hit counter

Lázaro Martínez, campeón mundial juvenil de triple salto

Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
LazaroMartinez-display

Lázaro Martínez ratificó los pronósticos de precompetencia y se colgó el oro en triple salto.

Por Adrián Romero

El cubano Lázaro Martínez se alzó con el oro del triple salto en el XVI Campeonato Mundial Juvenil, que concluyó este domingo en la ciudad estadounidense de Eugene. Oregon.

Martinez, una de las mayores promesas del atletismo cubano con apenas 16 años, garantizó la presea dorada con sus dos primeros saltos iniciales de más de 17 metros, que alejaron desde temprano las esperanzas de sus más cercanos rivales. Martínez consiguió marcas de 17.08 17.13 metros, ambas suficientes para superar al alemán Max Hess (16.55), que consiguió plata, y al brasileño Mateús De Sa (16.47), ganador del bronce. El también cubano cubano Andy Díaz (16.43) quedó en la cuarta plaza.

Fue una victoria pronosticada para un joven extraclase, que triunfó sin sofocarse ante sus contrincantes. Y fue también la ratificación de la primacía cubana en el triple salto en estas lides. Son en total 18 las medallas consecutivas en la especialidad obtenidas por los triplistas cubanos de ambos sexos desde 1986, entre ellos otros siete campeones mundiales: Yoelbis Quesada (1992), René L.Hernández (1996), David Giralt y Mabel Gay (2002), Dailenys Alcántara (2008 y 2010) y Pedro Pablo Pichardo (2012).

Cosecha provechosa

No hay quizás otra especialidad en el atletismo juvenil cubano que haya dado una cosecha similar de medallas y que permita avizorar un futuro más prometedor para el equipo élite.

El sábado la triplista cubana Liadagmis Povea se agenció medalla de plata con salto de 14.07 metros, solo superada por la francesa Rouguy Diallo (14.44). La china Li Xiaohong se quedó con el bronce (14,03).

Fue impresionante el trabajo de Povea que logró eslabonar cinco saltos válidos, todos con marcas superiores a su registro personal anterior de 13.73 metros. Esta muchacha es un diamante en potencia, solo que sus entrenadores deben recomendarle que se dedique a saltar y no a hablar tonterías como identificar el 26 de julio como “fecha del asalto al Palacio Presidencial” y dedicar la medalla a “mi Comandante”. (ver video). Es muy joven y ya aprenderá a guardarse consignas que no necesita para su carrera y talento natural.

La actuación de los triplistas le permitió a Cuba ubicarse en el noveno puesto del medallero, con otras tres medallas de plata acumuladas a lo largo del torneo: Gilda Casanova (400 metros), Sahily Diago (800 metros) y Yorgelis Rodríguez (heptalón).

De los que se quedaron sin medalla, la nota más destacada la puso Zurian Hechavarría, que entró cuarta en los 400 metros con vallas luego de un titánico esfuerzo que superó todas las expectativas de sus entrenadores y la prensa cubana. Durante la competencia, Hechavarría fue superándose gradualmente a sí misma, hasta marcar los 56.89 segundos de la final, que le valieron para un récord nacional juvenil.

Metas realistas

Las decepciones vinieron por la saltadora de altura Daniellys Dutill (1.78 metros), la velocista de 200 metros Arialis Gandulla (23.48 segundos) y el relevo del 4×400 masculino, relegado al onceno puesto.

El noveno puesto de Cuba entre los países participantes -en medallas y por puntuación- es un resultado notable para un país donde el deporte y sus intituciones están atravesando el temporal de las transformaciones económicas. La delegación cubana viajó con 10 atletas, lo que hace más meritorio el desempeño, aún cuando se contaban con al menos dos preseas doradas más por vía de la ochocentista Sahily Diago, quien tenía la mejor marca de la temporada, y de la monarca defensora en el heptalón Yorgelis Rodríguez.

Cierto es que en el Mundial Juvenil de Barcelona 2012 se alcanzaron tres títulos, pero estos son los ajustes inevitables ante una realidad que comienza a ser implacable. No se puede viajar ya con delegaciones abultadas como era la costumbre, y las metas y aspiraciones tienen que acomodarse a las posibilidades reales. El eslogan de que estamos en la élite del atletismo mundial hay que demostrarlo más allá de la retórica, pensando particularmente qué atletas y cuál especialidad son los que mrecen los recursos disponibles.

Estados Unidos (11-5-5), Kenia (4-5-7) y Etiopía (3-3-0) se hicieron de las tres primeras plazas del medallero. Por puntos Cuba sumó 57 unidades, válidas también para el noveno lugar a remolque de un oro, cuatro platas, dos cuartos lugares, tres sextos y un séptimo. Curioso el hecho de que Alemania se quedara sin títulos en el torneo, aunque clasificóen tercer lugar de la tabla por puntos.

El campeonato, organizado por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), se realizó del 22 al 27 de julio.

        MEDALLAS POR PAÍSES

         País                     O   P   B  Total

1       EEUU                 11   5   5   21

2       Kenya                  4     5   7   16

3       Etiopía                 3     3   0     6

4       Gran Bretaña     3     2   1    6

5       Rusia                    3     1   2    6

6       Francia                 3     0   0   3

7       R. P. China          2     2   2   6

8       Rep. Checa         2     1   0   3

9       Cuba                    1     4   0   5

10     Japón                   1     3   2   6

Start learning on Udemy today!
  • Robustianoellibre

    Y ???

    • Wilfredo Cancio Isla

      Y??? Además de la información, que debe, según usted, que otra información quisiera del tema??

      • Robustianoellibre

        mas ninguna, esta completa y Uds la publican con el animo de informar, pero esta noticia al menos a mi no me provoca ni frio ni calor, fue lo que quise decir, nada contra la redaccion ni el periodico digital. saludos.

        • Wilfredo Cancio Isla

          Robustianoellibre, era un comentario para saber. Este sitio se debe a los lectores y es bueno conocer cuáles son las cosas que interesan y las que no. Esta es simplemente una información deportiva de un campeón mundial cubano. Nada más/

          • Robustianoellibre

            muchas gracias.