Fidel Castro reaparece de “cuerpo presente” en… Honk Kong

Por Redacción CaféFuerte

La imagen que Fidel Castro y los cercanos veladores del poder cubano evitaron para su funeral es ahora parte de la realidad artística de una famosa feria en Hong Kong.

Una escultura de Fidel Castro cadáver (¿o dormitando?), tendido sobre una cama de sábanas blancas con su uniforme verdeolivo, es parte del  proyecto Summit (Cumbre), del artista chino Shen Shaomin, quien que recrea  las imágenes de otros líderes comunistas que ahora son parte de la historia: Vladimir Lenin, Mao Zedong, Kim Il Sung y Ho Chi Minh.

Los otrora vociferantes líderes yacen ahora en una Cumbre de Silencio en la concurrida feria Art Basel de Hong Kong.

Velorio internacional

O tal vez es la oportunidad del velorio de “cuerpo presente” que se ahorraron los cubanos de la isla,.

Shaomin, que reside en Australia, formula su proyecto con interrogantes de cara al futuro: “En un momento en que el mundo entero es atraído hacia el vórtice de la crisis económica y han surgido dudas acerca de los valores inherentes al capitalismo, esta obra plantea las preguntas: ¿son todavía relevantes las ideas y los ideales de estas vanguardias socialistas desaparecidas? ¿Sus ideas, conceptos y teorías reflejarán nuestras sensibilidades algún día?”

La muestra quedará abierta al público entre el 23 y el 25 de marzo. Durante este lunes y martes las obras pudieron ser visitadas solo con invitaciones privadas o asignaciones especiales.

Y, por lo pronto, será una manera virtual de imaginar el funeral de Fidel Castro que nunca existió.

Cremación inmediata

Al darse a conocer la noticia de la muerte de Fidel Castro, la noche del 25 de noviembre, su hermano y gobernante Raúl Castro, anunció que sería cremado cumpliendo una última voluntad. La cremación fue inmediata.

Los cubanos rindieron tributo ante una foto de Castro vestido de guerrillero, con fusil al hombre, mientras las cenizas permanecieron en una urna en un salón del Consejo de Estado, con acceso exclusivo para familiares y elegidos de la élite gubernamental, hasta que fueron paseadas en un  carro fúnebre a lo largo de la isla.

Las cenizas de Fidel Castro fueron finalmente depositadas en el cementerio de Santa Ifigenia, al lado del monumento al héroe nacional José Martí.

No hay imágenes ni testimonios de un testigo que haya visto el cadáver de Castro, que aparentemente murió en su casa de Punto Cero, en La Habana.

MG Revista de Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *