Aumentan muertos envenados y ahogados en Cuba; menos casos de suicidios

Más de la cuata parte de los médicos cubanos está cumpliendo misiones de colaboración en el exterior. Foto: Raquel Pérez/CARTAS DE CUBA.

Por Daniel Benítez

La cifra de personas que perdieron la vida por envenenamiento aumentó a 92 en el 2016, 10 más que en el año precedente, según cifras oficiales.

El Anuario Estadístico de Salud 2016, recién publicado, cataloga estos fallecimientos como accidentales, sin ofrecer más detalles.

De ese total, 83 fueron hombres, y 58 de ellos se encontraban en edades comprendidas entre los 20 a los 59 años. En las estadísticas sobresale también  el drástico incremento de las personas que murieron  por ahogamientos o sumersiones accidentales, que de 200 en 2015 se elevó a 261 al final de diciembre pasado.

De los ahogados 232 fueron hombres, 54 de ellos menores de 19 años. Del total de 29 mujeres fallecidas, 15 no cumplían los 20 años.

Más muertes en carreteras, menos suicidios

El apartado de los accidentes de vehículos motores reportó un aumento de muertes con respecto a los 12 meses anteriores; en total fueron 916, superando por tres los fallecidos en el 2015.

En cuanto a los suicidios, que se presentan como “muertes por lesiones autoinfligidas intencionalmente”, el documento señala una disminución de 82 casos. De las 1,511 personas que cometieron suicidio en 2015, la cifra descendió a 1,429 en el 2016.

El suicidio figura entre las 12 principales causas de mortalidad en Cuba, con una tasa porcentual de 8.3 (por cada 100 mil habitantes).

El extenso resumen aparece publicado en el sitio digital Infomed, perteneciente al Ministerio de Salud Publica.

Aclaración sobre misiones médicas

El documento ofrece además las cifras oficiales de la colaboración  médica internacional que presta Cuba.

Las misiones de colaboración abarcan 62 países, la mayor parte en el continente africano.

En total los profesionales cubanos del sector de la salud suman 493,368, de los que 90,161 son médicos y 16,852 estomatólogos.

El anuario del MINSAP no refleja el número de médicos que prestan servicios en el exterior, pero el organismo gubernamental ha fijado la cifra del personal de salud en misiones en más de 50 mil, de los que y unos 25 mil son médicos.

Así las cosas, significa que más de la cuarta parte de los médicos cubanos (27.7 %) está en misiones fuera de la isla, lo cual hace entendible que se resienta la atención primaria y la necesitada de especialistas.  Una de las principales críticas de la población en un país que registró en 2016 la tasa histórica más alta de atenciones de consultas: 119,094,501, lo que significa, como promedio, que cada residente en Cuba fue unas 11 veces al médico o al dentista durante el pasado año.

Cifras distorsionadas

La publicación no revela el monto de los ingresos por concepto de servicios médicos en el exterior, aunque su publicación fue utilizada por algunos medios de comunicación y sitios digitales para atribuir al documento la cifra de 11,543 millones como las divisas que -como promedio- recibió La Habana por las misiones médicas.

En realidad, la cifra de $11,543 millones en divisas había aparecido desde el  pasado 17 de febrero en un artículo del ex ministro de Economía y Planificación, Jorge Luis Rodríguez, en el sitio oficial Cubadebate. En ese texto y como parte de una serie de artículos sobre la economía cubana, Rodríguez mencionó esa cantidad de ingresos por concepto de exportación de fuerza de trabajo calificada entre 2011 y 2015.

Ese dinero no proviene exclusivamente del contrato firmado para la “exportación” de los profesionales de la salud, como asumieron algunos comentaristas de asuntos cubanos en la red, sino que es la totalidad de contribuciones por contratos que incluyen también a especialistas del deporte,  agricultura y otras ramas de la ciencia, fuentes fundamentales para la entrada de capital al país.

MG Revista de Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *