Sentencias de hasta 10 años de cárcel en caso de malversación en empresa de correos

Correos02-display

Empresa de Correos Habana Oeste, en Marianao, dopnde ocurrieron los actos de malversación y desfalco. Foto: José M. Correa

Por Redacción CaféFuerte

Un tribunal cubano impuso condenas entre 10 y un año de prisión a directivos y empleados de la Empresa de Correos Habana Oeste en La Habana  en un caso de malversación de fondos y falsificación de documentos bancarios que involucró a un cuentapropista, asociado con la prestación de servicios de cerrajería a esa entidad estatal.

La Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Provincial Popular de La Habana sentenció a tres funcionarios, dos contadoras y al cuentapropista como los principales responsables de un desfalco de 1,024,544 pesos cubanos (unos $42,689 dólares) y 30,964 pesos convertibles (CUC), cometido entre el 2013 y principios del 2014, reportó este viernes el diario oficial Granma.

La vista del juicio oral se efectuó el pasado 29 de diciembre, pero no es hasta ahora que se conocen las sentencias del tribunal.

De acuerdo con la información, el referido cuentapropista recibió pagos excesivamente superiores al valor de los servicios de cerrajería prestados, e incluso cobró por trabajos nunca hechos. El descontrol reinante en la empresa fue el caldo de cultivo que favoreció la consumación de los delitos de malversación, falsificación de documentos bancarios y de comercio,  y el incumplimiento del deber de preservar los bienes de entidades económicas.

Caso Cerrajero

El detonador del llamado Caso Cerrajero fue un cheque equivocado a nombre de la Agencia Sasa Moto, que prestaba servicios de reparación de vehículos a la empresa. Fue en ese momento que se descubrió que el instrumento de pago por un importe de 3,633.75 CUC correspondía a un cuentapropista, lo que desató las dudas, motivó la investigación y desembocó en el hallazgo de las violaciones flagrantes y los delitos cometidos.

Durante el 2013, la Empresa de Correos Habana Oeste, ubicada en Marianao, estuvo a cargo de Madeleine Deroncelé Sarmiento, quien se desempeñó como directora hasta enero del 2014, cuando fue sustituida por un nuevo directivo.

Al producirse el cambio de mando, la directora económica de la empresa, Yordanka Riverol Troche solicitó su liberación.  La revisión de los estados financieros derivó en seguir la pista del cheque enviado a la Agencia Sasa Moto, cobrado el 6 de febrero del 2014.

Sin embargo, en ese momento el  técnico de transporte dijo no tener conocimiento sobre las prestaciones de servicio de la Agencia Sasa Moto y aseguró que “no fueron efectuadas”.

Las firmas del delito

En el cheque, no obstante, estaban estampadas las firmas de Yordanka Riverol y Javier Hernández Alonso, jefe del Departamento de Contabilidad y también involucrado en los hechos.

Las primeras indagaciones apuntaron a que la factura del cheque  en CUC se había pagado en realidad al cerrajero cuentapropista, una evidente infracción por el tipo de moneda empleada, pues la ley estipula que en estos casos los pagos deben efectuarse en pesos cubanos.

Pero lo alarmante siguió después, cuando la pesquisa arrojó que en las fechas registradas no se habían realizado trabajos de cerrajería. Más aún, se detectó que fueron consignadas actividades de mantenimiento y reparación a unidades clausurados, trabajos relacionados con cajas fuertes en oficinas puramente administrativas y se refacturaron labores ejecutadas en fechas muy anteriores.

Fui aquí cuando entró a jugar el Departamento Territorial de Investigación Criminal y Operaciones No. 2 del Ministerio del Interior, ubicado en el municipio de Playa.

El cerrajero había firmado un contrato de trabajo con Habana Oeste y laboró en varias de las 47 unidades subordinadas a la empresa desde el 2012, pero no fue hasta un año después que comenzaron a fraguarse las transacciones fraudulentas.

“En la Empresa de Correos Habana Oeste no funcionó ningún mecanismo de control durante la etapa en la cual ocurrieron los hechos”, indicó el artículo en una crítica extendida al Grupo Empresarial de Correos de Cuba, al cual se subordina la institución desfalcada.

Trabajos ficticios y otras tropelías

La investigación policial descubrió que ante la indiferencia de la directora de la empresa,  la jefa económica Yordanka Riverol, y el jefe de contabilidad,  Javier Hernández, se encargaban de recibir y firmar las facturas presentadas por el cerrajero, las cuales  reflejaban los supuestos trabajos efectuados con importes totalmente desproporcionados.

Al contar con firmas acreditadas en el banco, los dos directivos procederían a autorizar el pago de los trabajos ficticios mediante transferencias y cheques. El ciclo delictivo se completaba cuando el cerrajero extraía las sumas y las repartirían entre los tres.

La lista de sancionados en el caso con sus respectivas condenas es la siguiente:

  • Yordanka Riverol Troche, directora económica, 10 años de privación de libertad. Coautora  del delito de Falsificación de Documentos Bancarios y de Comercio continuado como medio a fin para cometer el delito de Malversación.
  •  Erlis Puentes de León, cerrajero cuentapropista, nueve años. Coautor del delito de Falsificación de Documentos Bancarios y de Comercio continuado como medio a fin para cometer el delito de Malversación.
  • Madeleine Deroncelé Sarmiento, directora general de la Empresa de Correos Habana Oeste,  un año. Autora del delito de Incumplimiento del Deber de Preservar los Bienes en Entidades Económicas.
  • Javier Hernández Alonso, jefe de contabilidad,  cinco años, subsidiados por igual periodo de trabajo correccional con internamiento. Autor del delito de Falsificación de Documentos Bancarios y de Comercio continuado  para cometer el delito de Malversación.
  • Yeney de la Caridad Vidal Pacheco, contadora,  un año, subsidiado por igual periodo de trabajo correccional sin internamiento. Autora del delito de Incumplimiento del Deber de Preservar los Bienes en Entidades Económicas.
  • Usset de la Caridad Baró Martínez, contadora,  multa de 200 cuotas de 10 pesos cada una. Autora del delito de Incumplimiento del Deber de Preservar los Bienes en Entidades Económicas.

Una séptima acusada en el caso, la contadora Celia Sánchez Fleites, fue absuelta.

El tribunal también le impuso a los acusados Yordanka Riverol Troche, Erlis Puentes de León, Madeleine Deroncelé Sarmiento, Javier Hernández Alonso y Yeney de la Caridad Vidal Pacheco sanciones accesorias consistentes en la privación de derechos y prohibición de ejercicio de profesión, cargo u oficio acorde con el tiempo de privación de libertad.

A su vez, Riverol Troche, Puentes de León y Hernández Alonso deberán reparar el daño material ocasionado a la empresa.

“Más allá de las condenas, es preciso erradicar las causas que favorecen la ocurrencia de sucesos de esta índole, o al menos, perfeccionar los mecanismos de control que permitan detectarlos con celeridad. De lo contrario, solo le habremos cortado una ra­ma a un árbol de raíces muy profundas”, señaló el periódico sobre el caso.

El artículo aclaró que este proceso judicial no debe verse como un enfrentamiento contra los trabajadores por cuenta propia, que representan un motor del panorama socioeconómico del país. “Hablamos de ser estrictos en el cumplimiento de las normativas que regulan la contratación y el pago de las prestaciones. Todo ello en beneficio de la gestión empresarial y de los nuevos actores de la economía”, indicó el texto.

MG Revista de Marketing

5 thoughts on “Sentencias de hasta 10 años de cárcel en caso de malversación en empresa de correos”

  1. Giorgiob8 dice:

    Celia Sánchez Fleites, fue absuelta. Lo sabia con ese nombre no la iban a sancionar.

  2. Consuelo dice:

    Cuando se llevaran al banquillo de los acusados a los hermanos castros?

    1. Clara Hernandez dice:

      No te ocupes, q si escapan de la justicia del hombre, los coge la divina, q es muchisimo peor.

  3. Raul Ayala dice:

    Je, jeLa resolvedera Cubana es enorme sobre todo en productos alimenticios, TODOS los administradores de restaurantes roban, si no es con la “merma” de los carnicos congelados,venden los granos a sobreprecio y ponen el dinero que en verdad cuesta una vez cocinados en caja ,al final todo cuadra, por eso es comun que te digan No “eso se acabo” porque tienen una cantidad x a vender por dia, todo esta friamente calculado

  4. carlos assic dice:

    Y por que no juzgan y sancionan con cárcel a los que se roban los paquetes enviados desde otros países?Eso si porque es lo que les duele.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *