetas de crédito para obtener dinero o bienes, seis cargos por poseer el número de tarjeta de crédito de otro sin su consentimiento y un cargo por cometer falsificación de tarjetas de crédito.

Las autoridades creen que la clonación de tarjetas ocurrió del 14 al 18 de diciembre de 2016. Durante un período de cuatro días fueron capaces de obtener las identidades de decenas de personas, falsificarlas y estafar aproximadamente $18,000 dólares.

Los cuatro cubanos llegaron en recientes olas de inmigrantes y residen en Hialeah. Tras la presunta estafa huyeron a Cuba, pero fueron capturados a su retorno a Estados Unidos, con la cooperación de la Policía de Miami Dade.

Si son hallados culpables podrían enfrentar, cada uno, hasta 20 años de cárcel.

MG Revista de Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *