Grandes Ligas: El cubano Jorge Soler debuta con los Cachorros de Chicago

jorgeSoler02-displayPor Eric Reynoso

En medio del favorable oleaje cubano en Grandes Ligas, el jardinero Jorge Soler entrará este miércoles por la puerta ancha de las Grandes Ligas.

Los Cachorros de Chicago anunciaron oficialmente el ascenso de Soler al róster del equipo y podría hacer su debut esta misma noche en el Great American Ball Park de Cincinnati frente al equipo local.

“Es muy emocionante para toda la organización”, dijo Rick Rentería, mánager de los Cachorros al confirmarse el anuncio. “Un hombre joven de quien se ha hablado un poco y que se unirá a nosotros… Los compañeros de equipo están entusiasmados con él. Así que vamos a ver cómo le va”.

La entrada de Soler, de 22 años, en los Cachorros se produce bajo el impulso de la euforia cubana que ha calado en Grandes Ligas, tras las actuaciones arrolladoras de Yasiel Puig y José Dariel Abreu. Tal vez no ha habido mejor momento para promover y resaltar la pelota cubana en el mundo, disparando el interés en el talento criollo y las cifras de los contratos.

Exabrupto de la chequera

No hace aún una semana que el avileño Rusney Castillo firmó un acuerdo por siete años con los Medias Rojas de Boston por $72.5 millones de dólares. Un verdadero exabrupto de la chequera para premiar un pelotero de 27 años que aún lo tiene todo por demostrar en el béisbol profesional.

Soler -clasificado entre los 30 mejores prospectos actuales de Grandes Ligas- sube a los Cachorros sin presión para aportar de inmediato, pues el equipo emblemático de Chicago anda muy mal en esta temporada, con balance de 59-72, ya sin ninguna oportunidad de llegar a los play offs y con las miras puestas en el 2015.

Los Cachorros se desmantelaron de figuras en agosto y reformularon el equipo con jugadores de la banca y de ligas menores. Y esto le viene como anillo al dedo a Soler, pues su labor en lo que queda de temporada será ajustarse al nuevo nivel competitivo, tomarle el pulso al pitcheo que enfrentará a partir de ahora y sintonizar con sus compañeros de equipo en un ambiente relajado.

Las estadísticas que trae son suficiente credencial para abrirse paso. Con los equipos de la franquicia en Doble A y Triple A compila en estac temporada para promedio de 340, con 15 jonrones y 57 carreras impulsadas.

Comparación injusta

Lo peor que le viene pasando antes de salir al terreno son las intenciones de ciertos comentaristas beisboleros en tratar de venderlo como “el nuevo Puig”, un ardid publicitario que puede terminar hundiéndolo ante la afición. Para los que conocemos al Soler que jugó en Cuba, está claro que Soler puede llegar lejos por su propio talento y esfuerzo, pero su estilo de juego y proyección en el terreno distan mucho de la estrella cubana de los Dodgers de Los Angeles.

Jugador versátil y corpulento, con 6.4 pies de estatura, buen brazo y rapidez en las bases, Soler tiene para imponerse con su singularidad atlética, sin necesidad de comparaciones ineptas. Pero deberá moldear su carácter y cuidarse de las lesiones en la tibia, que insistentemente lo han afectado desde que se incorporó al béisbol profesional.

Debe esperarse que el incidente en un juego de Clase A, bate en mano para ajustarle cuentas a un jugador rival, el pasado año, le haya servido de lección sobre lo que nunca puede hacerse en esta pelota, aún cuandoi se tenga la razón en la disputa.

En Cuba Soler jugó como novato del equipo La Habana en la 50 Serie Nacional antes de comenzar sus intentos de fuga. Estuvo en el Mundial Juvenil en el 2010, donde bateó 304 y captó poderosamente la atención de los cazatalentos de diferentes equipos.

En enero del 2011 fue capturado en alta mar por el Servicio Guardacostas de Estados Unidos y devuelto a la isla. Pero no perdió tiempo para intentarlo de nuevo y logró salir, convertirse en agente libre y formar un contrato por siete años y $30 millones en el 2012.

Hoy seguramente muchos recuerdos y emociones de horas cruciales le pasarán por la cabeza cuando entre al Great American Ball Park de Cincinnati, con demasiados ojos puestos en lo que puede hacer a partir de ahora.

Actualización: Jorge Soler debutó a lo grande en la noche del miércoles 27 de agosto en Cincinnati, con un kilométrico jonrón por el center field en su primer turno al bate en Grandes Ligas. Soler conectó el batazo frente al abridor Mat Latos en la segunda entrada, actuando de quinto bate en la alineación de los Cachorros de Chicago, en cuenta de dos bolas y un strike. En el juego bateó de 4-2, con dos impulsadas, en lo que se considera un debut explosivo, Pero su contribución no impidió la derrota de los Cachorros frente a los Rojas de Cincinnati con marcador de 7×5. El jueves 28 volvió a batear de 4-2, con una carrera empujada. Para ver el video del jonrón presione aquí

Notas relacionadas:

El peligroso turno al bate de Jorge Soler

Ingógnita sobre peloteros repatriados a Cuba