EEUU reduce su personal diplomático en Cuba y emite alerta para viajeros a la isla

Por Redacción CaféFuerte

La crisis diplomática entre Cuba y Estados Unidos escaló este viernes su punto más álgido con la decisión de Washington de retirar el personal no imprescindible de su embajada en La Habana y la emisión de una alerta que recomienda a sus ciudadanos no viajar a la isla

Se espera que sea retirado de inmediato un 60 por ciento del personal diplomático estadounidense vinculado a la Embajada.

El anuncio fue hecho por el Departamento de Estado en horas de la mañana, luego de que las autoridades estadounidenses lo comunicaran al gobierno cubano. La jefa en funciones del Departamento de Estados Unidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) respondió al anuncio con una declaración, negando la responsabilidad de Cuba y lamentando el paso dado por Washington.

“La decisión del gobierno de Estados Unidos es precipitada, y va a afectar las relaciones billaterales y los intercambios entre ambos países”, dijo Vidal en unas declaraciones transmitidas por la edición vespertina del Noticiero Nacional de la Televisión Cubana.

Seguimos investigando

La funcionaria reiteró la voluntad del gobierno cubano de proseguir la investigación en curso hasta llegar a esclarecer lo sucedido.

La medida estadounidense se produce en medio de las tensiones creadas tras las afectaciones de 21 diplomáticos y familiares por presuntas agresiones acústicas, cuyo origen no ha podido ser determinado. El Secretario de Estado, Rex Tillerson, ha expresado que la decisión de sacar a sus empleados de la embajada es para proteger su seguridad ante la incertidumbre por los ataques sónicos.

Tillerson se había reunido esta semana con el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla en Washington para hablar de la situación creada por los misteriosos ataques acústicos, perpetrados supuestamente desde mediados del 2016.

En declaraciones adicionales, el Departamento de Estado confirmó este viernes que el procesamiento de visas en la Embajada de La Habana será paralizado inmediatamente y que las solicitudes de los cubanos tendrán que hacerse en embajadas y consulados ubicados en terceros países.

Aunque las solicitudes podrín hacerse por internet, elos funcionarios del Departamento de Estado dijeron que aún se han hecho las coordinaciones definitivas para implementar los trámites desde terceros países.

A continuación publicamos el texto del comunicado del Secretario de Estado, Rex Tillerson, sobre la decisión de Estados Unidos.

ACCIONES TOMADAS EN RESPUESTA A ATAQUES CONTRA EL PERSONAL GUBERNAMENTAL ESTADOUNIDENSE EN CUBA

Rex W. Tillerson
Secretario de Estado
Washington DC

En los últimos meses, 21 empleados de la Embajada de Estados Unidos han sufrido una variedad de lesiones por ataques de naturaleza desconocida. Los individuos afectados han exhibido una gama de síntomas físicos, incluyendo molestias del oído, pérdida auditiva, mareos, dolor de cabeza, fatiga, problemas cognoscitivos y dificultad para dormir. Los investigadores no han podido determinar quién es responsable o qué está causando estos ataques.

El 29 de septiembre, el Departamento de Estado ordenó la salida del personal no imprescindible asignado a la Embajada de Estados Unidos en La Habana, así como a todos los miembros de sus familias. Hasta que el Gobierno de Cuba pueda garantizar la seguridad de nuestros diplomáticos en Cuba, nuestra Embajada será reducida a personal de emergencia para minimizar el número de diplomáticos en riesgo de exposición a los daños.

Conjuntamente con la salida ordenada de nuestro personal diplomático, el Departamento de Estado ha emitido una advertencia de viaje aconsejando a los ciudadanos de Estados Unidos para evitar viajar a Cuba e informarles de nuestra decisión de retirar a nuestro personal diplomático. No tenemos informes de que ciudadanos privados estadounidenses se hayan visto afectados, pero se sabe que los ataques se han producido en residencias diplomáticas de Estados Unidos y en hoteles frecuentados por ciudadanos estadounidenses. El Departamento de Estado no tiene respuestas definitivas sobre la causa o la fuente de los ataques y no puede recomendar un medio para mitigar la exposición.

La decisión de reducir nuestra presencia diplomática en La Habana se hizo para garantizar la seguridad de nuestro personal. Mantenemos relaciones diplomáticas y nuestro trabajo en Cuba sigue guiado por los intereses de seguridad nacional y de política exterior de Estados Unidos. Cuba nos ha dicho que continuará investigando estos ataques y continuaremos cooperando con ellos en este esfuerzo.

La salud, la seguridad y el bienestar de nuestra comunidad de la Embajada es nuestra mayor preocupación. Seguiremos investigando agresivamente estos ataques hasta que se resuelva el asunto.

29 de septiembre de 2017

MG Revista de Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *