Falleció Oswaldo Payá Sardiñas, líder de la oposición política cubana

Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • Print

Oswaldo Payá Sardiñas (1952-2012), líder de la oposición en Cuba

Oswaldo Payá Sardiñas (1952-2012), líder de la oposición en Cuba

Por Ivette Leyva Martínez

El ingeniero Oswaldo Payá Sardiñas, prominente figura de la oposición política en Cuba, falleció en horas de la tarde de este domingo tras un accidente de tránsito ocurrido en las cercanías de Bayamo, en el oriente de la isla. Tenía 60 años.

Payá, fundador y líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), viajaba en un automóvil con otras tres personas cuando un vehículo los embistió y sacó de la carretera, provocando el trágico desenlace, según las primeras versiones de fuentes consultadas en Bayamo y La Habana.

Harold Cepero Escalante, de 32 años, activista del MCL y nativo de Ciego de Avila, también falleció.

Sin embargo, en horas de la noche una nota oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC) citó a “testigos presenciales” asegurando que el hecho ocurrió cuando “el conductor de un auto turístico rentado, perdió el control y se impactó contra un árbol”.

El comunicado del PCC, apareció en su página de Facebook anunciando la muerte de Payá y Cepero -sin aclarar quiénes eran- y mostró una supuesta foto del auto accidentado. La foto publicada no está relacionada con el hecho, sino con otro accidente ocurrido en Cienfuegos el pasado junio.

El texto se publica este lunes en el diario Granma.

El accidente tuvo lugar a la 1:50 p.m. en la localidad La Gavina, a 22 kilómetros de Bayamo, capital de la provincia Granma.

Los primeros testimonios obtenidos por CaféFuerte indicaron que Payá fue trasladado de urgencia hacia el Hospital Provincial “Carlos Manuel de Céspedes” de Bayamo, donde falleció poco después de las 5:30 p.m.

Investigación en curso

Un twittero oficialista anunció la muerte del disidente alrededor de las 5:40 pm y dijo que se ofrecerían en breve más detalles de lo ocurrido.

La bloguera Yoani Sánchez dijo desde La Habana que personal del hospital en Bayamo le informó del fallecimiento al secretario del obipso en Bayamo, Carlos Amador. El centro médico estaba rodeado por agentes policiales, según testigos.

Foto del auto donde viajaba Payá Sardiñas, segun apareció en la página de Facebook del Partido Comunista de Cuba. La imagen corresponde a un accidente ocurrido en Cienfuegos el pasado junio.

Foto del auto donde viajaba Payá Sardiñas, segun apareció en la página de Facebook del Partido Comunista de Cuba. La imagen corresponde a un accidente ocurrido en Cienfuegos el pasado junio.

En el vehíçulo accidentado viajaban además el ciudadano español Angel Carromero, consejero técnico de la Junta de Moratalaz, distrito de Madrid, y Aron Modig, presidente de la Liga de la Juventud Demócrata Cristiana Sueca (KDU), asociada con la Democracia Cristiana. Ambos sufrieron heridas leves y reciben tratamiento médico.

La Policía de Bayamo está investigando las causas del accidente, según fuentes oficiales.

La noticia del accidente y la muerte de Paya se diseminó desde las primeras horas de la tarde con gran impacto internacional. El hecho tuvo amplia repercusión en las redes sociales: #OswaldoPaya se convirtió en tendencia mundial en Twitter.

Conocido internacionalmente por el llamado Proyecto Varela -una iniciativa de reforma constitucional que recaudó amplio apoyo entre la población cubana-, Payá recibió el Premio Sajarov del Parlamento Europeo en el 2002 y desencadenó una inusitada reacción del régimen castrista para declarar irrevocable el sistema socialista implantado en el país.

Con su muerte, el movimiento de oposición en la isla pierde a una de las personalidades de más prestigio, influencia social y proyección internacional.

Ferviente tradición católica

Nacido en La Habana en 1952 en el seno de una familia de ferviente tradición católica, Payá asistió al colegio Champagnat de los Hermanos Maristas en la barriada del Cerro, hasta que fue clausurado por el régimen comunista en 1961.

A los 16 años fue enviado a pasar el servicio militar obligatorio en Isla de Pinos. Una vez concluido el período militar, se integró a la vida en su parroquia en el Cerro y pasó a formar parte de su grupo parroquial juvenil.

Su acción como laico lo llevó a trabajar en el proceso de la Reflexión Eclesial Cubana (REC) y fue designado como delegado al Encuentro Nacional Eclesial Cubano (ENEC) en febrero de 1986.

Por esos años (1986-1988) fundó e impulsó la Peña Cristiana del Pensamiento Cubano en la Parroquia de El Cerro y publicó el folleto Pueblo de Dios para ser distribuida en todas las iglesias.

A pesar de su actividad opositora mantuvo siempre un empleo estatal como especialista en equipos electromédicos. Tenía un título de Ingeniería en Telecomunicaciones.

En 1988 fundó el MCL, una agrupación a la que dedicó todos sus esfuerzos en defensa de los derechos democráticos y las libertades civiles de sus compatriotas.

Su labor no pasó inadvertida por el gobierno cubano. Su hogar fue asaltado por las turbas alentadas por la Seguridad del Estado en 1991. Desde entonces fue interogado y detenido temporalmente por la policía política en repetidas ocasiones.

Al año siguiente redactó el llamado Programa Transitorio para un cambio político en Cuba y se sumó como uno de los cinco organizadores de la coalición Concilio Cubano.

Como figura de liderazgo de la oposición firmó el manifiesto Todos Unidos y fue nombrado coordinador de su comisión de relatoría.

Proyecto de movilización ciudadana

Pero su gran proyecto de movilización ciudadana se materializó hacia el 2001 a través del Proyecto Varela y los comités ciudadanos creados para impulsarlo a lo largo del país. La iniciativa había sido ideada en su organización en 1998.

Payá y sus seguidores recorrieron la isla recabando apoyo y el 10 de mayo del 2002 lograron presentar a las autoridades más de 11 mil firmas de respaldo a un plebiscito sobre un proyecto legislativo ante la Asamblea Nacional del Poder Popular.

El gobierno cubano no sólo rechazó la propuesta, sino que sacó a las calles a miles de manifestantes para reafirmar el sistema socialista y provocar un cambio constitucional que no dejara resquicios para la actividad disidente.

Sin embargo, las represalias no quedaron ahí. En marzo del 2003, a raíz de la ola represiva conocida como la Primavera Negra, unos 40 integrantes del MCL estuvieron entre los 75 activistas arrestados y condenados a penas entre 12 y 28 años de cárcel en juicios sumarios bajo acusaciones de atentar contra la soberanía nacional.

Payá no fue encarcelado y no cesó en sus reclamos de los derechos democráticos en Cuba.

En el 2004, el Proyecto Varela consiguió recolectar otras 14 mil firmas para reclamar cambios al gobierno de Fidel Castro.

Por el amor a Cuba

Dos años después presentó el programa Todos Cubanos para una transición pacifica hacia la democracia, y firmó junto con otros disidentes el documento Unidad para la Libertad. En el 2009, impulsó el Llamamiento al Diálogo Nacional y, en julio del 2011, dio a conocer la declaración “El Camino del Pueblo”, una propuesta para unir a la oposición pacífica de cara al futuro de la isla.

“Si en algo estamos muy unidos es en el amor a Cuba y en el objetivo de lograr todos los derechos para todos los cubanos, la libertad, la reconciliación, la paz y la democracia verdadera para que el pueblo pueda ejercer su soberanía y decidir sus proyectos, los cambios y su futuro”, expresa el documento. “Los cubanos tenemos derecho a los derechos. Hagamos el camino del pueblo”.

Durante los últimos meses, la voz de Payá se alzó para lanzar duras críticas a la jerarquía católica, por considerar que estaba instaurando una política de desprecio hacia el movimiento opositor interno.

““Estos que gozan del privilegio de tener voz y espacios protegidos, conspiran contra la verdadera reconciliación y la paz que sólo puede lograrse si se respetan todos los derechos de los cubanos, su libertad de expresión y asociación y se celebran elecciones libres”, dijo en relación con un encuentro sobre la diáspora cubana del siglo XXI, organizado por la Iglesia Católica cubana el pasado abril.

Recibido por Juan Pablo II

Por su labor cívica dentro de Cuba, fue honrado en 1999 con el Premio Homo Homini, de la fundación checa People in Need, por su contribución a la defensa de los derechos humanos, y  en el 2002 recibió el galardón W. Averell Harriman, que otorga anualmente el Instituto Nacional Demócrata en Washington.

También fue nombrado Doctor Honoris Causa en Leyes por la Universidad de Miami (2002) y la Universidad de Columbia, en Nueva York (2003). Fue nominado en seis oportunidades al Premio Nobel de la Paz.

En ocasión del viaje para recibir el Premio Sajarov en el Parlamento Europeo, Payá fue recibido en Roma por el Papa Juan Pablo II y visitó luego Miami, donde asistió a una misa de homenaje en la Ermita de la Caridad del Cobre y realizó encuentros con figuras y organizaciones del exilio cubano.

Lo sobreviven su esposa Ofelia Acevedo, sus hijos Oswaldo José, Rosa María y Reinaldo Isaías, además de su hermana Marlen, todos en La Habana. Otros cinco hermanos residen en el extranjero: en Miami, Reinaldo y Alejandro; en España, Rosa, Oscar y Carlos, quien es delegado del MCL en Madrid.

En la tarde del lunes unas 400 personas se congregaron en la iglesia Salvador del Mundo de La Habana para una misa de cuerpo presente a Payá. El ataúd fue recibido con vítores y una ovación que duró 10 minutos. Los asistentes cantaron el himno nacional y corearon “¡Libertad, Libertad!” dentro de la iglesia.

El sepelio será este martes a las 9 de la mañana.

Notas relacionadas:

Gobierno cubano ofrece su versión sobre el accidente

Declaración del Movimiento Cristiano Liberación

Documental sobre Oswaldo Payá y el Proyecto Varela:

Start learning on Udemy today!
  • Vanyeli Ramirez

    Quiero tener más conocimiento de este documento y saber más de los cubanos que pertenecen como yo a esta.. Gran Maestro Paya