Retiran enmienda sobre viajes y remesas a Cuba de ley de gastos en EEUU

Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • Print

Cubano-americanos se disponen a viajar a Cuba.

Cubano-americanos se disponen a viajar a Cuba.

Legisladores republicanos retiraron el jueves en la noche la enmienda para restringir los viajes y remesas a Cuba que permanecía como el principal obstáculo para la aprobación de un presupuesto de un billón de dólares destinado a las agencias federales de Estados Unidos.

La Casa Blanca declinó permitirles a los legisladores demócratas el visto bueno a la ley hasta que no se retirara la enmienda sobre Cuba, patrocinada por el congresista cubanoamericano Mario Díaz-Balart, republicano por Florida.

Sin esa enmienda, que fue calificada como el último punto de fricción entre republicanos y demócratas, queda abierto el camino a la aprobación de la ley, la cual garantiza el financiamiento de las agencias federales durante los próximos nueve meses.

También fue retirada una enmienda de la congresista Jo Anne Emerson, republicana de Missouri, la cual habría permitido flexibilizar las condiciones de pago del gobierno cubano a las compañías agrícolas estadounidenses. Emerson es la primera mujer republicana que representa a Missouri en el Congreso, y es conocida por su defensa de los proyectos agricolas y el sector rural de Estados Unidos.
El camino queda allanado para la aprobación final de la ley de gastos este viernes, apenas horas antes de expirar el plazo que decretaría la paralización del gobierno por falta de fondos.

Según dijeron a CaféFuerte fuentes familiarizadas con las negociaciones, Hal Rogers, presidente del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes, acordó ceder en el “asunto cubano” a cambio de una promesa de Harry Reid, líder de la mayoría demócrata en el Senado, de viabilizar este viernes la votación sobre la ley de gastos.

Renovada flexibilidad

Desde el mediodía del jueves comenzaron a surgir reportes de fuentes inmersas en los debates en el Capitolio de que los republicanos  estaban mostrando “renovada flexibilidad” en torno a la enmienda sobre Cuba.

“Este es el último punto que nos frena está dando vueltas todavía sin que la gente entienda completamente las ramificaciones de lo que significa para la gente”, señaló el congresista demócrata José Serrano. “Sé que esto puede sonar suena como un teatro, pero es el resultado de gente que simplemente hace declaraciones anti-Castro sin pensar en las consecuencias”.

A inicios del año, el presidente Barack Obama dijo que vetaría cualquier intento de socavar su política exterior para la isla. Aunque no se había pronunciado puntualmente sobre esta legislación, sí se manifestó a favor de mantener sin restricciones los viajes y las remesas a la isla.

En otro punto de desacuerdo, los demócratas cedieron ante los republicanos y desistieron de otorgar financiamiento gubernamental a los abortos de mujeres pobres en el Distrito de Columbia.

La propuesta de Díaz-Balart a la ley de Apropiaciones de Servicios Financieros intentaba reimplantar las restricciones decretadas por el gobierno de George W. Bush en el 2004 y suprimidas cinco años después por su sucesor en la Casa Blanca.

El bloque de congresistas cubanoamericanos, encabezado por la presidenta del Comité de Relaciones Exteriores, Ileana Ros-Lehtinen, estuvo firme hasta el último minuto en el respaldo a la “enmienda cubana” del proyecto legislativo, pero se vieron obligados a retirarla ante la presión de sus colegas republicanos.

“No hay necesidad de cerrar el gobierno”, declaró horas antes John A. Boehner, líder de la mayoría en la Cámara de Representantes, indicando que la enmienda sobre Cuba no sería un obstáculo de peso para frenar la legislación.

Reescribiendo la enmienda

Más temprano el jueves, Rogers accedió a reescribir el lenguaje de la enmienda para responder a las preocupaciones de la Casa Blanca y ganar el respaldo de Reid, según indicaron asesores republicanos y demócratas.

Los republicanos dijeron que Rogers se mostró reacio a dar el paso y lo hizo con el entendimiento de que si se protegía la política de viajes a Cuba de Obama, Reid permitiría que la legislación avanzara en el pleno de la Cámara y fuera sometida a consideración del Senado.

De acuerdo con reportes de National Journal, Rogers trabajó con el personal de Reid hasta altas horas de la noche del miércoles y continuó las conversaciones en la mañana del jueves.

El Congreso debe aprobar el acuerdo antes de la medianoche del viernes, de lo contrario las agencias federales se quedarían sin financiamiento y tendrían que cerrar.

Notas relacionadas:

Horas cruciales para decisión del Congreso sobre viajes y remesas a Cuba

Obama: “Protegeré viajes familiares y remesas sin restricciones a Cuba”

Start learning on Udemy today!