Pasajeros cubanos viven odisea para adquirir boletos aéreos a Miami en el verano

Havanatur

Punto de venta de Havanatur en el Centro Comercial Plaza Carlos III, en La Habana

Por Fabián Flores

LA HABANA.- La empresa cubana Havanatur está haciendo su agosto con la venta de pasajes Habana-Miami y Miami-Habana en medio de un panorama de carencia informativa y desorganización para adquirir los boletos.

Para quienes se aprestan a viajar a Estados Unidos por estos días de verano, ha resultado una verdadera odisea empatarse con un pasaje rumbo a Miami o Tampa, únicos destinos posibles de las aerolíneas que cubren la ruta.

Y no hay alternativa para donde virarse, porque la estatal Havanatur es un monopolio al estilo de ETECSA  y acapara los receptivos cubanos que trabajan con el mercado estadounidense,

“Ha sido un caos en organización y, como todo en este país, no ha faltado tampoco la dosis de sociolismo y la ‘resolvedera”, comentó una mujer que se identificó como Carmen Martínez y dijo estar a la caza de un boleto aéreo para Miami desde comienzos de junio.

Informaciones confusas

Varias personas entrevistadas por CaféFuerte coincidieron en que después de múltiples llamadas a las oficinas de Havanatur, incluyendo la sede principal en Celimar, fueron  informados de que la venta de pasajes del mes de julio comenzaría el 10 de junio. Sin embargo, al acudir ese día a comprar el boleto, se enteraron de que, en algunos puntos, los boletos estaban vendiéndose desde la semana anterior y, en otros lugares, desde el día antes.

“Conseguir un pasaje se ha vuelto tan difícil como conseguir la visa, es un calvario esto”, dijo un hombre que no quiso dar su nombre.

Los puntos de venta habilitados por Havanatur en La Habana están situados en la terminal del Aeropuerto Internacional “José Martí”, en el municipio Boyeros;  en el Centro de Negocios de Miramar y en La Puntilla, también en Miramar, municipio Playa; y en Línea y Malecón, 23 y P, y 23 y M, todos en El Vedado.

De todas esas sucursales, únicamente en el aeropuerto y en 23 y M se laboró el 10 de junio como una jornada normal  de trabajo. El resto de las dependencias apenas permanecieron funcionando unas dos horas, alegando problemas con la conexión o «novedad familiar», esta última excusa esgrimida  en el Centro de Negocios de Miramar  y en 23 y P en idénticos términos.

En ambos lugares la empleada se disculpó con clientes por no poder atenderlos «porque había tenido una novedad familiar».

No hay respuestas

Quienes hicieron cola el 10 de junio en el punto de 23 y M, debieron esperar hasta cuatro y cinco horas para comprar su boleto, si es que finalmente lo lograron. En la espera, muchos clientes se quejaron con CaféFuerte por los tradicionales «colados», así como supuestos actos de soborno y amiguismo de los empleados.

De cuatro empleados abordados sobre el asunto, ninguno quiso responder preguntas de CaféFuerte. Fueron infructuosos los intentos para llegar hasta un funcionario de la empresa.

Los cubanos que compran sus pasajes en La Habana están obligados a sacar boletos de ida y vuelta por un mes (420 cuc), dos meses (502 cuc) o tres meses (572cuc); si no regresan en ese tiempo pierden su dinero.

La alta demanda de pasajes a Estados Unidos, especialmente en los meses de verano y fin de año, se ha desatado en Cuba como consecuencia de los cambios en la política migratoria -vigente desde 2013- y un alza significativa en el otorgamiento de de visas familiares y profesionales por parte de la Oficina de Intereses (USINT) en La Habana.

Las autoridades consulares estadounidenses han otorgado la cifra récord de 19,500 visas para visitas familiares y viajes profesionales o de negocios durante la primera mitad del año fiscal 2014, según cifras del Departamento de Estado. De las visas otorgadas para visitas, más del 90% recibieron el documento para entradas múltiples a Estados Unidos por cinco años, una categoría que la USINT comenzó a conceder a los cubanos desde mediados del pasado año.

El número de visas de no inmigrante para cubanos en el período fiscal 2014 constituye un incremento del 27% con relación al mismo período del año anterior.