La Guayaba de Cartón: Antídoto pioneril para el Día de Reyes

Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • Print
Pionera02-display

La pionera Claralbis dice que será como el Che, mientras Raúl Castro también la secunda con el saludo.

Es curioso que ningún periodista cubano le haya ido encima para sacarle partido (entiéndase provecho noticioso) a esta pionerita de nueve años tras pronunciar su aplaudido discurso en el Parque Céspedes de Santiago de Cuba por el 55 aniversario de la Revolú.

Ella se llama Claralbis Soler Infante y disparó un discurso como para que Papá Raúl disipara sus preocupaciones sobre las futuras generaciones de cubanos. Querido Raúl, no te precupes, que con gentes como Claralbis y maestros como los de Claralbis, y redactores del discurso que descargó Claralbis, el socialismo demuestra estar a salvo en Cuba. Ni Marino Murillo podrá destruirlo.

A escasos cinco días de la celebración del Día de Reyes, la enardecida alocución de esta niña fue un verdadero antidoto para espantar no solo a Melchor, Gaspar y Baltasar, sino a todos los espíritus de la Santa Iglesia que gravitaban aquella noche sobre Santiago de Cuba.

(Por cierto, que el gobierno ha encontrado la mejor manera de “rescatar” del 6 de enero, contraponiendo a la celebración cristiana la procesión del Cabildo de Día de Reyes, una tradición nacida en tiempos de la colonia. Era el día en que los esclavos podían hacer públicas sus festividades religiosas. Ahora pueden hacerlo todos los días si lo desean).

Pero volviendo a la niña elegida, Claralbis, sería bueno que algún maestro (o tal vez el santo patrón Eduardo Galeano, tan sagazmente crítico) desentrañara el misterio de la prosa de Claralbis.  Porque pensar que ese texto salió de la inspiración infantil es un acto de brutal simulación o, en su defecto, una prueba de que La Colmenita no es la única cantera de formación político-teatral en el país.

Tras los pasos de Claralbis

De cualquier manera, hay que seguir tras los pasos de Claralbis, porque tal vez estamos en presencia de la próxima secretaria de la FMC en el territorio santiaguero o algo más elevado para el porvenir de la patria.

O tal vez Claralbis nos sorprenda con otras dotes oratorias y llegue hasta el Parlamento cubano, y comparta espacio con Elián dentro de unos años. Porque si realmente existen niños y adolescentes tan afincados en los principios del castrismo purificado, pues hay gasolina para 55 años más y habrá que cerrar la trocha, no solo en Santiago.

¿Alguien, algún santiaguero, conoce a Claralbis, a la madre o el padre, a los vecinos o a los amiguitos de Claralbis? Hay que seguirla. Porque hay cosas que no podrán enterrarse, sea dentro de 110 o 120 años. Compañeros del ICRT, guarden ese cassette como oro,  Que después nuestros nietos y biznietos no se lo van a creer, aunque se lo pongan con música de fondo de un tal Vicente Feliú.

Aquí les va el texto que leyó Claralbis. Tomado del Granma, sin quitarle una coma. Tal vez la gente de la UNICEF no ha tenido tiempo para reparar en este episodio, que seguramente les servirá para el próximo informe sobre los logros educacionales en la Cuba de hoy.

PALABRAS DE LA PIONERA CLARALBIS SOLER INFANTE, ALUMNA DE CUARTO GRADO DE LA CIUDAD ESCOLAR 26 DE JULIO EN EL ACTO POR EL 55 ANIVERSARIO DEL TRIUNFO REVOLUCIONARIO DE 1959

¡Qué alegría siento por estar en este histórico y bello lugar!

Mis abuelos y maestros me han contado que Martí, al igual que Fidel, luchó por erradicar en Cuba la opresión, la discriminación, la explotación, la miseria a la que estaba sometido el pueblo, y gracias a Fidel, con nuestra Revolución se cumplió este sueño.

Con el triunfo de la Revolución cubana, se abrió una nueva página de independencia y libertad. Hoy somos cientos de miles de niños y niñas los que hemos aprendido a leer y a escribir, y también muchos los que ya son maestros, médicos, ingenieros, artistas, deportistas, periodistas, agricultores y obreros.

Que todos los niños de Cuba tengamos educación gratuita y sepamos leer y escribir es una de las obras más hermosas e importantes logradas por nuestra Revolución. Como también lo es que tengamos salud. Nos sentimos felices y seguros por todas las conquistas alcanzadas por nuestro pueblo en estos 55 años.

Los pioneros cubanos no solo tenemos el privilegio de tener escuelas y maestros que nos enseñan y nos educan, sino que tenemos a nuestro alcance los programas de la Revolución: computadoras, televisores y videos que elevan nuestra cultura general integral. Pero nuestro deber fundamental es ser mejores estudiantes y aprender cada día más.

¡Muchas gracias, Fidel!
¡Muchas gracias, Raúl!

Antes de terminar estas breves palabras quisiera decirle a Fidel que me puse muy contenta cuando hace unos poquitos días lo vi en la televisión con Maduro. Se ve muy bien. Y para concluir le diré que estamos estudiando mucho y seremos mejores cada día, como usted nos lo ha pedido.

¡Vivan Fidel y Raúl! (Exclamaciones de: “¡Vivan!”)

¡Gloria eterna a los héroes y mártires de la patria! (Exclamaciones de: “¡Gloria!”)

¡Pioneros por el comunismo, seremos como el Che!

Gracias (APLAUSOS).

Start learning on Udemy today!
  • J R Tur Pineda

    El discursito de Claralbis no quiere decir nada. Tengo una prima que daba tambien sus discursitos y recitaba poemitas en la escuela cuando era pionera, de lo mas mona, y su madre tiene fotos de ella sentadita (cuando niña :-) ) en las piernas de FC. Despues de grande le cogió un odio que fue a dar a New Jersey, vomita cuando oye el nombre y no ha puesto un pie mas nunca en la isla.

    • Samuel Luaces

      Eso mismo le ha pasado a muchísimas personas en Cuba. El exilio está lleno de ejemplos de quienes fueron pioneritos, cederistas, militantes de la UJC, del PCC, miembros de las FAR y el MININT, y hasta pelearon en las guerras de Africa y las guerrillas de Latinoamérica, pero abrieron al fin sus ojos a golpes de realidades vividas. Allá solo quedan gritando consignas los débiles mentales, los fanáticos, los timoratos, los oportunistas conscientes y los que cometieron actos por los que saben tendrán que responder algún día si aquello cambia.

  • Charly El Salao

    y quien no ha sido un pionero de carton, yo lo fui, hasta que de adolescente me encontre con la misma pregunta de Sinue el egipcio : Porque?

    • http://porunacubaparatodos.blogspot.com/ Armienne

      Cierto, Charly. Y la pregunta surgira inexorablemente.

  • Humberto Herrera Carles

    Me gusta que me hagan trastras por detras

  • http://porunacubaparatodos.blogspot.com/ Armienne

    Ay, niñita, que ciega te han vuelto, como han tapado tus ojos y tu mente. Repites como un papagayo o como la hija de un poderoso papá pero das pena porque mueres en tu ignorancia, esa ignorancia que te han creado.

    Pero la realidad es otra: Niñita cubana, ¿qué quieres ser?

    http://porunacubaparatodos.blogspot.com/2013/09/ninito-cubano-que-quieres-ser.html

  • Colorao

    Señores, a esa edad uno lee lo que le pongan delante y más si todos los días estas escuchando la misma cantaleta, recuerden la hipótesis Hittleriana de que “una mentira repetida muchas veces puede llegar a considerarse una verdad”. Lo bueno de todo esto es que el ser humano interactúa con el medio que lo rodea y llega el momento en que uno se da cuenta de lo que está bien o mal y ahí se definen sus pasos futuros. No creo que el experimento de Elian pueda ser repetido, la relación costo-beneficio sería desastrosa, casi todos nosotros los que escribimos aquí hemos sido parte de ese intento y miren donde estamos. Ese número de espanto de decir Pioneros por el Comunismo, seremos como el Che ha quedado solo como un cliché.

  • ANDRES

    CLARALBIS AND FAMILY….’SEE ALL OF YOU IN MIAMI. LOS ESPERO!!!!

  • cheito

    El dia que Clarlbis pruebe un filete de ternera con papas fritas a la francesa,se limpiara su trasero con la china Raul, mandara a la porra a los pioneros y saldra a jinetear gallegos en el mismisimo parque Cespedes.!!!

    • consuelo

      Despues de probar el filete ,se va a cambiar hasta de nombre y va decir que fue su Hermana jimagua . ja ja ja

  • Adela

    Es como Corea del Norte. Con las narices metidas en el trasero de los dirigentes asquerosos. Triste!

  • http://www.alexandrasart954.com/ Maria Hidalgo

    ABUSO INFANTIL

  • Mario Vallejo

    Al leer el discurso de la pionera, recordé de pronto lo que escribí para el libro “Cuba mía, hablan tus hijos”.. Aquí se los copio… Todos los que nacimos en la dedada de los 60, alguna vez dijimos: “Seremos como el che”

    =======

    Mucho se habla en Miami sobre las diferencias generacionales entre cubanos. Hay quienes dividen a los exiliados cubanos, injustamente, según el año en que abandonaron la isla. Desde mi punto de vista, hay motivos, razones, y sobre todo marcas espirituales que, al margen de las diferencias, unen estas generaciones.

    Quiero compartir con ustedes mi experiencia personal. Este no es solo mi testimonio, sino el de miles de cubanos de mi generación. Que significa Cuba para mi?. Esto fue lo que escribi para el libro “Cuba Mía, hablan tus hijos”, una recopilación de testimonios de personalidades del exilio realizada por Ninoska Pérez Castellon y Mirta Iglesias.

    Nos conocimos un 27 de Agosto de 1964. Quien me la presento me dijo que era tan bella, colorida y esbelta gracias a un noble barbudo que bajo de la sierra para hacer justicia. “¡Que suerte la mía!” dije.”! ¡He nacido en la tierra mas bella, con la revolución más justa, el líder más digno y un buen patrón que imitar! ¡Seremos como el Che!”

    Comencé a crecer sin entender por que en Cuba había gente tan mala que detestaba a Fidel. No me explicaba por que había gente tan ignorante que en Cuba podia creer en Dios. ¿Acaso no habían leído a Marx, Engels y Lenin?. Bueno, para haber mundo tiene que haber de todo, pensaba yo.

    Hasta que un día, como por arte de magia, deje de jugar con mis amigos del barrio y comencé a escuchar a los Beatles, a Roberto Carlos, Celia Cruz y a la mayoría de los prohibidos en la radio. Había llegado a mi vida una amiga llamada adolescencia. Pero no vino sola. La rebeldía, la inquietud, la inconformidad y el criterio propio le acompañaban. ¡Que desastre! La rebeldía me llevo una noche a la cárcel, la inquietud hizo que comenzara a preguntar lo que me estaba prohibido saber, la inconformidad me obligo a creer que podía sonar con un futuro mejor y, para colmo, el criterio propio se empeño en que Cuba no era lo mismo que revolución y patria no tenia nada que ver con socialismo.

    Cuba sabe lo que vino después. Comencé a pedirle prestados sus cañaverales para esconderme de quien me obligaba a que hiciera un trabajo que llamaban voluntario. También me vio llorar de impotencia al descubrir que la OZ y el martillo no eran tan buenos y que quienes criticaban, exigían y protestaban no eran tan malos. Solo cuba sabe la vergüenza que sentí al descubrir que el único poema que conocía de memoria era una gran farsa. Cuba nunca volvió a escucharme recitar aquello que decía: “Tengo, vamos a ver, tengo lo que tenia que tener”.

    De niño con suerte pase a ser un joven desposeído. Me robaron las playas de Varadero, el restaurante criollo, el hotelito de la esquina. Pero, quizás, lo que mas me dolió fue que también se llevaron mi sinceridad. A partir de entonces comencé a fingir, marchar y aplaudir. Con la sinceridad, también se fue mi sonrisa.

    Mi desgracia hizo que comenzara a odiar a Cuba. La culpe por mi infelicidad. La crei cruel, injusta, egoísta y déspota. La salvación estaba lejos de ella. Dichosos los que lograban dejarla atrás. Y un día lo logré.

    Querida Cuba: ¡Que injusto he sido contigo! Te culpe, yo que preferí huir en vez de luchar para impedir que la maldad fuera tu dueña.

    ¿Qué puedo decirle a quienes me pregunten lo que significas para mí? Tus aguas, tu tierra, tu gente, tu calor, son imposibles de imitar.

    Ni Marx, ni Lenin, sólo Dios sabe cuanto te extraño. Para mi no eres solo playas, sol y palmeras, eres mucho mas que eso. Tú eres la tierra de donde sacó el guajiro la yuca para mi primer bocado de pan y casabe. En ti descansa mi madre, descansa mi abuelo, supongo que en paz.

    Eres nuestra Cuba, la de todos los de allí, no importa donde estén. Eres nuestra patria y eso nadie nos lo podra quitar. Aunque el odio, con su disfraz verde olivo se empeña en despojarnos de ti, tú sabes, como nadie, que nosotros somos tu y tu eres nosotros. Es así de simple: tu eres Cuba, y nosotros: cubanos.

  • Humberto Herrera Carles

    buen dia gente aca sigo en mi oficina en el G2