Ulises Toirac: “En Cuba hay una frontera que el humor no puede traspasar”

Ulises Toirac: Por IVETTE LEYVA MARTINEZ

– Con sus “orejonas” inconfundibles y estatura de 1,84 metros, el comediante Ulises Toirac no pasa inadvertido en Miami, adonde llegó por primera vez hace menos de una semana. Sus admiradores cubanos lo detienen a cada paso, llamándolo por el nombre de dos personajes que le ganaron amplia popularidad en la isla: “Matute” y “Chivichana”.

“Ha sido muy lindo, la gente es muy cariñosa y muy chévere, ávida de recibir cosas frescas de Cuba y yo contento de que identifiquen”, comentó Toirac en entrevista con CaféFuerte.

Toirac, reconocido entre los más talentosos humoristas cubanos de la actualidad, se encuentra en Miami invitado por la empresa Somos Cuba Entertainment Group. Durante su visita presentará el espectáculo personal Cuentos, canciones y otras ideateces, el 16 de julio en el Miami Dade Auditorium.

“Es un espectáculo de dos horas de duración, con parodias. Yo mismo hice los arreglos musicales, compuse canciones originales y me divertí muchísimo”, relató el humorista, de 48 años.

La obra se estrenó en La Habana en septiembre del 2010 y continuó reponiéndose hasta abril de este año.

El comediante debutó este martes ante el público de Miami con un sketch en el programa Esta Noche Tu Night del canal 22-Mega TV y continuará apareciendo esporádicamente en el espacio que conduce Alexis Valdés. El 9 de julio se presentará en el club nocturno The Place con otro unipersonal: Le zumba el merequetén.

Toirac es el tercer humorista residente en Cuba que actúa en la televisión y los centros nocturnos de Miami en menos de un año. En septiembre de 2010, Osvaldo Doimeadiós hizo historia al convertirse en el primer artista de la isla en conducir un programa televisivo en este ciudad; Nelson Gudín “El Bacán”, se está presentando en el programa TN3 del canal 41, AméricaTeVe, desde el pasado mes.

Lo mejor que podía pasar

Toirac considera que esos contactos, impulsados por la política de intercambios culturales de la administración de Barack Obama, son beneficiosos tanto para el público como para los artistas de la isla.

“Es lo mejor que podía pasar al humorismo. El humor cubano está muy encerrado en una realidad que es muy peculiar y exclusiva de allí; en cierta forma ha perdido su cualidad universal, por eso me parece importante chocar con otro público cubano en circunstancias diferentes a las de allí [Cuba]”, señaló Toirac.

El comediante espera que se mantenga el flujo de artistas entre Estados Unidos y Cuba.

Ulises Toirac: “Estoy rezando para que las relaciones se distiendan, para que los artistas de Cuba puedan trabajar en este país y viceversa. Estoy tratando de abrirme un espacio en este mercado y espero que la gente me apoye y, por supuesto, que la pasemos bien, gozando la papeleta”, comentó.

Se graduó de ingeniero eléctrico en 1986, pero su vocación artística lo condujo definitivamente hacia los escenarios, en un primer momento de la mano del conocido humorista Alejandro García “Virulo”.

Actor, escritor y director, Toirac se convirtió en rostro familiar para los cubanos durante los años 90, cuando participó en Sabadazo, el programa televisivo más popular de la década. El público lo recuerda por  varios de los 17 personajes que interpretó allí durante años, entre ellos “Matute”, “Teo Manguera” y “Yudmila”. Posteriormente trabajó en otro espacio humorístico, ¿Y tú de qué te ríes?.

Leopoldo Fernández, el más grande

Ha actuado además en cine (Alicia en el Pueblo de Maravillas, Un Rey en La Habana), teatro (Opera X, Con las tiras del pellejo, El Flaco) y radio (El programa de Ramón, Contalco, Quiero hablar contigo).

Es un ferviente admirador de Leopoldo Fernández, el célebre actor que durante décadas interpretó a Tres Patines en el programa radial La Tremenda Corte (1942-1961).  Toirac escribió, actuó y dirigió una versión libre del legendario programa de la CMQ bajo el título de ¿Jura decir la verdad?, que se trasmitió en la televisión cubana entre 2001 y 2010. Su personaje se llamaba “Chivichana”  en honor a Tres Patines.

Toirac admite que había “resquemores” por parte de las autoridades del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) en torno a un remake del programa que marcó la historia del humorismo nacional y latinoamericano antes de 1959.

“La Tremenda Corte está ligada a cuestiones políticas, ya que muchos actores se fueron del país. Aún así, la primera temporada de ¿Jura decir la verdad? se trasmitió con un cartel donde decía claramente que estaba basado en ese programa”, afirmó. “Creo que lo que pertenece a la cultura cubana es de la cultura cubana, al margen de las opiniones políticas. Y Leopoldo Fernández es el cómico más grande que ha dado Cuba: 60 años después, La Tremenda Corte se sigue viendo en América Latina. Es un caso único de trascendencia histórica y geográfica”.

Toirac reconoció que el control del gobierno cubano sobre los medios de comunicación impide hacer un humor de crítica frontal, sobre todo si los dardos van dirigidos a las figuras de la élite política.

“Eso no se permite. Los límites del humor lo ponen los dueños de los medios masivos, hay una frontera que no se puede traspasar, y en Cuba el gobierno es el dueño. De todos modos, ese tipo de humor no es el que prefiero, me parece menos imaginativo. El humor es ante todo arte, dejar entrever las cosas, sugerirlas sutilmente”.

MG Revista de Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *