Luis Tiant: consejos beisboleros y recuerdos de una noche habanera

Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Tiant-display

El gran Luis Tiant de visita en Hialeah. Foto: Alvaro Mata

Por Alberto Aguila

Fui al reencuentro con el estelar ex lanzador Luis Tiant como quien va a una cita de nostalgias con su pasado. Pero descubrí que las memorias pueden retoñar y fructificar en el presente cuando el protagonista es un hombre como Tiant, interesado y fraterno con sus compatriotas de hoy.

Fue la segunda vez que la vida me depara compartir de cerca con Tiant, una de las glorias latinoamericanas de Grandes Ligas y el lanzador cubano con más victorias en las Mayores, con récord de 229-172 en 18 años de duro bregar.

Tiant se apareció en el Juego de las Estrellas cubanas, efectuado en el parque Bucky Dent en Hialeah. Compartió con el recién llegado José Dariel Abreu, firmado por los Medias Blancas de Chicago, y elogió a Yasiel Puig, que sorprendió con su presencia a los asistentes al partido amistoso. En medio de la alegría de los aficionados y de infinidad de periodistas, pude conversar brevemente con él, 54 años después de nuestra primera charla en una Habana que ya es puro recuerdo.

Tiant hizo el primer lanzamiento del juego frente a “Pito” Abreu y estuvo todo el tiempo rodeado de admiradores, que le removieron en la cabeza las estampas pasadas de su paso por Grandes Ligas.

Asombrosa recuperación

“Me he quedado sin palabras, yo no pensé que la gente me recordara tanto por acá”, confesó.

Le pregunté de su asombrosa recuperación después de lesionarse seriamente el brazo de lanzar en 1969. “Trabajé muy fuerte, me preparé mucho, corrí demasiado y poco a poco volví a ser yo”, me respondió.

En su campaña de novato en 1964, a los 23 años, el tirador nativo de Marianao obtuvo 10 éxitos y cuatro reveses hasta completar 66 triunfos en cinco contiendas, pero en 1969, su brazo derecho le falló estrepitosmente y bajó a nueve victorias y 20 derrotas.

En 1970, reapareció con el uniforme de los Mellizos de Minnesota y trabajó solo 92 innings con 7-3. Fue cambiado al Atlanta y luego a Ligas Menores. Un año después llegó a los Medias Rojas de Boston, donde tuvo una desastrosa temporada, con una sola victoria y siete reveses en 71 episodios.

TiantAguila

Tiant y el autor de esta crónica, en el Bucky Dent en Hialeah, 54 años después de un primer encuentro en La Habana.

Pero la confianza en sí mismo y su voluntad por triunfar no cesaron.  Al año siguiente reapareció con mejor desempeño que antes. “Gané 15 y seis, y tiré para 1.91 en 179 entradas, ante el asombro de todos”, recordó.

Traté de desentrañar uno de los secretos de veteranos peloteros cubanos en Grandes Ligas y lidiaron con el invierno estadounidense.

-Tiant, tu compatriota Conrado Marrero me dijo que el siempre usaba un jaquet para proteger su brazo.  ¿Qué hacía usted?

-Eh, yo también, siempre estaba abrigado o con camisas de mangas largas a través de 22 crudos inviernos… El frío de Cleveland y de Boston y otras ciudades, son como para no recordarlos.

-¿Hay en Ligas Mayores algún pitcher que se parezca a usted en la forma de lanzar?

-Sí, uno solo, Johnny Cueto, un dominicano del Cincinnati, que vira el número en la espalda para los bateadores como yo hacía.

En la pelota venezolana

Muchos no saben que “El Tiante” jugó 10 años en Venezuela. Cuando finalizaba en a temprada de Grandes Ligas, enseguida caía por los terrenos venezolanos. En 1963 militó en el Valencia, después en el Caracas durante cinco años y tres veces con la Guaira. En total ganó allí 37 y perdió 24, con un fenomenal 2.27 de efectividad.

Por eso, sus consejos como asesor de pitcheo de los Medias Rojas de Boston se salgan un poco de la tendencia protectora de brazos que hoy está en boga. No podría ser de otra manera para un hombre que tiró 3,486,1 entradas en su carera.

“Lanzar y lanzar, los brazos jóvenes se fortalecen cuanto más tires”, dijo “El Bigotudo”, que cumplirá 74 anos el próximo 23 de noviembre.

La jornada del pasado sábado en Hialeah le sirvió para conocer a Puig: “Un pelotero fenomenal, sus condiciones no las he visto en mucho tiempo… Si asienta cabeza y se ajusta a la disciplina de Grandes Ligas, puede llegar a ser muy grande, un nuevo Roberto Clemente”.

Viaje a La Habana

Entonces vino el viaje imaginario a La Habana de 1960. Conocí a Tiant a través de mi compañero de estudios José Tartabull, quien a la sazón era jardinero del Marianao en la Liga Cubana de Béisbol.

En 1951, “Wilile” -como apodaban a Tartabull-  había sido mi compañero de aula en la Escuela Intermedia, primero, y después en la Superior, situadas ambas en la esquina de Santa Cruz y Cuartel en la ciudad de Cienfuegos. Tartabull y yo teníamos en común repiquetear en los pupitres la música de las comparsas y estar enamorados de la misma mujer: Georgina Weiss, nuestra profesora de Inglés, alta, linda, con ojos azules y elegante.

Por esa vieja relación de adolescencia, mi amigo Tartabull me entraba gratis a los juegos del Marianao en el estadio del Cerro. Una de esas noches, al salir del parque, lo hizo en compañía de Zoilo Versalles, Chico Ruiz y Tiant, quien ese día no jugó. El desafío fue entre Marianao y Cienfuegos, y al terminar me fui con ellos a cenar.

Sentados en una espléndida cafeteria-restaurante de la Calzada del Cerro, los cuatro peloteros pidieron el mismo menú: bistec con papas fritas y una cerveza nacional. Yo, en cambio, solicité un pargo frito, tostones y una fría “Cabeza de Perro”.

Ahí mismo, sentado frente a mi, el jovencito Tiant, me pronosticó: “Compadre, usted va a durar mil años, porque te alimentas bien…”

Todos nos reímos con sus palabras. No pasarán tantos, pero ya hicieron 54 de aquella inolvidable cena habanera.

Start learning on Udemy today!
  • oliver carral

    Esta forma de pichear enseñando el numero a los bateadores lo hacia Alarcón lo cual vi en el año 1967 cuando los Orientales le ganaron el campeonato a La Habana, creo era el numero 17, había dicho cierren la Trocha y preparen el cocuye que esto va para allá y así fue, termino siendo cantante de cabarets

    • cj150

      Si Alarcon fue un gran lanzador que también mostraba el numero… como Luis Tiant.

  • kkkxxx

    pargo frito, tostones y cabeza de perro es sano? eso mismo le digo a mi mujer para que no me pelee. Gracias a cafefuerte por esta nota exclusiva.

  • Gonzalo Fernandez

    Yo estaba en un viaje de negocios a una fábrica en el norte de Nueva Jersey. Llegué a La Guardia y alquilé un coche. Sabía que Luis Tiant iba a pitchear por los Yankees esa noche, así que me dirigí al Yankee Stadium.

    Conducía por un lado del río Hudson; podía ver las luces del estadio, pero no pude encontrar un camino para llegar allí. Cuando me acerqué al puente Washington hice una vuelta cuesta abajo para volver a la carretera. El motor del coche se paró en un barrio mal iluminado. Me bajé del auto y caminé unas cuadras hasta que encontré un restaurante desde donde llamé a la oficina de Avis en La Guardia. (No celulares en aquel entonces). Les dí ladirección donde dejaba el coche y tomé un taxi para regresar a la estación Avis. Me dieron otro coche.

    Me preguntaba si debería intentar ir al Yankee Stadium una vez más. Después de todo, la noche no había sido favorable hasta ese momento. Pensé, ¡esta es tu oportunidad para ver a Tiant pitcheando!, que realmente era algo extraordinario para un cubano viviendo en una ciudad en Carolina del Norte.

    Esta vez llegué al Yankee Stadium. El partido estaba en la tercera entrada y “El Tiante” había permitido una carrera; los Yankees no habían anotado. Tuve el privilegio de ver a Tiant lanzando en uno de sus mejores momentos, con su impresionante estilo de levantar la pierna izquierda bien alto y torcer el torso mostrando el número de su uniforme al bateador. Continuó colgando ceros hasta el final del juego.

    En la séptima entrada un jugador Yankee recibió base por bolas. El siguiente bateador fue Reggie Jackson, con la multitud de Yankees coreando “Reggie, Reggie.” Jackson forzó al corredor en segunda y alcanzó primera.

    El siguiente bateador fue Lou Pinellas. LOU! LOU!! LOU!!!!!!

    Lou Pinellas bateó sacando la bola sobre la cerca del jardín derecho. Fué una victoria de Tiant por 2 a 1.

  • DOCHOLIDAY390

    PD

    Chico Ruiz jugo en las grandes ligas con los rojos de Cincinnati (1964- 1969) y con los California Angels (1970 -1971) con un record de .240 average, 2 jonrones y 69 carreras impulsadas. Fue canjeado a los Reales de Kansas City para la temporada del 1972 pero fallecio en un accidente automovilistico en San Diego, un mes antes de reportarse con su nuevo equipo.

    Jose Tartabull hizo toda su carrera de grandes ligas (1962-1970) con dos equipos, los Atleticos de Kansas City/Oakland y con los Medias Rojas de Boston acumulando un promedio de .261 con 2 jonrones y 107 carreras impulsadas, actualmente reside en San Juan, Puerto Rico con su esposa. PERO su hijo, Danny Tartabull, nacido en Puerto Rico en el 1962 fue un “all star” y una carrera en las grandes ligas (1984-1997) con 6 equipos. Bateo para .273 de promedio con 262 jonrones y 925 carreras impulsadas.

    Zoilo Versalles jugo en las grandes ligas (1959-1971) con 5 equipos pero principalmente con los Mellizos de Minnesota, participo en la serie mundial del
    1965, fue el pelotero mas valioso de su liga en el 1965 siendo el primer
    pelotero latinoamericano en ganar ese trofeo, participo en dos juegos de las
    estrellas y gano dos guantes de oro. En su carrera obtuvo un promedio de .242
    con 95 jonrones y 471 carreras impulsadas. Despues de concluida su carrera como pelotero Versalles enfrento una vida dificil en encontrar trabajo,
    principalmente porque nunca aprendio el Ingles, esa y una lesion contraida
    cuando jugaba con los Dodgers de Los Angeles, dos ataques del corazon y operaciones estomacales lo mantuvo con trabajos meniales y viviendo del Disability y el seguro social por el resto de su vida. Versalles fallecio en su casa de Bloomington, Minnesota Junio 11 del 1995 con 55 de edad por causas
    desconocidas. Lo sobrevivieron su esposa y 6 hijas.

  • oliver carral

    Ni se si el señor Alberto Águila puede aclararme quien fue el original enseñando el numero a los bateadores ya que Tiant nace en 1940 y Alarcón dos años mas tarde y ambos descuellan en los 60, si hubo uno que imito al otro o ambos lo hicieron por su lado independientemente.

  • Chapotín

    La anécdota de una “cafetería restaurant en El Cerro” y “el pargo frito, tostones y una fría ‘Cabeza de Perro‘ (Guiness)” nos revela qué nivel de vida había en Cuba en un barrio de ciudad hace 54 años. El Cerro no puede decir lo mismo hoy,