Suerte de los balseros del faro se decide en horas

Faro-display

Balseros en el faro de Sugarloaf Key, poco antes de entregarse a las autoridades, el pasado 20 de mayo.

Por Redacción CaféFuerte

La suerte de los 24 balseros del faro de Sugarloaf Key se conocerá este martes cuando un tribunal federal de Miami emita su fallo sobre el caso legal en torno a la posible permanencia del grupo en territorio estadounidense.

El juez federal Darrin Gayles informó a las partes en litigio que anunciará su decisión sobre el caso  al mediodía de este martes 28 de junio por vía electrónica, según confirmaron abogados del equipo legal de los balseros. El jueves habrá una audiencia (status conference) para precisar los términos de la decisión.

El fallo judicial pondrá fin a una espera de 38 días de los balseros a bordo de un escampavías del Servicio Guardacostas. El juez Gayles deberá determinar si el American Shoal de Sugarloaf Key, en la zona de los Cayos de Florida, se considera o no suelo estadounidense en materia migratoria.

En la cuerda floja

Si la decisión es afirmativa, el grupo retenido podrá permanecer en Estados Unidos bajo el amparo de la orden ejecutiva de “pies secos/ pies mojados”, de 1995, y acogerse luego a la Ley de Ajuste Cubano para recibir un estatus legal en el país. De lo contrario, si el juez descalifica al faro como territorio estadounidense, los 24 balseros serían repatriados a la isla.

Un antecedente similar, ocurrido en el 2006, sustenta la reclamación del equipo legal de los balseros. En la ocasión anterior, 15 balseros arribaron a unos pilotes del Puente de las Siete Millas y fueron capturados y devueltos a Cuba. Pero una demanda interpuesta por abogados del Movimiento Democracia falló en favor de ellos y recibieron visas en La Habana para retornar a Estados Unidos.

El caso de los balseros de Sugarloaf Key está a la espera de una decisión judicial desde el pasado 2 de junio, cuando Gayles presidió una audiencia para escuchar los argumentos de los abogados de los balseros y los representantes del Departamento de Justicia. El juez también recomendó a las autoridades que no procedan a repatriar a los balseros hasta que no haya una decisión final.

Los balseros llegaron el pasado 20 de mayo al faro American Shoal Light, a ocho millas de Sugarloaf Key, y fueron puestos bajo custodia del Servicio Guardacostas después de negociaciones por ocho horas. Inicialmente se consideró que el grupo estaba compuesto por 21 personas, y que dos de ellos se entregaron previamente a los guardacostas.

Pero posteriormente documentos presentados por el Departamento de Justicia dieron cuenta de otros tres balseros que escondieron en el faro hasta el día siguiente del suceso. Uno de ellos fue rescatado a escasas millas de la costa, aferrado a una tabla, por lo que el grupo creció a 24 miembros.

Violencia en alta mar

En la documentación gubernamental se afirma que antes de entregarse a agentes del Servicio Guardacostas  los balseros hicieron fuerte resistencia a la detención, algunos con palos y otros artefactos.

El momento de la decisión coincide con un reciente incidente de balseros que implicó violencia en alta mar y un inusual despliegue policial en Dania Beach, en el condado de Broward el pasado sábado.

Once balseros -10 hombres y una mujer- que se aproximaban a la costa en una  rudimentaria embarcación fueron abordados por agentes del Servicio Guardacostas, al que, según reportes oficiales, le hicieron resistencia.

El arribo a la playa fue captado por bañistas en medio de la actuación de fuerzas policiales desplegando armas. Un oficial llegó a disparar una pistola Taser para neutralizar a uno de los inmigrantes que saltó de la embarcación y se escabulló para tocar tierra firme.

Con machetes y cuchillos

El Servicio Guardacostas había informado a la policía que los balseros tenían machetes y cuchillos largos dentro de la embarcación. Uno de los balseros se autoagredió, provocándose una herida en el estómago, por lo que tuvo que ser trasladado al Broward Health Medical Center; otros cinco están recibiendo tratamiento médico por supuestos daños ocasionados por la acción de las autoridades.

Los restantes fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza, que emitió un comunicado mencionando que algunos balseros se quejaron de excesivo uso de la fuerza por parte de las autoridades en el momento del arribo.

Uno de los inmigrantes ya liberado, que no se identificón dijo que ellos traían los machetes y cuchillos para auxiliarse en la transmisión, no para agredir a las autoridades.

Los balseros dijeron haber salido de Caibarién, al norte de Villa Clara, hace 10 días.

La recurrencia de actos agresivos y posesión de armas blancas entre inmigrantes cubanos preocupa seriamente a las autoridades estadounidenses, que valoran acciones legales para este tipo de comportamiento.

Durante el presente año fiscal, que comenzó el pasado 1ro. de octubre,  4,643 cubanos han intentado llegar por vía marítima a Estados Unidos, cifra que supera ya los  4,473 que hicieron la travesía en el 2015.  Estas estadísticas incluyen los interceptados en el Estrecho de la Florida, en el mar Caribe y el Atlántico, así como los que han logrado llegar a tierra firme.

Nota relacionada:

Balseros del faro podrían ser llevados a Guantánamo en espera de fallo judicial

Balseros del faro no están en grupo de 153 repatriados; audiencia hoy en tribunal de Miami

Tribunal escuchará caso de balseros del faro; no serán repatriados durante proceso legal

MG Revista de Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *