hit counter

Ex jerarca del boxeo cubano entrenará equipo de EEUU

Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • Print

Pedro Roque fue elegido como el mejor entrenador boxístico del mundo en el 2008.

Pedro Roque fue elegido como el mejor entrenador boxístico del mundo en el 2008.

Por Redacción CaféFuerte

El experimentado entrenador de boxeo Pedro Roque Otaño, forjador de los grandes campeones de Cuba, sorprendió al mundo con su designación como entrenador internacional del equipo amateur de Estados Unidos.

“Agradezco a USA Boxing [entidad boxística amateur de EEUU] por darme la posibilidad de trabajar con sus boxeadores”, expresó Roque en un comunicado. “Me comprometo a poner toda mi experiencia al servicio del desarrollo del boxeo en Estados Unidos y trabajar continuamente para lograr medallas en todos los campeonatos del mundo, juegos panamericanos y juegos olímpicos”.

Roque, de 62 años, fue sustituido como jefe técnico de la selección nacional de Cuba a fines de diciembre del 2009, sin darse a conocer entonces las causas de su sorpresiva destitución. Lo remplazó Rolando Acebal, quien permanece actualmente al frente de la escuadra cubana.

Posteriormente se rumuró su salida del país rumbo a México y luego su arribo a Estados Unidos. Desde el 2011, Roque estaba viviendo junto a su hermana en Miami y se encuentra ya en Colorado Springs, Colorado, donde radica el centro de entrenamiento del equipo nacional estadounidense.

El mejor entrenador del mundo

Anthony Bartkowski, director ejecutivo USA Boxing, elogió la contratación de Roque como un gran acontecimiento para el boxeo estadounidense.

“El Equipo de Boxeo de Estados Unidos tiene la suerte de haber conseguido el mejor entrenador del mundo para ayudar a conducir nuevamente a esta nación a una posición de prominencia”, afirmó el directivo.

Bartkowski recordó que Roque fue seleccionado por la Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA) como el Mejor Entrenador de la Década.

“El enfoque de nuestro programa estará en el alto rendimiento en todos los niveles de la élite del boxeo, y esto comienza con la experencia de Pedro y la integración de los entrenadores y los atletas. Es un imperativo para USA Boxing la reconstrucción sistemática de su equipo con los talentos que Pedro traiga a nuestro programa”, afirmó Bartkowski.

El anuncio señaló que el laureado técnico asistirá a los mejores boxeadores aficionados de Estados Unidos en unión de otros entrenadores, con vistas a elevar los resultados en los próximos compromisos internacionales de envergadura.

Estados Unidos se fue por primera vez sin medallas en el boxeo olímpico masculino en Londres 2012. Obtuvo medallas de oro y bronce en el femenino por vía de Claressa Shields y Marlen Esparza.

Ambiciosos planes

En su papel como entrenador, Roque desarrollará el programa de entrenamiento para los atletas de primer nivel y ejecutará el plan de alto rendimiento para boxeadores y entrenadores.

También trabajará en estrecha colaboración con los mejores entrenadores del país con el objetivo de crear un programa de certificación para entrenadores, e impulsará los centros de preparación y asesoría técnica en diversas áreas de Estados Unidos.

Para los días 22 y 23 de septiembre tiene ya fijados dos talleres sobre preparación técnica en Texas.

Roque dirigió la preparación de los peleadores cubanos en las categorías juveniles y de mayores, con resultados contundentes. En sus más de 40 años de experiencia en el boxeo amateur, sus pupilos consiguieron 35 medallas en Olimpiadas -de ellas, 11 de oro- y 43 de todos los colores en campeonatos del orbe.

En el 2008 fue declarado como el mejor entrenador de boxeo del mundo.

Ya se comenta en los predios boxístico que Roque podría crear en Estados Unidos una especie de “finca” pugilística como la instaurada en el Wajay, en La Habana. Allí se fundó un centro de entrenamiento donde se forjó la reconocida escuela cubana de boxeo, cuna de innumerables campeones olímpicos y mundiales.

“En los últimos 30 años, hay tres nombres de preparadores que son imprescindibles para el boxeo cubano: Alcides Sagarra, Sarvelio Fuentes y Pedro Roque”, opinó el periodista Damián Delgado Averhoff, ex director de la página deportiva de la revista Bohemia y residente en Miami.

Forjador de campeones

El comentarista deportivo consideró que Roque fue “el complemento perfecto de Alcides Sagarra, pues era quien preparaba la cantera juvenil del equipo élite”.

“Lo que hizo Roque en Beijing 2008 fue una verdadera proeza”, agregó Delgado Averhoff. “Con un equipo desmantelado por las deserciones, consiguió meter en medallas a ocho boxeadores, cuatro terminaron con plata y cuatro con bronce”.

Pero el nombramiento también trae a la memoria ciertas declaraciones de Roque que causaron malestar entre deportistas y aficionados cubanos.

A raíz de la fallida deserción de los púgiles Guillermo Rigondeaux y Erislandy Lara durante los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007, Roque mantuvo una postura severamente crítica con sus discípulos. Ambos deportistas estuvieron desparecidos durante días en Brasil hasta que autoridades del país suramericano los encontraron en un balneario y los devolvieron a la isla.

“Ellos no se merecen estar en la selección de boxeo. Ellos desaprovecharon la oportunidad que se les dio y ya no merecen otro chance”, dijo entonces Roque, renuente a la reincorporación de los boxeadores a la selección nacional. Finalmente, Rigondeaux y Lara escaparon de Cuba y triunfan actualmente en el boxeo profesional en Estados Unidos.

Roque era reacio por entonces al profesionalismo. Entrevistado en Beijing 2008 sobre el rechazo del campeón supercompleto Teófilo Stevenson a un jugoso contrato para pelear en Estados Unidos en los años 70, aseveró: “Renunciar en aquellos momentos a un millón de dólares no solamente es un ejemplo para la juventud cubana, sino para todo el mundo. Teófilo luchó por el olimpismo, no solamente por su país sino por el juego limpio”.