“Alegrías de sobremesa” cesa sus transmisiones tras 52 años en la radio cubana

Aurora Basnuevo y Mario Limonta, dos participantes en el scketch humorístico del programa. Foto: Radio Progreso.

Por Redacción CaféFuerte

El programa Alegrías de Sobremesa, un ícono humorístico musical de la radio cubana por los últimos 52 años, dejará de transmitirse el próximo 1ro de julio, informó este viernes la emisora Radio Progreso.

El 1ro. de julio próximo este gigante humorístico de la radio cubana dice adiós a sus oyentes, lamentable pérdida para los programas de esta naturaleza”, indicó un breve comunicado de la emisora que lo acogió desde su nacimiento en 1965.

Definitivamente, la decisión de poner fin a uno de los programas de mayor popularidad y arraigo en la audiencia nacional cierra una época para la radio cubana. Fue un espacio que unió junto a la radio en sus hogares, a la hora de la cena, a varias generaciones. En total, Alegrías de Sobremesa acumuló más de 30 mil programas.

La muerte de su artífice

La muerte Alberto Luberta, guionista fundador del programa y escritor de los libretos humorísticos por más de cinco décadas, fue un factor esencial para cesar el espacio. Luberta falleció a los 85 años, el pasado enero.

Aunque un programa con ese nombre comenzó a emitirse irregularmente desde 1963, no fue hasta el 15 de abril de 1965 que Alegrías de Sobremesa salió al aire con un nuevo formato y estructura musical.

Su director inicial, Antonio (Ñico) Hernández, decidió designar como guionista único a Luberta, quien por entonces escribía el sketch para Tota y Pepe de Fiesta a las Nueve, entre otros programas de CMQ.

Luberta aceptó quedarse como escritor fijo y concibió el programa a partir de un guión dramatizado humorístico, con un sketch interpretado por un elenco de actores de primera línea y  la conducción del locutor Eduardo Rosillo, quien le imprimió un sello de espectacularidad al espacio.

Codiciado espacio de la música

El  programa fue a la vez un codiciado espacio de  promoción de agrupaciones y solistas de toda Cuba, que actuaban en vivo en el estudio. De hecho, fue un santuario de la música popular cubana: orquestas, conjuntos musicales y solistas encontraron allí un lugar de reconocimiento permanente.

La legendaria Orquesta Aragón ocupó por largo tiempo el programa de los lunes.

Los personajes que se presentaban en el espacio humorístico se convirtieron en tipos populares capaces de irrumpir en el acervo cotidiano del cubano de a pie, que  llegó incluso a incorporar a su vocabulario frases acuñadas en el programa. El sketch humorístico principal se desarrollaba en la sala del apartamento del matrimonio conformado por “Rita”  (Marta Jiménez Oropesa) y “Paco” (Idalberto Delgado), en un edificio multifamiliar de La Habana.

Martha Velazco fue la única de los fundadores del programa que se mantuvo hasta el final. Marta Jiménez Oropesa, fallecida en el 2015, comenzó a hacer de “Rita” pocos meses después de que el espacio saliera al aire, mientras que el personaje de “Estelvina” lo asumió Aurora Basnuevo desde 1968.

Entre las primeras figuras que pasaron por Alegrías de Sobremesa se cuentan también Agustín Campos, José Antonio Rivero, Carlos Moctezuma, Enrique Arredondo, Reynaldo Miravalles, Eloísa Álvarez Guedes, Erdwin Fernández, Mario Limonta, Darío Proenza y Juan Carlos Romero.

Luberta consiguió llevar a Alegrías de Sobremesa a los primeros lugares del rating radial de Cuba, atrayendo al elenco actoral y a la participación  musical a los más prominentes artistas del país.

MG Revista de Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *