La Madriguera de Miami: energía de la Cuba profunda

Madriguera01

Aldo, de Los Aldeanos, durante una presentación reciente en La Madriguera.

Por Gricel González

Por fuera parece solo un almacén más del llamado Bird Road Art District, pero detrás de las puertas de metal se esconde una energía que se puede sentir desde el momento de atravesar la entrada. La pintura de un bebé con el dedo índice pegado a sus labios en señal de “cállate” te da la bienvenida.

El local, bautizado como La Madriguera de Miami, es un centro cultural muy pendiente de las artes. Un perfecto ejemplo de que cuando intentas recuperar un pedazo de tus raíces fuera de tu ámbito propio, siempre terminas por recrear algo de lo que perdiste. Eso es justo lo que encuentran artistas independientes y alternativos cubanos y de otras nacionalidades, en La Madriguera. A la vez, para una generación de jóvenes que encontró en el rap suburbano el medio de expresión en la isla y luego emigró a Estados Unidos, el lugar es la puerta que los lleva a reencontrarse con la Cuba que dejaron atrás.

La Madriguera de Miami fue creada en marzo del 2013 por iniciativa de la organización Cuban Soul Foundation, Su presidente, Pedro Vidal, dice que el lugar se habilitó para brindarle espacio a un género musical que es censurado y discriminado en la isla.

Una nueva generación

“Cuando se escucha hablar del rap suburbano, muchos lo asocian a un mensaje de contenido sexual o un lenguaje grotesco. Sin embargo, el rap en Cuba se ha convertido en el medio de expresión para una nueva generación, como la prensa independiente y libre”, dijo Vidal, joven cubanoamericano nacido en Estados Unidos.

A pesar de que sus padres le enseñaron la historia de Cuba, Vidal creció con la inquietud de saber más, lo que lo llevó a visitar la isla en el 2011 y sostener allí su primer encuentro con el “hip hop underground”.

Madriguera02“Visité La Madiguera de La Habana y en sus conciertos fue cuando me conecté con esa energía que había sobre un movimiento de jóvenes de Cuba que les gustaba el hip hop, el arte independiente y alternativo. Siendo cubanoamericano, eso me abrió los ojos mucho porque nacido aquí en Miami lo que conozco de mi cultura es la salsa, el guaguancó, así que cuando vi ese movimiento con una letra y un mensaje tan consciente y crítico del sistema, y también de las condiciones de vida, me di cuenta que la gente en Miami no sabe que hay una energía especial en el rap con mensajes estimulantes”, explicó Vidal.

Ese hallazgo cambió el rumbo de su vida. Dejó su empleo administrativo en la Universidad George Washington, en Washington DC, y fundó la organización sin fines de lucro Cuban Soul Foundation, destinada a promover el arte alternativo cubano con donaciones e fondos privados. A través de las vías de intercambio cultural entre Cuba y Estados Unidos, estimulado por la administración de Barack Obama, comenzó a promover a los artistas.

Sobre las paredes negras de La Madriguera se refleja una cultura que se vive de manera clandestina en la isla, porque su mensaje incomoda al discurso oficial. Allí descansan pinturas de talentosos artistas cubanos que de otra manera les resultaría imposible exhibirlas.

Voces rebeldes

En el escenario, con una pintura de fondo y una luz muy tenue, se encuentra la plataforma para artistas del hip hop como Los Aldeanos, Silvito “El Libre”, Raudel Collazo “Escuadrón Patriota”, David de Omni Zona Franca… Todas son voces que también se levantan para desenmascarar la discriminación racial, el abuso de poder, la violencia doméstica y otras injusticias cotidianas del país donde viven.

Alejandro Cuello “El Poeta Lirico”, también artista de rap suburbano, dice que “llegar y ver La Madriguera de acá viene a llenar ese vacío”,

“Cantar aquí es como un sueño y hacerlo es una satisfacción muy grande al ver que vienen a vernos hasta de Nueva York. Hay pocos espacios para mostrar lo que hacemos, no todo el mundo ha concientizado el trabajo del rap, o lo concientizan y simplemente lo censuran”, comentó el artista.

Cuello reconoce que faltan en Cuba los espacios para mostrar el quehacer artístico en pos de cambios en la sociedad, pero establece diferencias entre el rap cubano y ciertas manifestaciones del rap comercial.

“Allí le cantan a los problemas sociales para hacer conciencia sobre ellos, en tratar de proponer soluciones, no tienen que ver nada con el rap comercial que se dedica al dinero, las mujeres, la posición social, el sexo… En el rap cubano, en su mayoría, hay un mensaje muy claro sobre los problemas humanos y sociales”, agegó Cuello.

Atmósfera de libertad

La idea de la decoración de La Madriguera fue recrear una atmósfera donde se respirara democracia y libertad. Fue el aporte de cuatro jóvenes, dos cubanos residentes en la isla, David de Omni Zona Franca y Raudel “Escuadrón Patriota”, junto a dos cubanoamericanos, Mariana Hernández, vicepresidenta de Cuban Soul Foundation, y su presidente Pedro Vidal.

Su origen está en La Habana, donde surgió la primera institución cultural con ese nombre, con propósito de habilitar un espacio para los artistas independientes y alternativos que no eran reconocidos por los medios oficiales.

“No hay nada mejor que ver a un artista que en Cuba no puede vivir de su arte, conectarse aquí con un público y poder vender su arte, que la gente lo vean como algo válido y como un artista con talento”, manifestó Vidal.

El promotor de La Madriguera recordó que la mayoría de los artistas que ha acogido la instalación son afrocubanos, un tema que apunta a romper las barreras de la discriminación racial que persiste en ambas orillas, en Cuba y en la comunidad cubana de Miami.

“Ese es uno de los problemas que tenemos en nuestra gente, la discriminación sigue muy fuerte, aquí en Miami es más sutil; en Cuba, más marcada. El mensaje que sale de la boca de esos artistas es increíble, son inteligentes, son profesionales, quieren un mejor futuro para su familia y nosotros como buenos hermanos les debemos dar la mano y podemos aportar nuestro grano de arena… Me siento muy feliz que he podido ayudar a mi manera”, concluyó Vidal.

La Madriguera de Miami está ubicada en el Bird Road Art District, en el 7416 SW 42nd St, Miami, Florida 33155. Está abierta al público el tercer sábado de cada mes y sus próximas actividades serán junio 21, julio 19 y agosto 16.