Yagruma, un espaldarazo a la creatividad cubana

Ubaldo Huerta, programador cubano fundador de Yagruma

Ubaldo Huerta, programador cubano fundador de Yagruma

Por Ivette Leyva Martínez

Una plataforma de financiación colectiva surgida hace poco más de 60 días con el criollísimo nombre de Yagruma despunta como la iniciativa más innovadora dentro de la comunidad cubana en internet en los últimos años.

Yagruma planea alzarse por encima de las fronteras geográficas y políticas para facilitar el financiamiento de proyectos artísticos independientes dentro de Cuba mediante pequeñas donaciones.

Funciona de manera muy sencilla: los artistas interesados, residentes o no en la isla, presentan su proyecto a la Asociación Yagruma para el Arte Cubano, con sede en Barcelona, y si su proyecto es aprobado, se coloca en la página web y tienen un plazo de entre un mes y 50 días para recibir el financiamiento deseado.

Si no lo logran, se les devuelve el dinero a los patrocinadores. Los mecenas no tienen derechos de autor sobre las obras pero pueden recibir diversas recompensas como copias de la obra de arte, dvds, etc, y ser reconocidos en los créditos -en caso de desearlo- o permanecer anónimos.

Hasta ahora, Yagruma ha facilitado la financiación de cuatro proyectos artísticos, mientras que otros 12 esperan recaudar los fondos necesarios.

Hiram Centelles, uno de los fundadores de Yagruma, regresó a Cuba poco después de lanzar la página y quedó favorablemente impresionado sobre la acogida del proyecto.

“Me llevé la percepción de que era viable, que había necesidad de algo como esto, y la acogida superó mis expectativas. Creo que la comunidad artística cubana está necesitada de este apoyo y preparada para un proyecto como este”, comentó.

El otro creador de Yagruma, Ubaldo Huerta, es un exitoso programador residente en Barcelona y artífice del popular portal de clasificados Loquo, adquirido por Ebay en el 2005. CaféFuerte conversó con Huerta sobre los orígenes, funcionamiento y metas de la plataforma.

¿Cómo surgió este proyecto?

He viajado sistemáticamente a Cuba y conozco a varios artistas, creadores, programadores de internet, pero fue hace poco más de un año que comencé un retorno virtual a Cuba, buscando la manera de involucrarme más allí.  En el 2010, fui invitado al Cuba IT Summit, organizada por Carlos Saladrigas y el Cuba Study Group, donde impartí una charla sobre internet, social media, en el contexto cubano, y ahí conocí a varias personas, y poco a poco me sentí atraído por la idea de hacer un proyecto dedicado a Cuba. Tenía el espacio en mi vida para hacer esto también, ya que afortunadamente tengo independencia económica.

¿Por qué se decidieron por una plataforma de crowdfunding?

En mayo del año pasado una compañera mía de clase en la [Escuela Vocacional de La Habana] Lenin se enfermó de cáncer. Armamos un grupo en Facebook y entre todos conseguimos recaudar dinero para que recibiera un tratamiento en Miami, y tuvimos éxito. Ella, que era médica en Cuba, pudo salir y recibió el tratamiento aunque tristemente falleció después. Creo que el éxito que tuvo la recaudación de fondos me condujo de alguna manera a Yagruma; o sea, un proyecto de financiación independiente, sin interferencias por parte de gobiernos ni de nadie. Nosotros, los que habitamos virtualmente internet, solemos estar al tanto de los nuevos proyectos, en este caso nos inspiramos en Kickstarter, un sitio de crowdfunding basado en Estados Unidos cuyo lema es “una nueva manera de financiar y seguir la creatividad”.

Pero enfocados en las creaciones artísticas y literarias...

Sí. Siempre he estado rodeado de artistas y escritores, y el mundo de ellos es como un espacio natural para mí, y he visto las dificultades que suelen tener para hacer sus obras. De ahí que el objetivo de Yagruma sea financiar la creatividad, concretamente proyectos específicos de corte exclusivamente artístico que se realicen en espacios comunitarios o simplemente públicos.

La financiación desde el extranjero ha sido recibida desde Cuba con suspicacia cuanto menos, ¿cuáles son los límites de Yagruma?

Primero, hemos puesto el límite del contorno, o sea, que los proyectos se realicen dentro de Cuba, ya sea por cubanos residentes allí o en el exterior, o ciudadanos no cubanos. La intención es fomentar la creación dentro de la isla, darle un enfoque e identidad  en Cuba. Todos los proyectos creativos son bienvenidos, exceptuando la incitación a la violencia. La financiación no es para servir una causa, estará dedicada a proyectos artísticos finitos, donde no importa tanto el quién sino el qué, y donde el aspecto artístico y creativo es fundamental.

¿Quiénes aprueban los proyectos?

El equipo de trabajo de Yagruma lo confoman Hiram Centelles, Raquel Carrera, Ananda Morera y yo.  Nos corresponde revisar las propuestas, orientar y finalmente asegurarnos de que los proyectos aprobados cumplan con los requisitos de Yagruma. Sugiero que nuestros lectores consulten la sección de Ayuda del sitio.

¿A qué se destina el  cinco porciento de las aportaciones con las que se queda la Asociación?

La Asociación Yagruma para el Arte Cubano es una organización sin fines de lucro, o sea no obtenemos ganancias como tal. Este es un proyecto por amor al arte, por así decirlo. Por lo general las plataformas de crowdfunding como Kickstarter cobran un ocho por ciento. El cinco por ciento que cobramos estará destinado a cubrir los costos de Yagruma, por ejemplo, costo de operaciones entre ellos mantenimiento, servidor, etc. Paypal, que usamos para que las personas hagan sus donaciones nos cobra un tres porciento, y tenemos que cubrir además las comisiones por transferencias bancarias a Cuba en los casos de los artistas necesitados de financiación que están allí.

¿Te has acercado a las autoridades culturales cubanas?

Creo que este proyecto está aún en estado embrionario. Sería muy prematuro hablar de eso. Quizás un día se nos acerquen ellos. Aunque reitero que Yagruma no depende de ningún gobierno, ni de ninguna organización política. Estamos dispuestos a explicar nuestras ideas a todo aquel se interese. La naturaleza del crowdfunding privilegia el acto individual, un proyecto de un creador o artista y una respuesta, también individual, por parte de los mecenas.

MG Revista de Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *