Reflexiones de la Caimana: Arte y estupidez

Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • Print

Mural de Art Basel 2012, instalado en Miami Beach.

Mural de Art Basel 2012, instalado en Miami Beach.

Por Ramón Alejandro*

Esta semana Miami se convierte en capital del arte mundial con la celebración de dos ferias que reúnen la élite de la creación plástica y el mercado artístico internacional: Art Basel del 6 al 9 de diciembre, y Art Miami , del 4 al 9 de diciembre. Sobre los entretelones del mundo de la pintura, sus galeristas y sus críticos es este episodio anecdótico.

Los que hemos asistido a vernisages o openings, como mejor les plazca, de exposiciones de pintura durante las últimas décadas, hemos tenido que procesar un sinfín de estupideces propuestas como arte más difíciles de tragar que las proverbiales ruedas de molino de antaño.

Sin embargo, el respetable público no parece inquietarse por tan poca cosa. Igual que en Cuba el pueblo no se toma el trabajo de contradecir el teque oficial sino que sabiamente simplemente lo ignora, nosotros aceptamos la mediocridad ambiente en el mundo del arte con una olímpica indiferencia.

Esto es digno de admiración y es esta admiración mía la que quiero comunicarles.

En cierta ocasión volviendo en el TGV, el raudo tren europeo, desde Lyon a París después de asistir a un evento cultural, pude escuchar fortuitamente a tres individuos intercambiar opiniones sobre el mundo del arte actual.

Uno era marchand o dealer, como más les plazca, y reprochaba a un director de museo y a un crítico de arte tener que vender tan insignificante mercancía.

El conservador de museo le devolvía el reproche diciéndole que él solamente oficializaba las tonterías que él le proponía mostrándolas en su galería.

A su vez el crítico se excusaba de tener que devanarse los sesos para filosofar sobre esa basura con un lenguaje tanto más alambicado cuanto más vana era la obra en cuestión, porque ellos dos lo obligaban a tomarla en serio exponiendo semejantes guanajadas.

Así va el mundo, que hasta en un compartimento de tren se puede uno aclarar mucho sobre las cosas de este mundo simplemente escuchando subrepticiamente a cualquier viajero.

*Reflexiones de la Caimana es una sección de crónicas y testimonios que publica semanalmente el pintor cubano Ramón Alejandro en CaféFuerte.

Otros artículos de la serie:

Reflexiones de la Caimana: Cuba, entre el Cheche y el Che

Reflexiones de la Caimana: Los que lloran y los que ríen

Reflexiones de la Caimana: Fiesta de Halloween con Fifo moribundo

Reflexiones de la Caimana: ¿Para qué quieren casarse los homosexuales?

Reflexiones de la Caimana: Patria y escalafón sexual en Cuba

Reflexiones de la Caimana: La moña revolucionaria no da para vivir

Reflexiones de la Caimana: ¿Para qué nos ha servido la soberanía nacional?

Reflexiones de la Caimana: Miguelangel, el corrector cubano de Kim Il Sung

Reflexiones de la Caimana: Mimí Yoyó de fiesta en París

Reflexiones de la Caimana: Un plan fallido para convertirme en chivato

Reflexiones de la Caimana: El regusto de ser vigilado por segurosos

Reflexiones de la Caimana: Un infiltrado comunista en Buenos Aires

Start learning on Udemy today!