hit counter

Médicos cubanos desaprueban en masa exámenes de revalidación en Brasil

Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • Print

Médicos cubanos desaprueban en masa exámenes de revalidación en BrasilPor Luís Henrique Vieira*

Muchas personas todavía creen que la atención médica en Cuba es una de las más eficientes del mundo, como anuncia a menudo el régimen. Pero los mismos médicos que apoyan el supuestamente renombrado sistema de atención médica en la isla caribeña están luchando por revalidar su título para ejercer legalmente en Brasil.

En las últimas pruebas de revalidación -que incluyen dominio del portugués, conocimientos médicos y prácticas clínicas- ninguno de los médicos que se graduaron en Cuba fueron aprobados.

Desde 2005 hasta hoy -el examen más reciente fue administrado a principios de este año- más de 300 médicos cubanos han solicitado trabajar legalmente en  Brasil, pero sólo 25 fueron autorizados, de acuerdo con el Ministerio de Educación.

Esos resultados, de hecho, están entre los peores del promedio de 600 profesionales que pasan por el proceso, y cuyos países natales van desde Argentina, Bolivia y Estados Unidos hasta la Unión Europea.

La Asociación Médica Brasileña atribuye el aparente fracaso de tantos médicos en la prueba a la falta de calidad de las universidades en países como Cuba y Bolivia. Según la entidad, la enseñanza de la medicina en estos lugares se encuentran al nivel de un diploma de enfermería en Brasil.

En Estados Unidos la situación es similar. Según la Asociación de Médicos y Cirujanos, más del 75 por ciento de los cubanos con títulos médicos fracasan en el examen para obtener la licencia laboral de la Comisión de Educación para Graduados Médicos Extranjeros.

La mayoría de ellos también fallan en las pruebas para recibir la certificación como “ayudantes de médico”.

Para Humberto Fontova, un refugiado cubano y comentarista político en Estados Unidos, los resultados no son una sorpresa.

“[Los estudiantes cubanos de la salud] no aprenden lo que la mayoría de los médicos en la mayoría de los países aprenden en la mayoría de las escuelas de medicina”, dijo Fontova.

Los empeños de Lula

Desde que el ex presidente Luiz Inácio Lula Silva asumió el cargo en 2003, el gobierno trató de facilitar el uso del trabajo de médicos cubanos en Brasil. La propuesta de autorización automática para que todos los médicos de la isla pudieran trabajar en Brasil fue aprobada en la Cámara de Representantes, pero más tarde no pudo pasar en el Senado.

A pesar de ello, muchos médicos cubanos están siendo alentados por ambos gobiernos para llegar a las zonas más pobres de Brasil. Una de las razones es el programa del gobierno brasileño de “La Salud de la Familia”, que se centra en la atención preventiva -una especialidad de sistema de salud cubano.

Tal vez la razón principal es la amistad de Lula con el Partido de los Trabajadores (sic) del régimen de Castro. Incluso cuando se le preguntó sobre la muerte de Orlando Zapata Tamayo, un disidente del régimen que murió de una huelga de hambre en 2010, el señor Lula se negó a criticar a Castro, llamando al dictador un “buen compañero, amigo.”

“[Zapata] acaba de morir porque él decidió hacer una huelga de hambre. No nos podemos quejar de eso “, dijo el ex presidente de Brasil en ese momento.

Brasil, sin embargo, tiene un verdadero problema de la falta de médicos en muchas regiones. Hay 350,000 médicos en el país, pero el 73 por ciento trabaja en el sur y sureste -las regiones más ricas.

Mientras tanto, el gobernador Ricardo Montinho Paraíba, estado norteño que está entre los más pobres de la nación, fue a Cuba en septiembre para contratar médicos. Pero de acuerdo con el Consejo de Médicos de Paraíba, sólo un cubano fue aprobado para ser un médico en el estado.

Montinho más tarde abandonó la idea.

“Yo sólo quería mejorar los servicios de mi estado”, dijo Montinho.

Salud y familia

En el remoto estado centroccidental de Tocantins más de 500 médicos cubanos fueron contratados ilegalmente para trabajar para “La Salud de la Familia”. Un tribunal estatal decidió prohibir el trabajo de estos profesionales.

Los estados de Ceará, Piauí, Bahia, Paraíba, Santa Catarina y São Paulo también contrataron legalmente a los trabajadores cubanos para sus sistemas.

Las asociaciones médicas en Brasil niegan que sus médicos no quieren trabajar en zonas pobres y distantes. También dicen que no hay manera de adoptar un procedimiento diferente y  amenazan con enjuiciar a los médicos que trabajan ilegalmente.

“Sólo necesitamos un buen plan profesional para los médicos que van al interior. No podemos hacer excepciones para países específicos y tenemos que pedir una prueba igual a la que otros países nos aplican a nosotros. Argentina y Estados Unidos tienen buenas universidades y sus estudiantes están aprobados aquí”, dijo el doctor Fernando Matos, presidente del Consejo de Médicos de Rio Grande do Sul , que se preocupa por el trabajo de los médicos uruguayos en el estado fronterizo.

La prueba de revalidación, sin embargo, ha sido criticada por los brasileños que estudian en otros países. En una institución privada, pagan más de $1,500 al mes para la matrícula, mientras que en Bolivia no es de más de $200. En Cuba, por otra parte, los solicitantes sólo necesitan la aprobación del Partido de los Trabajadores, el Partido Comunista de Brasil o de otras instituciones aliadas al régimen de Castro.

“El examen es realmente para desaprobar a todo el mundo”, dijo Afonso Magalhaes, presidente de la Asociación de Estudiantes de Medicina de Brasil en Cuba.

*Cortesía de Fox Latino. Traducción de Café Fuerte.