El gobierno le pone precio al carretón: 3,300 pesos cubanos

carretonPor Redacción CaféFuerte

El gobierno cubano fijó en 3,330 pesos cubanos, unos $137 dólares, el precio del carretón de caballo que se comercializará en los mercados de artículos industriales y de servicios  en el país.

Una reciente resolución del Ministro del Comercio Interior (MINCIN), publicada en la Gaceta Oficial, aprobó el precio minorista del carretón en pesos cubanos (CUP). Obviamente, sin cabalo incluido.

El precio establecido indica que un cubano promedio tendría que entregar su salario de siete meses y medio para poder adquirir el artículo. El salario medio en Cuba es de 471 CUP, unos $19.6 dólares al cambio oficial.

El documento fue publicado el pasado 3 de marzo bajo la firma de Mary Blanca Ortega Barredo, ministra de Comercio Interior.

De importancia vital

La tracción animal es actualmente de importancia vital para el transporte público, sobre todo en el interior del país. Desde 1997, el Estado estableció regulaciones legales para los servicios de transporte de carga y pasajeros mediante vehículos de tracción animal, y un año después se fijó el requisito de obtener una Licencia de Operación de Transporte para poder brindar la oferta de traslado de pasajeros en carretón, usando caballos, mulos y asnos.

La labor del conductor de carretones y coches figura entre los empleos por cuenta propia, autorizados por el gobierno de Raúl Castro en el 2010.

Se estima que más de 17,000 vehículos de tracción animal se encuentran registrados para brindar servicios de transporte en la isla. Las provincias de Matanzas, Holguín, Santiago de Cuba y Las Tunas tienen la mayoría de sus vehículos de tracción animal dedicados al transporte de pasajeros.

El sector de los cocheros y carretoneros ha protagonizado varias protestas públicas en los últimos años, debido a inconformidad de los propietarios de los vehículos por los impuestos a su labor, exigencias de usos de animales que no se corresponden con la patente y la limitación de sus rutas a calles aledañas en las ciudades.

Las autoridades del tránsito se quejan además de que muchas de las infracciones peligrosas que se cometen en la vía y provocan accidentes son causadas por conductores de carretones y volantas en estado de embriaguez.

A los propietarios de carretones que conduzcan bajo efectos del alcohol o a oscuras en horario nocturno, la policía puede retenérsele el vehículo este entre uno y seis meses, según la ley, además del cobro de una multa en correspondencia con a la infracción cometida.