Serie del Caribe: Cuba vuelve a perder y hoy va por un milagro ante Dominicana

Garcia-display

Jose Adolis (32) y Adonis García, hermanos en bandos contrarios. Fotro: Ricardo López.

Por Eric Reynoso

Los Tigres de Ciego de Avila jugaron su mejor béisbol en la Serie del Caribe, pero no bastó para salir del atolladero y tras la derrota de 3×1 frente a los Tigres de Aragua (Venezuela) solo cabe una oportunidad para no decir adiós al torneo: ganarle este viernes a los anfitriones de los Leones del Escogido (República Dominicana).

Los cuibanos dieron señales de vida, manteniéndose en la pelea hasta el último out, pero con hombres en tercera y primera, que significaba el empate, Yulieski Gourriel bateó rolata inofensiva para sellar la victoria de los venezolanos.

A decir verdad -y a pesar de los 10 hits tolerados- el pitcheo cubano tuvo una buiena tarde. Las carreras que determinaron al final el triunfo de los tigres venezolanos fueron resultado de dos errores mentales de Stayler Hernández y Guillermo Avilés en los jardines en la tercera entrada. Dos batazos totalmente fildeables se convirtieron en sencillo y doble para  Juniel Querecuto y Alex Romero, favoreciendo las dos anotaciones decisivas del encuentro frente al abridor Vladimir Baños.

Bates congelados

El resto estuvo marcado por el síntoma que ha aquejado a los Tigres avileños en el campeonato: falta de bateo oportuno y el silencio con el madero del cuarto bate Alfredo Despaigne. De los seis hits cubanos, cuatro se los repartieron entre José Adolis García y Yulieski Gourriel, dos percápita. Once corredores dejados en base es suficiente para ilustrar la sequía criolla, que no supo aprovechar los cuatro errores de la defesiva rival. (Por cierto que José Adolis y Stayler han estado en la boca y la atención de los cazatalentos que se han dado cita en Quisqueya con la esperanza de “levantar” un pelotero cubano).

Buena demostración de Liván Moinelo en las cuatro entradas en que maniató a la artillería venezolana, pero ya el daño estaba hecho.

La única carrera cubana afloró en el séptimo, por triple de José Adolis García por la banda derecha y roletazo difícil por el cuadro de Yordan Manduley con el que el torpedero Juniel Querecuto realizó una magnífica jugada, pero sin poder impedir la anotación desde la antesala.

Por el montículo de los muchachos del ex estelar Eduardo Pérez pasaron siete lanzadores, con victoria para el relevista Osmer Morales. El cubano Adonis García siguió su buena racha y disparó dos de los 10 cañonazos venezolanos.

Entre tigres y leones

Este viernes Cuba se despide del campeonato enfrentando a los Leones del Escogido, que anoche cayeron en 14 peleados innings frente a los Cagrejeros de Santurce. El juego se decidió por jonrón de Neftalí Soto, que dejó al campo a los quisqueyanos.

La derrota de los anfitriones deja despejado el camino. Tanto dominicanos como cubanos tienen 0-3 y solo el ganador del partido de despedida entre ambos, a partir de las 6:50 p.m., quesará con vida para la segunda fase.

A primera hora México y Puerto Rico discutirán quien va en mejor posición a la fase final.

Pero pase lo que pase este viernes en el estadio “Juan Marichal”, los Tigres de Ciego de Avila no podrán borrar la imagen de pobreza táctica, desacople y decadencia que ha dejado el béisbol cubano en esta Serie del Caribe, adonde concurrieron a revalidar un título ganado el pasado año por un equipo Vegueros con mayores bríos.

Entre tanto, hoy se conoció que el equipo de los Rays de Tampa Bay fijó tentativamente como fecha para realizar su juego de exhibición en Cuba el 22 de marzo.

MG Revista de Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *