Cubanos se las arreglan para ver la Liga de Campeones

Champions

Cristiano Ronaldo en dominio del balón en un partido del Real Madrid con el Juventus durante la Champions 2014.

Por Manuel Guerra Pérez

LA HABANA.- La Liga de Campeones o la Champions, torneo élite del fútbol europeo, es muy seguido por los aficionados cubanos, pero no se ha transmitido en vivo por los canales de televisión nacional, aunque si en centros para extranjeros de la capital, lo que ha llevado a  muchos seguidores de este deporte a pagar para poder ver los partidos en hoteles y hogares con servicio satelital clandestino.

En Cuba hay una creciente afición por el futbol internacional, con mayor énfasis los torneos de Clubes, como la Premier League (Inglaterra), la Liga (España), Bundesliga (Alemania) o el Calcio (Italia), pero para poder presenciar un partido de fútbol en directo hay que acudir a hoteles o a casas particulares que cuentan con antenas satelitales (ilegales) y  muestran los encuentros por el precio de un dólar por persona.

Pague y consuma

En hoteles de la capital como el Habana Libre y el Colina, o restaurantes como el Centro Vasco y El Conejito, hay que pagar un dólar para poder presenciar un partido de la Champions League, e incluso si el centro esta abarrotado de personas, los asistentes se ven forzados a consumir alguna bebida o entremés a pesar de haber pagado el importe de entrada. Se trata de una norma no está establecida en ningún reglamento, pero que funge con carácter obligatorio y permite la llamada “búsqueda por la izquierda” de los empleados y gerentes en esas instalaciones.

Pero como los cubanos no son proclives a quedarse atrás en el ingenio y la supervivencia, han creado hogares particulares con servicio de antenas satelitales al mismo precio por persona y servicio de merienda. Algunos  lugares cuentan hasta con tres televisores y capacidad para más de 30 personas, aprovechando la efervescencia futbolística cubana para impulsar un lucrativo negocio.

“Yo pago por ver los partidos en vivo, verlos por la televisión unos días después pierde el incentivo”, acoto Vicente, de 24 años, seguidor del equipo Barcelona.

Otros no tienen los recursos para acceder a los partidos en directo.

Un negocio redondo

“Me gusta mucho el fútbol, pero tengo que esperar a ver los partidos del Real Madrid diferidos, ya que mi dinerito es para la jama [comida] de la casa”, manifestó El Paqui, de 37 años, quien reside en barriada de Mantilla.

Los proveedores del servicio admiten que están sacando los mejores dividendos.

“Esto es un negocio redondo, y yo no tengo la culpa, mientras haya quien quiera ver fútbol de calidad yo me busco mi dinerito”, declaró el propietario de una de las casas con servicio satelital.

Aunque el béisbol es reconocido como el deporte nacional en Cuba, en los últimos tiempos el fútbol internacional le ha estado disputando la preferencia televisiva. La programación deportiva de la televisión de la isla comenzó a mostrar partidos de la Liga Española y otros importantes campeonatos de fútbol desde hace años, algo que no ha ocurrido con juegos del béisbol de las Grandes Ligas de Estados Unidos hasta fechas recientes, cuidando no seleccionar juegos de equipos donde militan peloteros desertores de las Series Nacionales.

La Liga de Campeones es el torneo donde se enfrentan los mejores clubes de Europa y es visto como una de las competencias de mayor categoría después de la Copa Mundial. Tras concluir la fase de octavos de final, los amantes del fútbol en Cuba se aprestan a seguir los partidos de cuartos de final, que arrancaron esta semana. Queda aún mucho que pagar para ver.