Playas de La Habana acumulan 30 metros cúbicos de basura al día

Desperdicios incontrolables. Foto: Roberto Suárez.

Por Daniel Benítez

Las Playas del Este de La Habana son el destino de mar más cercano y asequible para los más de dos millones de habitantes de la capital cubana, pero se ven afectadas por el accionar de quienes cada día dejan unos 30 metros cúbicos de basura y desperdicio en la arena.

Según las personas encargadas de limpiar la zona del litoral norte de Cuba, los visitantes que llegan hasta ahí no tienen reparo alguno en dejar como recuerdo de su estancia latas y botellas vacías, restos de comidas, cajas y cualquier objeto utilizado.

Las alarmantes revelaciones sobre las playas habaneras convertidas en gigantescos basureros por la indolencia de los bañistas aparecieron recientemente en un reportaje publicado por el diario Juventud Rebelde.

Para Eugenio Rodríguez, quien desde hace tres lustros se dedica a sanear el área, cuando comienza a trabajar a las 6 a.m. “son un asco, sobre todo en las partes donde hay más cubanos, porque donde se concentran los turistas extranjeros siempre está limpio. Estos son incapaces de echar basura sobre la arena”, relató al diario.

En total son unas 30 personas, en dos grupos, las que se encargan de mantener pulcros los más de siete kilómetros de mar. Muchos coinciden que los nacionales son los menos preocupados en mantener su entorno libre de basura.

Domingos de insensatez 

Se calcula que durante un domingo entre los meses de junio, julio y agosto, los visitantes de estas playas pueden llegar a medio millón de personas.

La flora circundante también sufre. Cada estampida deja troncos y ramas arracadas de las uvas caletas circundantes, las cuales son utilizadas como protección ante el sol en un área donde no se encuentran sombrillas ni otro tipo de protección.

El responsable de la empresa encargada de esas labores, Arentur, Carlos Rudy, reconoció que los bañistas utilizan los cestos de basura como soportes para improvisar toldos y hasta como porterías para jugar futbol.

El funcionario reconoció que la policía se dedica a perseguir otros delitos mientras los inspectores supuestos a velar porque se cumpla la ley, tampoco hacen caso de los infractores.

“En los años 90 había inspectores para alertar y multar por arrojar y dejar basura en la arena y maltratar los bienes…Ya no es así, pero hace falta” aseguró Rudy.

MG Revista de Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *