Documento: Pintor Bejarano atribuyó al alcohol su conducta lasciva con menor

Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Agustín Bejarano durante una audiencia en un tribunal de Miami.

Agustín Bejarano durante una audiencia en un tribunal de Miami.

Por Redacción CaféFuerte

El pintor cubano Agustín Bejarano, quien se declaró culpable por intento de abuso sexual contra un menor de cinco años, declaró que había actuado en estado de embriaguez y dijo que estaría dispuesto a pagarle una retribución a la familia para subsanar el insulto.

“Sí tomé cantidad y estoy muy abochornado realmente. Y si tengo que disculparme con la familia, me disculpo”, confesó Bejarano en su declaración inicial tras ser detenido por la Policía de Hialeah, en marzo del 2011. “Yo soy capaz hasta de pagarles el insulto este, porque esto es un insulto realmente”.

La grabación del interrogatorio policial, de 12:57 minutos, fue difundida este miércoles por AmericaTeve-Canal 41 de Miami y colgada en Youtube, luego de concluir el proceso legal con un acuerdo de culpabilidad.

Bejarano, de 47 años, se declaró culpable de pedofilia en un tribunal de Miami, el pasado 30 de octubre, a cambio de disminuir su sentencia y conseguir su deportación hacia Cuba a mediados del 2014.

El pintor tendrá que cumplir al menos el 85 por ciento de una sentencia de 42 meses de cárcel, más 10 años de probatoria adicionales. Además, será declarado depredador sexual y colocado en las listas informativas del condado Miami-Dade sobre este delito.

El acuerdo entre la fiscalía y el laureado pintor se produjo luego de un dilatado proceso que incluyó varias mociones de la defensa, negociaciones con la fiscalía y la familia del menor, y seis prórrogas de la fecha del juicio.

Grabación comprometedora

La acusación se sustentó en un incidente ocurrido en una reunión familiar en Hialeah, el 20 de marzo del 2011, durante una visita que realizaba el pintor para participar en la feria Arte Américas en Miami Beach. Los padres de la víctima acudieron a la policía luego de que el niño confesó que Bejarano le había mostrado el pene y lo había tocado lascivamente cuando estaban solos en una habitación de la vivienda familiar.

Aunque durante la preparación del caso se hizo referencia a la confesión incial de Bejarano aceptando su falta, el pintor cambió luego la declaración que realizara a los investigadores policiales tras su arresto, el 28 de marzo del 2011.

En la grabación, el artista admite haber manoseado al niño y dice no recordar otras cosas que sucedieron el día de la reunión familiar, atribuyéndoselo a que había bebido demasiado alchohol en la fiesta.

“Yo lo que pienso es que bajo los efectos del alcohol sentí una cierta sensibilidad que no es normal y que lo toqué y lo besé y que pude haberme excitado pero nunca con la necesidad que tiene un ser humano de hacer el sexo con nadie”, dice el detenido a dos investigadores de la Policía de Hialeah.

Tambien dice sentirse abochornado por su comportamiento, pues asegura tener “una ética increíble”.

El caso suscitó manifestaciones de respaldo de familiares, amigos y seguidores de su obra, quienes consideraron que se trataba de una maniobra de la familia del menor para obtener dinero, y que Bejarano declaró su error bajo coacción.

En la grabación, Bejarano conversa serenamente con los interrogadores, y pormenoriza en el suceso y en aspectos de su conducta personal.

A continuación CaféFuerte reproduce la transcripción íntegra de las declaraciones de Bejarano.

DECLARACION DE AGUSTIN BEJARANO A LA POLICIA DE HIALEAH

Hoy es el día 28 de marzo del 2011, ahora son las 10:38 de la noche. Yo soy el detective Frank Peñate, presente está el detective Félix Mendigutía, Estamos aquí sobre el número de caso de la Policía de Hialeah 2011-9715, estamos localizado en el 5555 East 8 Avenida, en la ciudad de Hialeah, estación principal. Presente conmigo está el señor Agustín Bejarano.

INVESTIGADOR: Agustín, ¿cuál es su fecha de nacimiento, por favor?

AGUSTIN BEJARANO: 12 de diciembre de 1964.

I: ¿Y en dónde nació?

B: En Camagüey.

I: OK. ¿Y usted dónde vive?

B: En Calle 23 número 4409, entre 44 y 46.

I: ¿Cuál ciudad es esa?

B: La Habana.

I: ¿Usted reconoce este formulario de derecho al amparo de [la ley] Miranda?

B: Sí.

I: ¿Usted reconoce su firma aquí abajo?

B: Sí.

I: Ok. ¿Usted ha leído esto?

B: Sí.

I: ¿Usted está dispuesto a hablar conmigo en este momento?

B: Sí.

I: ¿Yo le he hecho alguna amenaza o le he tratado mal?

B: No.

I: ¿Le he hecho alguna promesa?

B: No.

I: OK. ¿Qué día usted llegó aquí [a EEUU}?

B: El 17 de marzo.

I: ¿Usted está aquí para participar en alguna feria de arte?

B: En la feria de arte contemporáneo Arte América.

I: Y mientras que ha estado aquí, ¿ha visitado alguna casa?

B: Sí, la casa de familiares míos.

I: Está bien. ¿Te recuerdas haber visitado alguna casa el domingo pasado para una fiesta de una señora mayor?

B: Sí, la abuela de mi esposa, bueno, la hermana de la abuela de mi esposa, que cumple 80 años.

I: ¿Cómo se llama ella?

B: Eloína.

I: ¿Qué tiempo estuviste ahí en esa casa?

B: Deben haber sido alrededor de seis o siete horas quizás.

I: Mientras estabas ahí, ¿pintaste algo?

B: Sí, hice dibujos a familiares. Yo soy dibujante y pintor.

I: ¿Se recuerda que había algún niño pequeño allí?

B: Sí.

I: ¿Te recuerdas los nombres de ellos?

B: Me recuerdo uno en especial, uno chiquito él, y había varios.

I: ¿El que te estaba persiguiendo por toda la casa? ¿Le pintaste una caricatura al nino, no?

B: Sí, Alex. Le decían así, Alex, no se si puede ser Alexander, no sé.

I: Durante la fiesta, ¿tomaste algunos tragos?

B: Sí, tomé varios tragos.

I: ¿Y hubo algún momento de la fiesta en que usted y el niño estuvieron solos en el cuarto de él?

B: Estuvimos en el cuarto porque estábamos buscando los lápices de dibujo de él, lápices de colores.

I: ¿Esto fue ya al final del día entero?

B: sí, fue en la última etapa porque le estaban haciendo el cake a la abuelita, le estaban celebrando el cumpleaños, y entonces [dije] bueno, vamos a pintar con colores, todo el tiempo ha sido en blanco y negro…

I: Y cuando entraste al cuarto con el niño, ¿qué fue lo que pasó?

B: Bueno, que fui al baño primero. Bueno, fuimos al cuarto y en el cuarto no aparecían los colores, no estaban completos, [los lápices] no tenían punta, y entonces en ese momento yo sentí deseos de orinar y fui al baño. Y entonces el niño me persiguió y le dije, bueno, sal, y no salía. Entonces, bueno yo tenia deseos de orinar, ya veía el deseo, y oriné. Entonces, nada, después parece que me viré y el niño vio el pene mío, no sé, digo yo pensando. Porque yo estaba bastante… no tenía forma de decirle que saliera, yo estaba en el baño allí. Incluso en un momento él trató de cerrar la puerta y yo la abrí, y entonces él me dijo, vamos a ver el otro cuarto, o sea, había otro cuarto que el baño era intercalado, el del niño creo que era, me parece, había otro cuarto más, entonces fuimos al otro cuarto después.

I: ¿Y en el otro cuarto, ¿qué fue lo que pasó en el otro cuarto?

B: Te digo, no recuerdo bien.

I: ¿Tu estabas tomado, tenías unos cuantos tragos?

B: Exactamente.

I: Explícame bien lo que pasó en el cuarto.

B: Mira, yo sé que me pude agachar, le dije, mira, no aparecen los lápices, vamos para allá afuera, y parece que en ese momento le toque, le dije, chico, vamos para allá afuera, y quizás le besé la mano, le.. cariñosamente vaya. Piensa si también yo estaba un poco alterado…

I: ¿Usted se recuerda haberle mostrado el pene al niño?

B: Es posible, que como estaba como exitado, tal vez me excité. Pero no es nada… yo estoy superapenado porque esto en definitiva…

I: ¿Está abochornado por lo que pasó?

B: Abochornadísmo con esto, porque esto no es un cuadro normal de mi comportamiento, de mi individualidad.

I: ¿Qué fue lo que pasó? ¿Cómo explica usted lo que pasó?

B: Yo lo que pienso es que bajo los efectos del alcohol sentí una cierta sensibilidad que no es normal y que lo toqué y lo besé y que pude haberme excitado pero nunca con la necesidad que tiene un ser humano de hacer el sexo con nadie.

I: Claro.

B: Y sí, es posible que yo recuerde que me haya bajado la portañuela, pero nunca me quité el pantalón ni nada.

I: Pero la portañuela la bajaste…

B: Sí, la portanuela sí.

I: ¿Y el pene, cuando lo mostraste, ¿el niño te tocó el pene?

B: No, no.

I: ¿Solamente se lo mostraste?

B: Que yo recuerde, doy mi palabra sobre eso que no hubo ningún tipo de ensañamiento con el niño, que yo recuerde. Incluso yo estaba muy apenado porque yo había hecho eso y enseguida me levanté y traté de salir.

I: ¿Qué hiciste, que fue lo que hiciste que te sentiste apenado? ¿Qué fue?

B: La acción esa misma de lo que yo estaba haciendo.

I: ¿Cuál acción es esa? Explícame.

B: De tocarlo, de decirle que no y que me bajé eso, como que sentí necesidad…

I: ¿Te bajaste qué?

B: El zíper del pantalón.

I: ¿Pero el pene no lo sacaste?

B: El pene no lo saqué, nunca lo llegué a sacar. Traté de hacerlo, pero cuando fui a hacerlo estaba muy apenado yo.

I: OK.

B: No sé, es que yo no recuerdo, le voy a decir la verdad, no recuerdo esa escena (PAUSA) Igual lo hice pero no sé cómo explicárselo, porque una persona como yo, que tiene una ética increíble…

I: Pero si te sientes tan apenado…

B: No, porque estoy aquí…

I: Porque si te bajaste el zíper…

B: Pero es que yo estoy confundido.

OTRO INVESTIGADOR: Tú nos dijiste que le enseñaste el pene y que tenías una erección. ¿No me dijiste eso?

B: Sí, yo estaba… evidentemente estaba erguido. Estaba erguido. O sea…

OI: ¿En erección?

B: Erección.

OI: ¿Parado?

B: Sí. Exactamente.

OI: Entonces, cuando pasó eso, él lo vio, por supuesto.

B: Sí, debe haberlo visto. Igual me lo saqué también, casi que me lo entré.

OI: Cuando eso pasó, ¿a qué distancia estaba él del pene tuyo? ¿Cerquita así o echado para atrás?

B: Posiblemente está [estuviera] cerca.

OI: Entonces la mano de él, no te lo tocó, no me dijiste que…

B: No… Bueno, no sé, es que no sé el detalle ese exactamente. No recuerdo realmente, vaya.

OI: Está bien.

B: Fue un proceso muy rápido y de bochorno.

OI: Cuando dice que lo tocaste y le pasaste…

B: No, yo le pasé la mano a él, recuerdo un poco que le dije, vamos para allá afuera.

OI: Cuando le estabas pasando la mano, ¿por dónde le estabas pasando la mano?

B: Por la cabeza.

OI: ¿En ese momento tenías el pene en la mano, cuando le estabas pasando la mano por la cabeza?

B: No.

OI: ¿Seguro?

B: No, es que no recuerdo ese detalle. Lo hice de forma paternal también.

I: Cuando le diste el beso, ¿cuántos besos le diste a él, cuántos besos fueron?

B: Fue como uno.

I: OK.

B: Pero no fue en la boca. No recuerdo que haya sido en la boca.

I: ¿Qué se recuerda? ¿Dónde fue?

B: En la cara. Le di un beso en la cara.

I: ¿Quizás cerca de los labios?

B: Quizás cerca de los labios, pero no fue en la boca.

I: Ok. ¿Cómo usted se siente con lo que ha pasado?

B: Abochornado totalmente.

I: ¿Esto es algo que está fuera de tu carácter o es algo…?

B: Es fuera de mi carácter, totalmente.

I: ¿Usted siente alguna atracción por los niños?

B: De ninguna forma.

I: Ok.

B: Mucho cariño tengo con los niños. Incluso la obra mía es una obra… no tiene nada que ver con eso. Es muy humana.

I: ¿Usted tiene otro problema con la ley sobre esto?

B: Yo no he tenido ningún problema con la ley.

I: ¿Quisieras disculparte con la familia [del niño]?

B: Yo me disculpo desde ahora mismo, estoy abochornadísimo con lo que pasó. Yo estoy… Incluso cuando pasó eso, al otro día que me levanté yo me acordaba de algunas cosas de lo que pasó y me decía pero qué cosa es esto.

I: ¿ [De] Que te recordaste?

B: De eso, del cuarto del niño, que estuve en el baño, que le dije que saliera y después nos metimos en el cuarto, buscando los lápices… el pretexto de todo era buscando los lápices de colores.

I: ¿Pero que fue lo que recordaste al próximo día?

B: Esas cosas que describí ahora. Eso de bajarme el pantalón, de quizás cierta inclinación erótica…

I: ¿Y qué fue lo que te excitó? ¿Qué tú crees que fue lo que te excitó?

B: Quizás la ternura del niño, como me… los lápices, estar conmigo. Quizás, no sé, digo yo, porque yo soy, yo no tengo… eso es sicología pura, me imagino. Pero quizás haya sido esa ternura de él también hacia mí, ese apego. Incluso dibujando me acuerdo que le dije tienes la cara, el físico bonito, tienes el pelo negro, es muy fácil dibujarlo, no, porque hay gente que son muy difícil dibujarla, como yo que tengo el pelo carmelita así, medio claro, y es muy difícil dibujarlo, porque no tiene definición. Así como tú, por ejemplo, que se te definen bien los ojos, las cejas. Vaya cosas… Y sí tomé cantidad. Y estoy muy abochornado realmente. Y si tengo que disculparme con la familia, me disculpo.

I: Está bien.

OI: Agustín, cuando tú dices que sentiste, dijiste un… ahorita dijiste, cómo es la palabra…

B: Erótico.

OI: No, como es la palabra, como cuando uno se siente débil, ¿cómo tú usaste esa palabra? Que algunas veces se pone débil.

B: ¿Qué se pone débil?

OI: I don’t know, tú dijiste, tu sí lo dijste, yo estoy tratando de recordar porque lo dijiste, que uno a veces… El contexto no lo recuerdo, pero dijiste algo de débil y me quedé con la duda de qué estabas hablando él y te quería preguntar sobre eso…

B: Sí, mira, yo soy una persona que le gusta hacer análisis sobre las cosas, soy pintor y evidentemente me viene, sobre mi obra, sobre por qué hago una cosa y no la otra, y cuando te dije eso debí de referirme seguramente a que no era el comportamiento normal de un ser humano, o sea, son los vericuetos estos extraños de la personalidad.

I: Está bien. Bueno, Agustín, si se te doy una oportunidad de disculparte con la familia, ¿lo haces?

B: Yo estoy en toda disposición de disculparme y de ver los padres, de disculparme con ellos porque se portaron conmigo como nunca, son gente excelente. El personalmente, el papá, Alex creo que se llama también. Estuvimos todo el tiempo haciendo el barbecue, el jamón, el chorizo, y todo fluía perfectamente.

I: Entonces, ¿la amistad con la familia es excelente en estos momentos?

B: Sí, yo incluso estoy casi seguro que si nos vemos de nuevo, a no ser ese detalle, yo soy capaz hasta de pagarles el insulto este, porque esto es un insulto realmente.

I: Está bien. Ahora son las 10:50 de la noche y termina la entrevista con el señor Agustín Bejarano. Gracias.

Transcripción: CaféFuerte

Audio de la grabación del interrogatorio:

Notas relacionadas:

Pintor Agustín Bejarano se declara culpable

Pintor Bejarano podría llegar a acuerdo con la fiscalía

Madre de niño implicado en caso Bejarano niega que quiera dinero

Conocido pintor de Cuba arrestado bajo acusaciones de pedofilia

Start learning on Udemy today!