Después del deshielo: ¿Censura procastrista en Miami?

ElB-display

Bian Rodríguez Galá, El B, envuelto en una polémica por la cancelación de un concierto en Miami Beach.

Por Daniel Benítez

Lo impensable hace tan solo unos años acaba de suceder en Miami. Un músico cubano está alegando que fue censurado en Miami no cantar temas en favor al régimen de La Habana, sino por ser un abierto crítico del comunismo y contar la realidad que se vive en la Isla.

El rapero Bian Rodríguez Galá, más conocido como El B y quien alcanzara fama por ser integrante del duo Los Aldeanos, tenía previsto este viernes 16 un concierto en el club nocturno Icon, en Miami Beach. Todo iba según lo previsto, cuenta el artista, hasta que 72 horas antes uno de los dueños del centro nocturno se comunicó con el equipo de promotores del artista para decirle que la presentación estaba cancelada, porque las líricas de El B atacaban al régimen.

El B, quien desde hace poco más de dos años está radicado en Miami, pensaba presentar en Icon su más reciente producción discográfica titulada Luz -lanzada a finales de junio- en la que uno de sus temas (“El Emigrante”) es una ácida crítica a los Castro.

Al ser informado de esta presunta censura, el músico explotó en las redes sociales y durante una transmisión en vivo en Facebook explicó que el presunto censor llamó desde Europa para notificar que la lírica disidente de El B no tenía cabida en el club, ubicado en el 1235 de Washington Avenue.

Fuego a la controversia

“Aunque me ofrezcan más dinero no dejaré de cantar lo que he vivido, cuento la realidad que me tocó. Si ellos deciden abrirme la puerta del club yo voy y canto, lo importante es ofrecer mi mensaje”, declaró el artista.

En este punto comenzó un intercambio que no resultó totalmente esclarecedor de lo sucedido y ha venido a echar más fuego a la controversia entre ambas partes.

Tras la denuncia de El B, el club envió un mensaje desmintiendo que hubiera censurado al cantante, y señaló que se vio obligado a cancelar el espectáculo y no ejecutar el contrato por falta de interés en su mercado.

“Nos gustaría dar la bienvenida a El B el viernes por la noche para que ofrezca a sus fans una presentación con entrada gratuita”, dijo el mensaje de Icon.

El B se sintió motivado a ripostar con otro video en Facebook, a 24 horas del concierto que finalmente no dio.

“Aquí en esta ciudad he dado conciertos gratis en La Madriguera,  en el Festival Calle Ocho ante miles de personas, di un concierto en Latin Grammy Street Party ante miles de personas, me he presentado con otros colegas de Miami en el Festival Grass Roots, he cantado en diferentes clubes como invitado, y no me he ido nunca con un dólar en el bolsillo”, manifestó el B en su nuevo mensaje.

¿Cantar gratis en Miami?

Y lanzó varias preguntas: “¿De veras creen que esto se trata de dinero? ¿De veras creen que me están poniendo a mí en una situación difícil invitándome a hacer un concierto gratis? Esto lo único que está dejando ver es que no saben, no tienen idea de a quién le están cancelando el show, no tienen idea”.

Dijo además que solo cantaría gratis si el club Icon decía la verdad y reconocía que el motivo de la cancelación fue el mensaje de sus temas.

En una ciudad donde constantemente ofrecen conciertos músicos provenientes de la isla, muchos de quienes hoy cantan aquí y mañana ante la cúpula que gobierna Cuba, o simplemente en momentos en que ya es difícil discernir si vimos al artista promoviendo su próximo concierto o gira en el programa Al Mediodía de Cubavisión o en algún espacio de la televisión de Miami, la suspensión de espectácuilo de El B deja un sabor bastante amargo. Más allá del incidente entre El B y el club, la situación deja una nube de intrigas y muchas más preocupaciones ante ciertas conductas que vienen aflorando en la vida pública de Miami de un buen tiempo a esta parte.

“No estoy molesto, solo preocupado por el precedente que esto puede crear. Estoy acostumbrado a la censura, pero que suceda aquí es surrealista. Me preocupa que ahora cualquier empresario cierre las puertas y no contrate a artistas cubanos porque estos son críticos del sistema. O que otros negocios no decidan dar trabajo a quienes vienen huyendo del comunismo y son perseguidos”, declaró el rapero.

Cantatas por Fidel

Según el propio músico ya varios sitios quieren acoger su presentación, la cual inicialmente podría realizarse el venidero 12 de agosto, fecha en que decenas de artistas, entre ellos algunos de los que efectúan presentaciones en escenarios de Miami, se apresuran a cantarle a Fidel Castro en vísperas de su 90 cumpleaños. Sería bueno seguir las cantatas que se anuncian en cada pueblo cubano el 13 de agosto para saber quiénes son los involucrados en la inefable celebración.

Con una amplia carrera en el mundo de la música underground, Rodríguez se dio a conocer como parte de Los Aldeanos, cuyas letras contestarias y disidentes pasaron de mano en mano entre los jóvenes de la Isla a través de discos grabados y “quemados” de manera artesanal al estar prohibido en los medios oficiales y no contar con el respaldo de ninguna disquete, también bajo el control gubernamental.

El B, quien públicamente no ha anunciado su ruptura con El A, el otro integrante de Los Aldeanos y quien continúa radicado en Cuba, ha desarrollado una carrera en solitario que busca con el disco Luz un nuevo posicionamiento entre los raperos hispanos radicado en el sur de la Florida.

El mismo día que se anunció la cancelación del concierto de El B, se conoció que a finales de junio en The Place, un sitio donde habitualmente se presentan músicos cubanos, estarán actuando El A y Silvito El Libre, hijo disidente de Silvio Rodríguez.

Entre Buena Fe y Los Van Van

Toda esta polémica sucede tan solo pocas semanas después que el grupo Buena Fe actuara en Miami en un concierto a donde asistieron poco más de tres mil personas. Al unísono en otro teatro, casualmente en Miami Beach, tocaban los Van Van. Dos agrupaciones que en sus primeras presentaciones recibieran el repudio del exilio por sus conexiones con el oficialismo cultural cubano. Los de Buena Fe incluso llamaron a las Damas de Blanco “puñeteras”, los de Van Van no pierden oportunidad para reafirmar su lealtad al sistema. Si años precedentes hubo manifestaciones y críticas de miles de manifestantes, ahora ni siquiera las protestas de exiliados consiguen reunir a 60 personas.

En los últimos tres o cuatro años y particularmente después del 17-D, el ambiente de militancia anticastrista de Miami vive una etapa de clara laxitud. No está mal dejar atrás los exabruptos y las exaltaciones que en muchas ocasiones daban una imagen torcida de la comunidad exiliada de Miami, algo que la propaganda de La Habana recibe como una verdadero regalo para sus fines de satanización..

Pero lo impensable sería que la mesura se trastrocara en una censura de signo procastrista en Miami. Espero que no tengamos que pasar también por esta pesadilla bajo el disfraz de “reconciliarnos entre cubanos”.

MG Revista de Marketing

0 thoughts on “Después del deshielo: ¿Censura procastrista en Miami?”

  1. Esto no es por criticar los castros,es por que su música es una mierda.El club no vendió nada

  2. Es dificil aseptar!pero la realidad es que en la playa y los lugares de diverciones norturnas no estan para esta musica ni politica!son jovenes y turistas con otros ideales!

  3. El problema es que la verdad que la letra de esta gente es tan vulgar que las personas decentes dificilmente asistirian a un clun nocturno para escucharles. Eso y que como dice Idalia, ya la gente no esta para eso.

  4. Se puede cantar y criticar fuertemente al régimen,pero que tengas que ser vulgar sin otros cinco pesos,eso no cabe,ni aqui,ni allá.

  5. No puede existir democracia sin separación de poderes, los comunistas jamás aceptarán eso, es más no pueden aceptarlo. La cultura, los medios, el poder financiero, el poder judicial, legislativo y por supuesto, el ejecutivo y los cuerpos represivos están controlados por un poder con una ideología de masas, muy profesional. Todos los centros de inteligencia de la nación cubana, las Universidades, los centros de investigación, las instituciones y todo el sistema de enseñanza está controlado y regido por ese monstruo. No se engañen con las aparentes migajas de democracia que aparenta la nomenclatura cubana, la democracia no funciona así y el poder absoluto por más de 50 años tiene corrupto al sistema hasta los tuétanos, no soy martiano, José Martí fue un hombre, que como genio, estuvo lleno de contradicciones, pero sus pensamientos en materia de libertad, como en muchas otras áreas no pocas veces fue genial:
    “Todo poder amplia y prolongadamente ejercido, degenera en casta. Con la casta, vienen los intereses, las altas posiciones, los miedos de perderlas, las intrigas para sostenerlas. Las castas se entrebuscan, y se hombrean unas a otras”.
    La URSS demoró 70 años y el Bloque Socialista unos 41, la política de dejarles revolcarse en su propia miseria funcionó lenta, pero inexorable, darle la mano al gobierno comunista chino fue un error y darsela a Cuba otro. Donald Trump tiene razón. God Bless America!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *