Tope amistoso: Cuba cae 5×4 en primer partido con universitarios de EEUU

El zurdo matancero Yoanni Yera, con una salida de calidad, pero sin respaldo ofensivo.

Por Eric Reynoso

Tras la debacle en la Liga Profesional Can-Am, Cuba siguió por la ruta negativa este domingo al caer en 5×4 en el primer partido del tope amistoso contra el equipo universitario de Estados Unidos en Cary, Carolina del Norte.

Parecía que la escuadra comandada por Roger Machado iba a dejar atrás la mala racha (y las perretas de sus directivos) cuando en la parte alta del décimo inning (con la regla IBAF)  rompieron el empate y marcaron dos anotaciones para poner el juego  a su favor 4×2. Pero los norteños no se amilanaron y fabricaron tres para dejar tendido en el campo a los cubanos y prolongar la agonía de los visitantes.

Pero en realidad, con una producción ofensiva de ¡tres hits! no es como para esperar victorias.

Con la pizarra igualada a dos, los cubanos abrieron décimo con Yoelkis Céspedes en segunda y Víctor Víctor Mesa en primera frente a los envíos del relevista Ryley Gilliam. Raúl González se sacrificó para llevar a los corredores a tercera y segunda, y luego Céspedes anotó por un wild pitch. Con Mesa en tercera, Yosvany Alarcón trajo la segunda carrera con un fly de sacrificio al jardín central.

Fatídico episodio

Así las cosas, los anfitriones ocuparon su turno ante Liomil González y en realidad no escampó en esa entrada para el pitcheo cubano. Con los dos corredores de rigor en bases, Nick Madrigal bateó sencillo para congestionar las almohadillas. Travis Swaggerty recibió base por bolas para traer la primera del fatídico episodio, enviando a González a las duchas. En su rescate vino Yariel Rodríguez y fue recibido por un metrallazo de Steele Walker que empató el partido a cuatro. Roger Machado trajo entonces a Frank Luis Medina, quien ponchó a Jake McCarthy pero no pudo evitar un sencillo de Seth Beer para remolcar la de la victoria estadounidense.

El juego se mantuvo reñido hasta las postrimerías y valga decir que el zurdo Yoanni Yera lanzó de manera eficiente, con solo seis hits permitidos en siete entradas completas de actuación.

Estados Unidos rompió el celofán en el mismo inning de arrancada, donde le conectaron dos hits a Yera. El capítulo era para cero, pero con dos outs el zurdo matancero tiró un wild pitch que le abrió el plato a Travis Swaggerty. Luego añadió la segunda por hit de Madrigal, que robó segunda y anotó impulsado por el segundo sencillo de Swaggerty, que me parece el mejor bateador de los anfitriones universitarios.

Esta tarde el segundo partido

Cuba empató en la entrada siguiente frente al abridor Konnor Pilkington.  Raúl González dio jonrón por el jardín izquierdo y a continuación Alarcón sonó doblete para de inmediatro anotar la de la ventaja por sencillo de Yordanis Samón. Sería todo el gasto ofensivo de los cubanos, que se fueron el blanco en todo el resto del partido.

El juego lo ganó Ryley Gilliam y lo perdió Leomil González. Ambas escuadras volverán a chocar en el segundo partido de un tope pactado a cinco, esta tarde a las 6:30 p.m. en Parque Atlético de Durham.

Se espera que Machado envíe a la lomita al pinareño Vladimir Baños, quien ha estado padeciendo de una lesión crónica de tendinopatia en la rodilla derecha.

Desde que se reiniciaron estos topes en 2012, Estados Unidos ha triunfado en tres de ellos, uno por barrida de 5-0, y Cuba en dos, también por barrida en una ocasión.

MG Revista de Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *