Ballet Royalty en La Habana: ¿una función para elegidos?

Royalty-displayPor Daniel Benítez

El Ballet Royalty de Estados Unidos se presenta este sábado en función única y por primera vez en Cuba, pero la mayoría de quienes podrán observar el programa serán invitados, porque casi el 80 por ciento de las entradas fueron reservadas para invitados del régimen.

Los boletos para acceder a la Sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana, renombrado Alicia Alonso, se pusieron a la venta el pasado martes16 de agosto. Sin embargo, una mayoría de quienes se dispusieron desde temprano a comprarlos se quedaron con las ganas, pues solo salieron a la venta 381 localidades de las 1,400 butacas de la instalación.

En un reportaje publicado en el sitio oficialista Cubadebate se explica que la venta comenzó ese día a las 9.00 am y dos horas y media después ya estaban agotadas las disponibles para los seguidores del ballet. Al ser cuestionados como había sucedido estos tan rápido la primera respuesta que recibió la reportera es que las accesibles para el cubano de a pie se habían acabado, eso sí, quedaban las separadas para los extranjeros a 30 CUC cada una.

Un representante del departamento de relaciones públicas de la institución, Enmanuel George, detalló que entre palcos, balcones y platea se vendieron 381, y mencionó que para turistas hay un total de 80. El funcionario no sabía cuántas estaban destinadas a la población, aunque en un plano de los asientos del teatro estaban marcadas claramente las que se encontraban fuera del alcance del cubano de a pie.

De las 80 entradas reservadas para extranjeros, podrán ser vendidas en moneda nacional las que no se adquieran antes de que comience la función.

El turno de los escogidos

Lo cierto es que la función sabatina, organizada por el Consejo Nacional de las Artes Escénicas del Ministerio de Cultura y el Centro Improvedance de Cincinnati, será para los escogidos por el gobierno cubano entre los más destacados sindicalistas, militares, adeptos y posiblemente la prensa recoja elogios sobre la cartelera, diciendo que fue una puesta en escena para el pueblo cubano como parte del intercambio cultural entre ambos países.

Una vuelta al pasado de los méritos laborales e ideológicos para recibir prebendas o rellenar cupos para actividades de control centralizado.

Los fragmentos de obras clásicas como Giselle, Don Quijote, La Bella Durmiente, Lás sílfides, El lago de los cines y el solo Le bourgeois de seguro serán aplaudidos a rabiar, pero no por los más conocedores y los verdaderos amantes del ballet, sino por aquellos cuya incondicionalidad tiene el valor de una entrada.

En la gala participarán  figuras de la danza clásica como Ivan Vasiliev, Iana Salenko, Mathew Golding, Joseph Gatti, Daniil Simkin, Jurgita Dronina, Misa Kuranaga, Maria Kochetkova y Semyion Chudin.

El espectáculo del Royalty Ballet de Estados Unidos incluye invitados de compañías como American Ballet Theater, Boston Ballet y San Francisco Ballet (EEUU); Ballet Bolshoi, Ballet Kírov y Ballet Mijailovsky (Rusia); Royal Ballet y English National Ballet (Reino Unido); Sttatesballet Berlin (Alemania); y Scala de Milán (Italia).

Curso Yoga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *