Fuerte descenso de la construcción en Cuba

Por REDACCION CAFEFUERTE

La actividad constructiva en  Cuba cayó un 4,5 por ciento en el primer semestre del año, con fuertes afectaciones en sectores emblemáticos del sistema socialista como la educación y la salud.

Según la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), sólo  se terminaron 50 obras  por valor de 127.9 millones de pesos (unos 6 millones de dólares), lo que representa un desplome del 46,2 por ciento en relación al mismo período del 2009.

Las obras públicas fueron las más afectadas por el descenso: las del sector de la salud cayeron 53,8 por ciento y las del educacional, 42, 6 por ciento.

Las escuelas cubanas resultaron severamente dañadas tras el paso de los huracanes Gustav y Ike a fines del 2008, cuando 3 mil 803 quedaron destruidas.  En noviembre del 2009, músicos de España, Francia y Cuba ofrecieron un concierto en La Habana para recaudar fondos destinados a la reconstrucción de los centros escolares.

En la primera mitad del 2010, sólo se concluyeron siete obras educacionales, con una inversión de 23.5 millones de pesos (unos $979,000 USD).

En el sector de la salud pública se terminaron 11 obras desde enero del 2010. La construcción de consultorios médicos está paralizada: en el 2006 y el 2007 no reportó la edificación de ninguno, mientras que en el 2008 sólo se construyó uno en todo el país.

Según el reporte oficial divulgado esta semana, las construcciones de viviendas por parte del estado aumentaron 23,1 por ciento, aunque la cifra resulta altamente deficitaria con relación a los planes gubernamentales.

El pasado año la ONE reportó la edificación de 35,085 viviendas, muy por debajo de las 54,000 construidas en el 2008.

El informe revela discretos crecimientos en las producciones de techos metálicos, barras de acero corrugada, hormigón premezclado y prefabricado de hormigón, y menos fabricación de vigas de acero negro, tejas acanaladas de asbesto cemento, bloques de hormigón, arena calcárea, cemento gris y piedra triturada.

A fines de abril el gobierno anunció el otorgamiento de licencias de construcción a ciudadanos para construcción, ampliaciones o reparación de sus hogares ante la incapacidad del estado de encargarse completamente de esas tareas. La medida implica el establecimiento de almacenes y rastros para la venta de materiales constructivos a la población.

Pero a la vez, el Instituto Nacional de la Vivienda tiene en vigor férreas penalidades contra las construcciones ilegales, establecidas a través de la resolución 256 del 2009.

La ONE indicó además que las construcciones destinadas al turismo descendieron un 13,8 por ciento -sólo dos obras terminadas-, que representan el cuatro por ciento entre todas las obras concluidas en lo que va de año.

A partir del 2011, Cuba espera impulsar las obras destinada al turismo  con el inicio de la construcción de 16 nuevos campos de golf y casas aledañas para extranjeros. Cuatro de ellos estarán en Holguín, dos entre La Habana y Varadero y uno en Pinar del Río. La ubicación de los restantes campos no se ha determinado aún.

Hasta la mitad de año, las provincias donde se concentran las obras terminadas son Ciudad de La Habana, Ciego de Avila y Santiago de Cuba.

Uno de los rubros donde se reporta un mayor aumento de obras constructivas es en el área de oleoductos, gasoductos, obras hidráulicas y viales.

Sin embargo, sigue por el piso el índice de mantenimiento constructivo en todo el país, con un bajón del 10.4 por ciento.

MG Revista de Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *