Más autos chinos para control policial en Cuba

Más autos chinos para control policial en CubaLlegaron a las calles cubanas para desplazar a los anticuados Lada de la era soviética, pero los autos chinos Geely no sólo se han convertido en parte de la cotidianidad, sino también en símbolos del  modernizado aparato represivo de Cuba.

Fuentes dentro de la isla confirmaron a CaféFuerte que en los últimos meses se ha incrementado la presencia de estos automóviles en organismos gubernamentales y las vías públicas. Se estima que en lo que va de año  han entrado al país entre 5 mil y 9 mil, la mayoría con destino a las Fuerzas Armadas (FAR) y al Ministerio del Interior (MININT), y a las radiopatrullas regulares de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR).

La estrategia de incrementar el parque automotriz de las fuerzas de orden interior se reforzó durante el ejercicio militar Bastión 2009, el pasado noviembre. Las maniobras involucraron a las FAR y tropas regulares del MININT en el enfrentamiento de  la “actividad subversiva del enemigo” ante una hipotética situación de guerra.

Desde las críticas lanzadas por el gobernante Raúl Castro durante un discurso en julio del 2008, se ha incrementado el número de jóvenes incorporados a las escuelas del MININT  que preparan los agentes del orden público.

Un año después, el ingreso de nuevas fuerzas a la Policía como agentes del orden público, investigadores criminalísticos, oficiales operativos y otras especialidades había aumentado en un 18 por ciento, según datos del Departamento de Selección del MININT en La Habana.

En el 2009 egresaron más de mil policías de la Academia de la PNR y fueron designados a la capital. Otros 300 se graduaron ya este año como oficiales integrales tras un curso especial de 18 meses, lo que condiciona el incremento de los medios técnicos y el parque automotriz.

“Desde este año la cantidad de carros policiales es mucho mayor, me lo dice la gente que conozco allí en [el área de] Mantenimiento”, comentó un mecánico automotriz que trabajó para una unidad del MININT y se retiró en el 2009.

Carros “afortunados”

Irónicamente, Geely en chino quiere decir “afortunado”.

La bloguera Yoani Sánchez y Juan Juan Almeida, hijo del fallecido comandante de la revolución Juan Almeida Bosque, han descrito incidentes con las fuerzas represivas que usaban autos Geely para trasladarse.

La proliferación de los patrulleros chinos en La Habana no ha pasado inadvertida para los ciudadanos de a pie y los activistas de derechos humanos.

“Esta inversión revela que el aparato represivo es la real prioridad del régimen cubano, sin importarle la crisis de abastecimientos y otras necesidades que padece la población”, opinó desde La Habana Elizardo Sánchez Santacruz, líder de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.

Las cifras oficiales cubanas no especifican el monto monetario de estas adquisiciones. En el capítulo dedicado a importaciones de maquinaria y equipo de transporte, Cuba reporta gastos por 1,784 millones de pesos (unos 74.3 millones de dólares) en el 2009.

La adquisición masiva del sedán chino conlleva además una millonaria inversión añadida en piezas de repuesto y gomas.

Parte del lote de  los Geely ha sido destinado al alquiler turístico.

Símbolo del socialismo chino

Geely Automobile es la compañía automotriz privada más grande de China. En marzo de este año firmó un acuerdo con Ford para adquirir Volvo Cars por 1.800 millones de dólares, y se espera que el acuerdo se concrete en el tercer trimestre.

En el 2006, fue la primera compañía china en presentarse en el famoso Show de Autos de Detroit. Geely aspiraba a comenzar la venta masiva de sus modelos en Estados Unidos en el 2008 -a raíz de las Olimpíadas de Beijing- pero después que sus vehículos fallaron las pruebas de accidentes y emisiones de gases, los planes fueron postergados hasta el 2010.

Actualmente Geely vende en Bangladesh, Nueva Zelanda, Pakistán, Rumanía y en América Latina tiene presencia en Uruguay, Perú, Venezuela y sobre todo, Cuba.

Hasta junio de 2009, China había exportado 1,500 autos Geely a la isla. En febrero de este año, durante una visita a la fábrica de Geely en China, Manuel Marrero, ministro de Turismo, firmó un acuerdo para la adquisición de 500 vehículos AT.

Más autos chinos para control policial en Cuba

De acuerdo con el comunicado de prensa de Geely (en inglés), el gobierno cubano había intentado firmar acuerdos de adquisición con otras compañías automotrices chinas, pero estos no se concretaron ya que el servicio y apoyo técnico “dejaba mucho que desear”.

Cada modelo de auto Geely -como el FC y el MK-  se renta al turismo con tarifas de entre 60 y 65 euros diarios, más el precio del seguro. Tienen un diseño de líneas más modernas, aire acondicionado y Cd players.

El precio estimado de un Geely es de 10 mil dólares, lo cual los posiciona como un vehículo barato en el mercado de Estados Unidos.

MG Revista de Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *