Cuba libera a turista canadiense para asistir a funeral de su hijo

Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Davismadre

El pequeño Cameron junto a su madre Justin Davis. Foto: Cameron Davis Foundation.

Por Redacción CaféFuerte

Justine Davis, la mujer canadiense retenida en Cuba tras un accidente que causó la muerte de su hijo de tres años, podrá viajar de inmediato a su país para asistir al funeral del menor, anunciaron el jueves las autoridades de Otawa.

“Satisfecha por informar que la Sra. Davis está libre de dejar #Cuba”, escribió el jueves la ministra para Asuntos Exteriores de Canadá, Lynne Yelich, escribió en su cuenta de Twitter. “Apreciamos los esfuerzos de Cuba para resolver esta situación”.

Yelich dijo que intervino personalmente ante las autoridades cubana para ayudar a la liberación de Davis, quien permanecía ingresada con severas lesiones en el Hospital Cira García de La Habana.

“Nuestros pensamientos están con la madre del niño canadiense que falleció en Cuba”, señaló el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado posterior, que indicó que el gobierno de La Habana tomó la decisión en virtud de “razones humanitarias”.

En las próximas horas

No se precisó la fecha de la salida de Davis, aunque fuentes de la cancillería canadiense confirmaron que sería en las próximas horas. El funeral del niño Cameron Davis está fijado para la mañana del próximo sábado en una iglesia anglicana de Toronto, donde reside la familia Davis.

El caso Davis, empleada de la General Motors en Toronto, cobró notoriedad en los medios de comunicación, luego que familiares y amigos se movilizaran con peticiones ante el gobierno canadiense y a través de la internet para reclamar la liberación de la madre, retenida en la isla.

Aunque la mujer está fuera de peligro, deberá continuar tratamientos médicos y terapia a su regreso a Canadá. Ella ha sido sometida a cinco cirugías, incluyendo injertos de piel.

El trágico incidente tuvo lugar en la zona turística de Cayo Largo, el pasado 23 de diciembre, durante las vacaciones de Navidad que madre e hijo pasaba en la isla.

Ambos viajaban en una motocicleta y chocaron violentamente contra un camión en la carretera. En el incidente Cameron falleció de inmediato, y Davis quedó severamente lesionada. Ambos llevaban cascos protectores, según el testimonio de sus familiares en Toronto.

Una pesadilla abrumadora

El cadáver del menor fue enviado a Canadá desde el pasado 18 de enero, pero las autoridades cubanas insistieron en retener a Davis mientras no concluyera la investigación del accidente.

“Esto ha sido una pesadilla absoluta… estoy devastada”, dijo Davis el pasado miércoles en una entrevista telefónica con el canal CTVNews. “No puedo imaginarme que no se me permita ir al funeral, yo soy su madre”.

De acuerdo con su testimonio, cuando las autoridades le devolvieron su equipaje, le habían sustraído alrededor de $100 dólares, una tarjeta de crédito y varias joyas personales.

Como regularmente sucede, la prensa cubana no ha informado sobre el accidente. Sin embargo, a raíz de la erupción del caso en los medios canadienses, la agencia oficial Prensa Latina  reportó que “los accidentes automovilísticos cuya responsabilidad recae en extranjeros alcanzó en 2013 la cifra más elevada de los recientes cinco años”.

Según cifra de del Dirección Nacional de Tránsito, en 500 de los más de 900 incidentes con participación de ciudadanos extranjeros, “se comprobó que las infracciones originales fueron cometidas por los visitantes”.

Movilización ciudadana

La retención de Davis en medio del doloroso trance familiar movilizó a amigos y ciudadanos canadienses en una campaña para lograr su retorno a casa. Una página web con la historia del caso fue creada para la promoción de la solicitud y alcanzó miles de visitas en pocos días.

Los medios canadienses reportaron el jueves la satisfacción entre los familiares y promotores de la campaña a través del sitio Cameron Davis Foundation, que está también solicitando donaciones para la familia.

“Estamos muy contentos y abrumados”,  dijo Amber Hussey , amiga de Davis, entrevistada por CTV News. “Ella está emocionada con el hecho de poder retornar a casa, pero al mismo tiempo está todavía completamente impactada por la pérdida de su único hijo”.

Otro caso vinculado al fallecimiento  de un turista de Toronto en Cuba ocupó titulares en los medios canadienses, aunque por motivos distintos.  Zoran Tomic, de 65 años, murió repentinamente cuando vacacionaba con su esposa en Cuba, el pasado mes, pero su cadáver fue retenido en la isla por 18 días, lo que provocó quejas de sus familiares y motivó la atención de las autoridades diplomáticas de Otawa.

Canadá es el principal emisor de turistas a Cuba y los meses de invierno son considerados como la temporada alta de afluencia hacia la isla. El pasado año un total de un millón 105 mil canadienses visitaron la isla.

Nota relacionada:

Cadáver de turista canadiense “se pierde” en Cuba

Start learning on Udemy today!
  • Chapotín

    No sé qué perverso u oscuro interés puede tener el régimen de retener cadáveres y lesionados. La mujer pierde a su hijo, estuvo grave en un hospital y encima el gobierno la retiene. No entiendo nada, les ha dado por la necrofilia,

    • Oscar Cacao Delgado

      esos viejos son puro despropósito…están ya seniles y contagian a todos sus subarternos con su demensia senil….

  • cheito

    Y cual es la noticia??? Con tantos cubanos presos por asuntos politicos y tantos asesinatos y atentados paramilitares contra la disidencia………Por que no publican o hacen una campaña para que liberen a los heroes de cuba. A quien le importa las borracheras y los accidentes de un turista?

  • teatro bufo

    HOSPITAL CIRA GARCIA, LA HABANA.
    Es la exclusiva “Clinica Miramar” en la calle 18 y Avenida Ramon Mendoza en Miramar. Una clinica de lujo que fue el primer centro medico solo para comandolas de primera categoria. Administrado por Celia Sanchez. Despues se mudaron al Reparto Kohly cerca de alli.
    Como todo lo relacionado con la dictadura tiene una historia siniestra. En 1959 algunos empleados y otros que no lo eran se vieron envueltos en una causa por delitos contra los poderes del estado que condujo al fusilamiento de varios de ellos.
    Los escandalos y procesos por contrarevolucion fueron numerosos. Todavia la dictadura no habia “perfeccionado” el aparato medico que habria de darle servicio a los mas importantes.
    Entre sus vecinos y clientes estaban Barba Roja, Raul Roa, Ramon Castro y otros del mismo nivel.
    Frente a la clinica, en el oscuro garage de una lujosa casona, aparecio ahorcada la esposa de un conocido personaje de la dictadura. A pesar del ambiente de violencia domestica nunca se investigo.