Nada nuevo bajo el sol: “Revelaciones” del General Escalante sobre el asesinato de JFK

Escalante-display

El General Fabián Escalante, historiador de la Seguridad del Estado y analista obsesionado del asesinato de Kennedy.

Por Miguel Fernández Díaz

El deshielo de las relaciones entre Washington y La Habana ha descolocado -y desconchunflado- a muchos analistas, activistas y programas mediáticos de ambos lados del diferendo. Y ha puesto en punto de mate a muchas teorías de los expertos que hasta ahora han diseccionado el “problema cubano”.

Así que no nos sorprendamos si por la necesidad de reinventar la Historia se nos aparezca uno de los tradicionales sesudos de la investigación oficial cubana a ponernos por fin sobre la mesa, en cuerpo y alma, al verdadero asesino de John F. Kennedy.

Al estilo de los telecentros de la televisión cubana en Miami, los medios en La Habana largaron que el programa La pupila asombrada (Canal Educativo 2) del sábado 26 de marzo traía “nuevas revelaciones sobre el asesinato de John F. Kennedy” con la entrevista al General de División Fabián Escalante, ex jefe y actual historiador de la Seguridad del Estado.

Nada de eso. Tal y como puede apreciarse en el video del programa, no hubo revelación alguna, sino mero avance del decimoquinto libro de Escalante: Más allá de toda duda razonable. El asesinato de John F Kennedy y la agresión a Cuba (en prensa), sin que la entrevista fuera más allá de los hechos expuestos en otro libro suyo: 1963. El complot (Ciencias Sociales, 2004).

El tridente del General

Sobre esta base fáctica ya conocida, Escalante saca tres conclusiones sobre el asesinato del Presidente Kennedy:

  • La hipótesis del asesino solitario [Lee Harvey Oswald] no guarda lógica correspondencia con los hechos comprobados. La mejor explicación estriba en que hubo conspiración, a la cual Escalante atribuye escala nacional con participación del complejo militar-industrial-congresional, la CIA, la Mafia, el FBI y exiliados “fundamentalistas” cubanos
  • Los ejecutores del asesinato se enmarcan en el triángulo CIA-Mafia-Exilio, ya que sus elementos comparten motivaciones, medios y oportunidad para cometer el crimen
  • El complot se tejió con ánimo de matar dos pájaros de un tiro: eliminar a Kennedy y echarle la culpa a Fidel Castro para esgrimirla como plausible justificación de otra invasión a Cuba

Para llegar a estas conclusiones, Escalante dice haber seguido dos pistas cardinales: el rastro de Oswald como agente de la inteligencia estadounidense —más o menos por la senda que abrió el finado Philip Melenson con Spy Saga (Praeger Pub, 1990)— y el testimonio del prisionero Tony Cuesta sobre los exiliados Herminio Díaz y Eladio del Valle como francotiradores en Dealey Plaza.

Así mismo considera que la muerte de Kennedy no derivó tanto del ánimo de venganza por sus actuaciones en Bahía de Cochinos y la Crisis de los Misiles ni por coquetear con Castro, sino más bien del interés por impedir que saliera reelecto en 1964, ya que las políticas de Kennedy se iban apartando cada vez más del dictado del establishment.

A tenor del núcleo duro del castrismo, Escalante compara el giro de la política de Kennedy hacia Cuba con el viraje táctico de la administración Obama para emplear poder blando con el mismo objetivo de destruir a la revolución cubana.

Revelaciones incómodas

Aunque Escalante aportó en la entrevista elementos de sobra para sostener su triple conclusión como plausible, reveló que no está del todo arriba de la bola:

  • Todavía maneja que el oficial de la CIA Howard Hunt y su agente Frank Sturgis eran dos de los tres vagabundos detenidos por la policía cerca de Dealey Plaza el día del asesinato y fotografiados por reporteros locales. Mary y Ray La Fontaine revelaron hace rato, a la luz de los registros del Departamento de Policía de Dallas, que los detenidos eran Gus Abrams, Harold Doyle y John Gedney (Houston Post, 9 de febrero de 1992, p. 1), tal y como sería confirmado enseguida por el FBI (Houston Chronicle, 3 de marzo de 1992, p. A9).
  • Asevera que “Kennedy llegó muerto al hospital Parkland Memorial y de inmediato, el vicepresidente Johnson ordenó limpiar la limosina donde había sido asesinado”. Aparte de que Kennedy llegó con vida a las 12:36 pm y falleció más de un cuarto de hora después, los investigadores más acuciosos de la “escena rodante del crimen” [desde Pamela McElwain-Brown hasta Vasilios Vazakas] nunca dieron con semejante orden, sino con que agentes del Servicio Secreto -como George Hickey y Sam Kinney-limpiaron imprudentemente las áreas correspondientes a los sujetadores del techo de plexiglás para colocarlo sobre la limosina descapotada, tras recibir Kinney autorización del jefe de escolta, Roy Kellerman, para llevar el vehículo de vuelta al aeropuerto.
  • Incluso si de este modo se buscaba lavar indicios, la clave no estriba en la limpieza, sino en que al menos seis testigos apreciaron un orificio de bala en el parabrisas y este fue desmontado para ocultar la evidencia de otro disparo, tal como Doug Weldon demostró en su artículo “The Kennedy Limousine” para la antología Murder In Dealey Plaza (Open Court, 2000, pp. 136-40 passim).
  • Sobre Oswald afirma que “en diciembre de 1959 solicitó la baja del servicio y después de un largo periplo se dirigió a Moscú donde solicitó asilo político, rompió su pasaporte y se declaró marxista”. Tal como consta en la minuciosa cronología de Mary Ferrell, Oswald obtuvo la baja de los Marines el 11 de septiembre de 1959 y se embarcó el 17 con destino a Le Havre (Francia); arribó el 8 de octubre y el 16 ya estaba en Moscú vía Finlandia. El 31 fue a la embajada americana con intención de renunciar a su ciudadanía y entregó su pasaporte intacto al cónsul Richard Snyder.

Caso Veciana

Escalante alega que “en septiembre [de 1963] Oswald se reunió con el oficial CIA David Phillips en Dallas, Tejas, a quien lo acompañaba el conocido terrorista de origen cubano Antonio Veciana, para el planeamiento de un operativo”. Sin embargo, en la conferencia por el aniversario 50 del informe de la Comisión Warren sobre el asesinato de JFK, Veciana sostuvo que apenas vio a Oswald cuando ya se retiraba de haber hablado con Phillips, a quien Veciana conocía como Maurice Bishop desde 1960.

Aquel encuentro casual había sido revelado por el propio Veciana el 22 de marzo de 1976 al Comité Selecto de la Cámara de Representantes sobre Asesinatos (HSCA, por sus siglas en inglés). Veciana agrega que, antes del encuentro, Bishop le había preguntado si podría obtenerse rápido una visa en el consulado de Cuba en Ciudad México y, después del asesinato, le incitó a conseguir con muy buen dinero la deserción a EE. UU. de Guillermo Ruiz, esposo de una prima de Veciana y jefe de la oficina comercial de la embajada cubana en México, a fin de apearse con que allí mismo el G-2 castrista había contratado a Oswald como hitman.

Escalante contrapone que tanto la pregunta como la incitación coincidieron en el tiempo como parte del operativo planeado por Phillips junto con Veciana y Oswald, ya que antes del asesinato sobrevino un extraño incidente en el trayecto a pie de la prima de Veciana hacia la embajada cubana en México: en la acera había un grueso rollo de dólares y un mexicano le dijo: ¡Señora, ese dinero es suyo! Otras dos personas se acercaban y ella corrió espantada hasta la sede diplomática. De haber recogido el dinero, la escena habría sido registrada en el puesto de vigilancia fotográfica de la CIA [Código LIONION] sito enfrente de la embajada. Y enseguida se habría procedido a chantajear a Ruiz.

Aunque el Archivo Nacional anunció para el año próximo la desclasificación masiva de expedientes aún secretos sobre el asesinato de Kennedy, Escalante largó por televisión que se pospuso para 2029. No obstante, lleva mucha razón en que no haberlos desclasificado aún indica tanto la irresponsabilidad de los sucesivos presidentes frente al esclarecimiento del crimen como la sospecha fundada de que así se ocultan pruebas de la conspiración.

Pero estas son las revelaciones que nos zumba La pupila asombrada para quien quiera entretenerse en reciclar viejos mitos desechables. Aquí los dejó con la palabra del General Escalante:

MG Revista de Marketing

11 thoughts on “Nada nuevo bajo el sol: “Revelaciones” del General Escalante sobre el asesinato de JFK”

  1. Ed Prida dice:

    Escalante eres un camajan, por que no sales en una foto bien clara, sin peluca y la nariz plastica que siempre le ponen para salir en camara, creo que ya no es necesario que uses esa incomoda nariz y los guantes para no dejar huellas, ya estas cogido, tu mismo te descubres, por que tu sabes tanto de todo este asunto, si tu estabas en Cuba, que tu hacias en Tampa, los Cayos y en Texas en aquella epoca…. que habra detras de la nariz postiza de Escalante?
    Si alguien lo sabe, que lo diga, porque parece que le va aseguir creciendo la nariz como a Pinocho, por decir mentiras y mas mentiras…Escalante, asesino y camajan…ademas de los que torturastes en Nicaragua y tirastes de los Mi-8 en vuelo, cuantos muertos tienen en Estados Unidos y Cuba…solo hablas de esto cuando el whisky te suelta la lengua….Asesino!

  2. Oscar Acosta dice:

    Algún día la verdad saldrá a la luz cuando los testimonios, pruebas y fotos que se mantienen sellados hasta el 2063 sean abiertos y publicados.

  3. Belkis Ferro dice:

    La verdad es que nunca los jefes del grupo que fueron atacar a Bahía de Cochinos en Cuba ,le perdonaron a Kennedy , La ayuda q les ofreció para tal misión , y que nunca llego, por ordenes que de seguro no pudo evitar ,recuerden aquí es así ,un presidente quiere una cosa ,y el Senado ,Congreso deciden…..Fue venganza, todos los de su familia q comenzaron a investigar la muerte del presidente , como su joven hijo y su esposa en ese misterioso accidente de avion,? Y su tío que también investigaba …..esas no son consistencias,eso es callar para que se dejara tranquila una investigación que iba a conducir a un Céntrico escandalo de muchos personages …Se me olvidaba También en esta trama de muertes y atentados a esa familia ,también se podría sumar la muerte De Marilyn Mineros…conectada muy de cerca a los hermanos Kennedy…..estas cosas no son coincidencias, …todas son la continuación de callar nombres de importancia ,como toda Clasificasion que ocurra en USA…UN TOP SECRET, ESCONDE MUCHAS COSAS PELIGROSAS , QUE SE DECEAN TAPAR, LA INTELIGENCIA DE UN PAIS ES ESO, DEJAR SE SEPA LO QUE NO INVOLUCRE A PERSONAGES DE MUCHISIMA INFLUENCIA ,PORQUE HABER ESPERADO TANTOS AÑOS PARA DECIR Y SACAR UN POQUITO DE ESE ESCONDITE…QUE SIGUE CREANDO PREGUNTAS CON MUCHISIMAS RESPUESTAS …PORQUE ESPERAR MAS AÑOS PARA SABER OTRO POQUITO DE ESE TOP SECRET…GOTA A GOTA , ESTO ES UNA SUPER NOVELA QUE JAMAS TERMINARA….TAMPOCO MI CASO SE SABRA NUNCA , ES UN TOP SECRET….INVOLUCRA A MUCHOS Y MUCHAS DE ALTO PODER….NUNCA IMAGINE ESO PODIA SUCEDER AQUI EN USA….ESAS COSAS SON CREIBLES EN CUBA ,.QUE DESILUCION ….MUCHAS COSAS GRAVES AQUI ,TERMINAN ECHANDOLE LA CULPA A LOS CASTRO DE CUBA …SE COMO SON NO ESTOY ENGAÑADA EN ESO …..PERO EL RENCOR Y MAFIA DE LOS CUBANOS AMERICANOS QUE AN PERTENECIDO A LA CIA ES INMENSA ,SON ASESINOS A SUELDO…..NUNCA NADA LE PASO AL TERRORISTA ,POSADA CARRILES, QUE LE SABRAN ? MUCHAS COSAS SABE ESA ARPIA MISERABLE ASESINO DE INOCENTES, COMO SU AMIGO ORLANDO BOSCH QUE YA ESTA EN EL INFIERNO……..TODO EL QUE MATE PERSONAS INOCENTES ES TERRORISTA SEA DE DONDE SEA….Y NO SE DEBERIAN DEFENDER…….EN ESTE PAIS ES MAGNIFICO TODO ,INCREIBLE , PERO EXISTEN MUCHAS IMPERFECCIONES ……OJALA ALGUN DIA NO SEA MAS ASI…..BELKIS FERRO LA DOBLEMENTE TORTURADA…..

  4. Cuba podría necesitar de ese talento en relación a las investigaciones, ¿es que no tenemos misterios en nuestra historia para investigar?¿o es que sencillamente la verdad la saben todos ustedes? Resolver el ¨misterio¨ de JFK es interesante, pero aclarar algunos baches de nuestra propia historia sería mucho más valioso. Digamos que de todos nuestros líderes, el único que ha tenido longevidad ha sido Fidel Castro, los demás se han muerto, se han desaparecido, se han ido a luchar a otros países, los han sorprendido en la clandestinidad, etc. También podríamos explicar como un Héroe de guerra se convierte de pronto en un criminal narcotraficante y es ejecutado por un escuadrón marcial. O quizás algo más reciente, como las negociaciones secretas entre cuba y estados unidos, la desmoralización en el ejército, la pérdida de los valores en la sociedad cubana, los jóvenes y la emigración de la isla, el hecho de que Cuba se está volviendo un país de la Tercera Edad…..en fin, al parecer nada de esto tendría la relevancia suficiente para nuestros ¨historiadores¨, es mejor que sigan solucionando el asesinato de un presidente extranjero. Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *