Eusebio Leal llama a rescatar el boniatillo y la crema de plátanos

Eusebio Leal: nostalgia por el tasajo y el flan de calabaza.

Eusebio Leal: nostalgia por el tasajo y el flan de calabaza.

Por Redacción CaféFuerte

El Historiador de La Habana, Eusebio Leal Spengler, llamó a rescatar la memoria de la gastronomía cubana, y dijo sentir predilección por platos que han desaparecido de las mesas cubanas como el boniatillo, el tasajo y la crema de plátanos.

“Lo importante de esa comida popular, verdaderamente gourmet, como dirían los franceses, o exquisita, es la que apetece todo el que llega a algún país, quizá apoyado por el antiguo lema de: a donde fueres hacer lo que vieres. Y ese hacer es el buen comer”, aseveró Leal al inaugurar el III Encuentro de Rescate y Promoción de la Cultura Culinaria “Saborear lo Cubano”.

El foro celebró se integró al programa de celebraciones por el aniversario  493 de La Habana y fue organizado por la compañía turística Habaguanex, perteneciente a la Oficina del Historiador de la Ciudad, según reporta el semanario cubano Opciones.

Fueron en total cuatro días de “fiesta culinaria” en el Centro Histórico de La Habana Vieja, según los organizadores del evento.

Leal llamó a “trabajar con la imaginación sin renunciar a nada” para lograr que la comida cubana ocupe un espacio de predilección en el buen gustar de quienes vienen de cualquier parte del mundo y en primer lugar de los cubanos”.

Dulces espléndidos

En su disertación, el también miembro del Comité Central del Partido Comunista acentuó el significado de las tradiciones en la cultura culinaria cubana, revindicó los desafíos de la gastronomía nacional y rememoró manjares ya desaparecidas de la cotidianidad en la isla.

Así mencionó el tasajo, la crema de plátanos y postres de etapas pasadas como el boniatillo, el flan de calabaza, y los dulces de fruta bomba verde, de toronjas, de cidras y de mamey de Santo Domingo, del que –aseguró- “quedaba un dulce verdaderamente espléndido”.

Leal exhortó al sector del comercio y la gastronomía a elevar la cantidad y variedad de productos nacionales para rescatar muchas tradiciones culinarias ya olvidadas, y evocó algunos lugares de la zona oriental del país con muchos cocales, donde se puede degustar un delicioso coco glasé y guardar la jícara para tomar luego un buen café.

“La comida es la preocupación principal del hombre desde que emergió de la cueva. Desde que bajó andando y atravesó el estrecho de Bering para ingresar en el continente americano, hace tantas decenas y decenas de miles de años y para conseguirla no solamente la imaginó en las pinturas que creó en las cuevas, sino que ideó armas para derribar a bisontes, siervos, grandes animales, y poder comerlos”, manifestó Leal.

Comentó que el sello de la gastronomía es tan marcado en algunos países que sus habitantes, no pueden prescindir de sus condimentos y aderezos de sus platos cuando emigran o viajan a otros lugares.

“Siendo una isla, un archipiélago en medio del mar Caribe, que es mediterráneo americano, las influencias gastronómicas vinieron de todas partes del mundo y de todos aquellos componentes que formaron, nutrieron y perfilaron la cultura cubana”, manifestó.

Mencionando los propios desafíos de cada época en la gastronomía nacional, Leal se refirió a algunos recientes inventos criollos como “ hacer un tipo de pan que cuando se pica se vuelve polvo, ese que no hace  migas y no sirve para comer con aceite, ajo y una pizca de sal”.

“La memoria de la gastronomía es muy importante porque nos lleva a encontrarnos con nosotros mismos. Somos una cultura mestiza; en nuestra mesa coinciden los pueblos de España, África, del inmenso país del oriente, China, y otras novedades que se incorporaron como, por ejemplo, la comida árabe”, expresó el historiador.

Recordando a Nitza Villapol

Durante las sesiones de “Saborear lo cubano” especialistas culinarios abordaron al desarrollo de la gastronomía como parte industria turística, en conferencias impartidas en el Hotel Ambos Mundos de la Habana Vieja.

La Asociación Nitza Villapol, presidida por Marcos López González, informó de la gran demanda internacional que tienen las publicaciones de la entidad y que se distribuyen en 17 países.

“El nombre de Nitza Villapol recorre el mundo entero como la representante de la comida cubana”, afirmó González. 

Durante el evento se efectuaron talleres prácticos en centros de Habaguanex, cuya red de gastronomía incluye más de una treintena de restaurantes y una veintena de hoteles con diversidad de servicios gastronómicos. Habaguanex -según versiones confirmadas- está actualmente bajo la lupa de las autoridades por corrupción y desfalcos millonarios en sus operaciones.

En cuanto a los planes de promover la gastronomía cubana como gancho turístico hay mucho más cocinándose ya dentro de ia isla.

La quinta edición del Festival Internacional Varadero Gourmet se efectuará en el recinto ferial del hotel Plaza América de esa ciudad balneario del 19 al 21 de junio del 2013.

El encuentro estará dirigido a empresarios y especialistas relacionados con la comercialización de alimentos y bebidas, tanto cubanos como extranjeros, del sector estatal y el privado, así como profesionales que promueven la gastronomía y la enología.

Entre los objetivos del festival figura la ubicación de Cuba como un destino de calidad en los servicios gastronómicos, a partir de las marcas y raíces culinarias del país, junto a las nuevas tendencias gourmet.

MG Revista de Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *