Profesores angolanos indignados por contratación de cubanos

Escuela de formación de profesores angolanos.

Por Jorge González

El Sindicato de Profesores de la Enseñanza Superior de Angola (SINPES) manifestó su indignación al gobierno de la nación africana por la decisión de invertir 55 millones de euros para contratar a profesores cubanos, en lugar de gastar esa suma “para darle dignidad” a los profesores nacionales.

Eduardo Peres Alberto, Secretario General del SINPES, dijo a la agencia Lusa que los 55 millones de euros deberían invertirse en los cuadros y profesores angolanos que ya están en funciones, y agregó que muchos de estos profesionales han abandonado la instituciones de la enseñanza superior por falta de salarios.

Para Peres Alberto, la política de contratar profesionales es “ineficiente” pues “al invitar extranjeros” no se resuelve la “deplorable” situación que enfrentan los docentes angolanos, quienes “reciben salarios miserables”, además de que existe un atraso en el pago de sueldos.

El SINPES asegura que si el nuevo gobierno de Joao Lorenco comienza muy mal si decide apostar por la continuidad de esta política llevada a cabo por el duce de Angola, José Eduardo Dos Santos, quien a finales del pasado mes dejó la presidencia tras 38 años en el poder.

Millones para la banca militar cubana

Medios angolanos aseguran que ANTEX recibió 31,5 millones de euros (37,2 millones de dólares) por el contrato de profesores de la enseñanza superior, y otros 23,2 millones de euros (27,4 millones de dólares) por el envío de docentes para cursos en el área de la salud.

Los reportes se refieren a recientes despachos del Ministerio de Educación Superior Angola que dan cuenta del millonario contrato con ANTEX (Antillana Exportadora), una de las empresas operadas por los empresarios militares cubanos.

ANTEX pertenece a la entidad de inversión de las Fuerzas Armadas de Cuba, GAESA (Grupo de Administración Empresarial), que dirige el ex yerno de Raúl Castro, General Luis Alberto Rodriguez Lopez-Callejas, y asegura el reclutamiento de especialistas cubanos para enseñar en las universidades angolanas en el marco de cooperación bilateral.

Cubanos sí, portugueses no

La decisión del ejecutivo angolano por apostar por profesionales cubanos despierta otros recelos y preocupaciones en algunos académicos angolanos, quienes aseguran que esta no es la mejor apuesta para el desarrollo de áreas como la ingeniería.

Las universidades de Portugal, por ejemplo, se han mostrado muy interesadas en colaborar con el desarrollo de sus homólogas angolanas, pero al parecer Luanda prefiere optar por el buen socio político cubano que en el pasado envió sus hombres a luchar junto al Movimiento por la Liberación de Angola (MPLA)

En 2011, cuando la Universidad de Porto (UP) conmemoraba sus 100 años de vida, una delegación angolana visitó esta institución portuguesa con miras a establecer vinculos de colaboración.

A raíz de la creación de ocho regiones académicas en Angola, algunos de los rectores de las nuevas universidades y técnicos vinculados al Ministerio de Educación Superior buscaban ayuda y cooperación en sus colegas portugueses.

Los portugueses se mostraron muy interesados por las potencialidades que se desarrollarían en el ámbito de las ingenierías mecánica, civil y química. Una de las áreas que cautivo especial atención fue el corredor de Lobito, donde se realizan importantes proyectos de infraestructura en el sector del transporte (puertos, ferrocarril, aeropuerto) con el objetivo de impulsar el comercio de productos agrícolas, mineros e industriales.

Carlos Pinho, profesor de la Facultad de Ingeniería de la UP, mostró especial interés por el asunto y llevó a cabo gestiones para acuerdos que no florecen, según el testimonio del académico reseñado por el medio independiente angolana Folha 8.

La publicación apunta que lo más preocupante y lo que más se teme en este contexto es que Angola siga mirando hacia Cuba en áreas como la ingeniería, una materia en la que la nación caribeña no tiene mucho que ofrecer.

MG Revista de Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *