hit counter

Grandes Ligas: Recuerdos cubanos de los Cardenales de San Luis

Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • Print

Grandes Ligas: Recuerdos cubanos de los Cardenales de San LuisPor ALBERTO AGUILA

- La emocionante victoria de los Cardenales de San Luis sobre los Rangers de Texas en la Serie Mundial de Béisbol 2011 probablemente permitió a muchos abuelos cubanos recordar el triunfo de 1946, cuando los “Pájaros Rojos” superaron por igual margen  de  cuatro victorias por tres a los Medias Rojas de Boston.

Durante las décadas del 40 y 50, los Cardenales le disputaban la popularidad en la isla a los Dodgers de Brooklyn, también de la Liga Nacional, y a los Yankees de Nueva York en la Liga Americana.

El porqué los cubanos simpatizaban con San Luis puede tener más de una respuesta. Pero yo me inclino a pensar que se debió a que mis paisanos siempre simpatizaron con los equipos ganadores en cualquier tipo de pelota. Al cubano no le gustaba -y no le gusta- perder. En la Liga Profesional Cubana los conjuntos de Habana y Almendares tenían más seguidores que Cienfuegos y Marianao por motivos evidentes.

En aquellos años, los de San Luis triunfaron en los clásicos de 1944 y 1946, y fueron subcampeones en 1943. Con ese aval era lógico que tuvieran infinidad de partidarios y que después la popularidad recayera en los Yankees, persistentemente triunfadores, y los Dodgers, un equipo que comenzó a disputar los puestos preferenciales.

La magia de la televisión no existía aún. No fue hasta 1952 que la pantalla chica abrió una nueva era para ver a las estrellas de las bolas y los strikes.  Sin embargo, la difusión diaria por la radio y la  gran cantidad de periódicos que circulaban en el país y más aún en la capital, permitían conocer en detalles lo que ocurría en el béisbol de EStados Unidos.

Las secciones deportivas publicaban varias páginas dedicadas a la pelota con crónicas, informaciones, box scores, notas y fotos del acontecer beisbolero mundial, lo que comprendía la pelota de Grandes Ligas durante el verano y la cubana en el invierno.

De la misma forma que ahora, el San Luis de 1946 tuvo que echar el resto para llegar a discutir el banderín. Al finalizar  los 154 juegos de la campaña regular, ambos terminaron empatados con el poderoso Brooklyn y fue necesario ir a un playoff, donde los Cardenales triunfaron en los dos primeros juegos de una serie de tres.

Ya en la Serie Mundial de ese año, San Luis y Boston se repartieron las victorias hasta el juego cuatro. El quinto fue lo que parecía ser el puntillazo de Medias Rojas al triunfar 6 x 3, pero sus rivales ganaron el sexto choque 4 x 1 y el séptimo 4 x 3.

Aquel séptimo juego, el de la verdad, estuvo matizado por una decisiva acción y una atrevida corrida de Enos Slaughter, un popular jardinero y bateador. Por décadas la jugada involucró al cubano Miguel Angel González, coach de tercera base, quien años antes había actuado como receptor del conjunto y que posteriormente fue manager y dueño de los Leones de La Habana.

Una corrida memorable

Se jugaba el octavo inning en el Sportmans Park de San Luis con empate a tres carreras y el mencionado jugador llegó a la inicial por un sencillo. A continuación Harry Walker disparó un hit entre left y center y en la jugada Leo Culberson, patrullero central suplente, titubeó con la pelota y el corredor pasó por tercera como un bólido para anotar la carrera decisiva. El Boston se quedó con las ganas al recibir un cero en la parte alta del noveno.

Durante años y años algunos periodistas cubanos reseñaron que Miguel Angel le hizo señas a Enos para que siguiera hacia el plato, pero la prensa norteamericana siempre publicó que el cubano intentó que se detuviera en la antesala.

“Con un par de outs y Walker en 3 y 2, salí con el lanzamiento”, contó Slaughter acerca de su desbocada carrera de primera a home, así relata el venezolano Juan Vené, un experto comentarista deportivo en su libro La Historia de las Series Mundiales.

Slaughter lo comentó así 30 años después durante otra Serie Mundial: “Al comenzar la Serie, González me paró cuando un tiro venía a home y al comentarlo a mi manager, Eddy Dyer, me dijo que la próxima vez siguiera, si pensaba que tendría chance… Por eso en en la nueva oportunidad no ví a Mike. Alguien me dijo después que el quería detenerme nuevamente.      Comencé a deslizarme cuando estaba a unos tres metros del home. El catcher Roy Partee recibió la bola en el primer bote pero fui safe fácil. Nunca antes corrí de primera a home. Tampoco lo hice después…”

Los juegos de esta histórica Serie del 2011 fueron cerrados. También aquellos de hace 65 años. Sin embargo, los Cardenales anotaron 16 carreras al Texas en el cuarto juego. El San Luis del 46, le marcó 12 a Medias Rojas.

La estrella principal de aquel equipo fue el fenomenal Stan Musial. Ahora, el formidable Albert Pujol. Musial ya está desde hace rato en el Salón de la Fama, Pujol lo estará en su momento.

Nota relacionada:

Jon Jay, un cubano de Miami en la Serie Mundial

Start learning on Udemy today!