José Fernández, la tragedia cubana que se repite

jose03-display

El lanzador cubano José Fernández (1992-2016)

Por Alberto Aguila

La muerte del lanzador superestrella José Fernández en un absurdo accidente marítimo en Miami Beach me ha situado como ser humano y cronista deportivo ante una extraña coincidencia de dolor.

Con una diferencia de 42 años, pero en circunstancias similares, he recibido la noticia de las muertes de dos de los más extraordinarios lanzadores que ha dado Cuba en toda su historia. Dos José, ambos de Las Villas, ambos en la plenitud de sus carreras deportivas.

El domingo en la mañana recibí una llamada telefónica de un excelente amigo y amante del béisbol con la trágica e increíble noticia del fallecimiento de José Fernández. “Anoche murió José, sí José Fernández”. Era la voz de Rafael Fandiño, mi viejo amigo. No pude menos que estremecerme de dolor, a la vez que recordé que había sido Fandiño, entonces en Sancti Spíritus, quien me llamó el 5 de julio de 1974 con un mensaje que me dejó atónito, sin poder articular palabras: “Anoche murió José, José Antonio Huelga”.

Tal vez las dos muertes más terribles que he tenido que encarar en mis años de comentarista y narrador en el béisbol, en Cuba y Estados Unidos.

Partidas similares

He pensado en estos días en las similitudes de estos dos colosos del montículos que se fueron con edades casi iguales, víctimas de accidentes demoledores. Pérdidas irreparables para Cuba, para el alma de los cubanos que palpita béisbol como una fibra inseparable de su idiosincrasia.

José Antonio Huelga Ordaz murió a los 26 años, a causa de un terrible accidente automovilístico en la carretera del Mariel, el 4 de julio de 1974. Jugó apenas siete temporadas y sus estadísticas lo colocan en la lista de los pitchers más efectivos de la historia beisbolera cubana, además de haber protagonizado hazañas monticulares, con solo 22 años, en la Serie Mundial amateur de Cartagena, Colombia, en 1970.

No había por entonces lanzador más corajudo, tenaz y efectivo que Huelga. Se recuperaba de una lesión en la espalda cuando sobrevino la tragedia. Se fue con récord de 73-32, 722 ponches y un promedio de efectividad que parece de otro planeta: 1.50. En siete temporadas consumó la increíble cifra de 56 juegos completados y solo toleró nueve jonrones, En su trayectoria se compila un Juego de Estrellas en el que lanzó 20 innings, con 267 lanzamientos realizados, y terminó ponchando nada menos que al señor Urbano González.

Un recuerdo que me persigue

El recuerdo de Huelga me persigue hasta hoy, cuando no puedo asimilar aún la pérdida de Fernández, a los 24 años, quien se había ganado la fanaticada de los Marlins de Miami a puro carisma y talento desde el box. Su historia era -es- la del triunfador implacable, que se impone a todos los obstáculos, políticos, emocionales, físicos, para hacer valer sus sueños y sus pasiones.

José Fernández era el as de Miami, el atleta de dos culturas que arrastraba multitudes con su brazo y su sonrisa. Sus números en cuatro temporada apuntaban a un futuro de Salón de la Fama y a un arsenal de triunfos que quedarán ahora en la posibilidad de la leyenda, como sucede con los mitos.

Desde el domingo, mi pesar es doble, en el presente de Miami y en la memoria. Será difícil por largo tiempo imaginarse el retorno al Marlins Park sin la estampa de José Fernández, que alcanzó la gloria con la misma rapidez con que se nos fue.

EXEQUIAS DE JOSÉ FERNANDEZ (1992-2016)

  • Los Marlins convocan a los aficionados a que acudan este miércoles a las 2 p.m. a la Plaza Oeste del estadio local, en La Pequeña Habnana, desde donde partirá a las 2:16 minutos el cortejo fúnebre de José Fernández rumbo a la Ermita de la Caridad.
  • En la Ermita de la Caridad, en Coconut Grove, los restos de Fernández serán bendecidos y la procesión se trasladará a la Iglesia Católica de San Brendan, en la 8725 SW y 32 calle, en Miami. En este recinto religioso, el féretro será expuesto de 5 a 11 p.m. para que el público pueda rendirle tributo.
  • El jueves, habrá una ceremonia privada para la familia, los peloteros, empleados y ejecutivos de los Marlins. Luego se procederá al sepelio también en un acto privado.
  • En lugar de flores, la familia de Fernández ha pedido contribuciones caritativas a la Fundación JDF16 de la Fundación Miami, las cuales pueden enviarse en forma de cheques a Miami Foundation en la 40 NW 3ra Calle, #305, Miami, FL 33128 o mediante internet.

Nota relacionada:

Tragedia en Miami: Muere estelar lanzador José Fernández en accidente martítimo

MG Revista de Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *