Muertos por la libreta: Las flores de Bayate

AltarAlejandro

Ofrendas en recordación de Alejandro Barrios en su casa en Bayate, Pinar del Río.

Por Alvaro Alvarez*

Una semana después del sábado de hace siete días, cuando mi primo Alejandro Barrios esperaba ansiosamente que fuera noche -no me lo dijo pero lo puedo adivinar y verlo probándose el pulóver o planchando la camisa más bonita para que el espejo le sonriera en la fiesta latina- la familia, los amigos y los vecinos lo acompañan en estas horas que marcan “el fin del principio”.

Dispersos. Yo aquí, reconstruyéndole la historia con sus fotos, desde el fin del mundo, en una de las mañanas más heladas que he vivido. Una parte de la familia acompaña a su padre y a su madre, en el funeral en la ciudad de Orlando. La otra parte en Cuba lo despide, como yo, sin poder mirarle a la cara para decirle cuánto lo aman. Cuánto lo amamos.

Conectados. Desde aquí y desde allá se intercambian preguntas y dolores. Todos preocupados todos por Suli y por Orquídea. Y desde aquí, yo pendiente de Yaya, de Mama, de La Niña. Me entero que no pudieron hacer coronas de flores, porque hasta la tierra la han vuelto miserable.

“Estamos acá, otra vez alumbrado a Ale. No con coronas porque en el pueblo no se encontró una flor, pero sí con florecitas silvestres de nuestro Bayate y un ramito de Orquídeas que le pusimos a tu nombre”, me escriben.

Y claro, cómo puede mi familia mandar a hacer un ramo de flores o dos que te autorizan por cada uno de tus muertos, ante la escasez de flores, si el Estado Revolucionario no tiene un cuerpo físico ni un acta de defunción. Y me quedo pensando, que hasta en los momentos de angustia máxima, ese país nuestro nos aumenta la pena, el castigo.

Y ya no tengo dudas, de que no sólo la vida, sino la muerte también la tienen por la libreta.

*Alvaro Alvarez es un periodista cubano, residente en Chile y primo de Alejandro Barrios, joven fallecido en la tragedia de Orlando el pasado 12 de junio. Esta crónica fue escrita mientras transcurría, simultáneamente, el funeral de Alejandro en Orlando y en Bayate, el pueblo natal del joven en la provincia Pinar del Río. Se reproduce en CaféFuerte con el consentimiento del autor.

Notas relacionadas:

En la despedida de Alejandro Barrios: Palabras con amor de padre

Joven cubano entre las víctimas de masacre en Orlando

Llega a EEUU madre de joven cubano fallecido en masacre de Orlando

MG Revista de Marketing

3 thoughts on “Muertos por la libreta: Las flores de Bayate”

  1. Ni en los momentos de dolor dejan de enterrar su ponzoña en nuestra Cuba, parece que escribió desde Chile porque en nuestro país existen muchos sitios estatales y particulares donde se puede comprar flores y mandar a elaborar coronas u otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *