Viene Obama: ¡El que no salte es yanqui…!

AlejandroPor Alejandro Rodríguez Rodríguez*

¿Ya te anotaste en la lista?– me dice un viejo del barrio.

-¿En cuál…?- pregunto y subo una ceja, porque eso de “la lista” siempre suena a que te van a quitar algo, ya sea menudo para la corona de un muerto o tiempo libre para chapear y botar basura.

– Pues en la lista pa’ las guaguas que van a llevar a la gente a recibir a Obama allá al aeropuerto de La Habana

Y así, de esta peculiar manera, se entera uno aquí de la próxima visita del Presidente Barack Obama a Cuba.

Entonces voy al Facebook y lo confirmo: “Habemus Obama…” postea Paquito en latín lo que en criollo significa  “al fin, mijo…”. Y  “Esta es tu casa, Obama” pone otro, recordando aquellas placas metálicas que mucha gente pegaba en las puertas de sus casas por allá por los años de la Cuba efervescente, y que decían “Esta es tu casa, Fidel”.

Causas y consecuencias

En las redes el anuncio ha sonado bastante, y en la calle un poco también, pero sin tanto análisis de causas y consecuencias. Algo normal, diría yo: bastante parecido a cuando vino Hollande; más fuerte que cuando viene Maduro, pero menos que cuando viene Francisco.

Según lo que he podido percibir, nadie espera que Obama sea el rey mago que llegue a traernos soluciones: en honor a su visita no bajarán los precios del tomate, ni subirá el salario del maestro, ni ETECSA dejará de tocarnos las nalgas, ni brotarán de la tierra edificios nuevos (con su firma y sus ojitos…) dando vivienda digna a todos los albergados y agregados que habitamos este país.

Tampoco se materializará una moderna flota de guaguas en que la gente pueda ir a trabajar a las oficinas de un recién legalizado Partido Verde “Salvemos a la Cotorra”, o a comprar un 14ymedio impreso en el estanquillo del parque.

Tal vez por eso la resonancia es menor; porque la gente lo que quiere no es Obama, sino mejores salarios, comida barata, casa propia, transporte, Internet y libertades de expresión y asociación.

El puñetero bloqueo

Sin embargo, todo el mundo sabe que Obama, y en primer lugar la gestión del conflicto que haga el gobierno de su país, va a resultar muy importante en el destino final de todo lo anterior.

Si yo fuera ellos, quito de una vez el puñetero bloqueo (argumentando ante el Congreso la urgencia de utilizar en publicidad comercial las gigantografías de la carretera…) y le doy la oportunidad al gobierno cubano de probar que pueden convertir este en un país próspero, aunque el gobierno no diga siquiera cuánto tiempo necesita en un escenario post-embargo para hacer de Cuba un país de donde no se marchen a la primera los jóvenes, los artistas, los peloteros, los médicos… en fin, todo el mundo menos los mosquitos del dengue.

Ya no está de moda que los cubanos vayamos a recibir mandatarios con alegría proletaria, pero si lo estuviera, podría pasar ahora como cuando mandaron a una conga santigüera a recibir al presidente de Tanzania, Julius Nyerere, y dicen que el coro gritaba: “¡Niyerere, Niyerere…. vinimo’a recibirte sin saber quien’ ere…!

Pues aquel coro hoy podría decir algo así como “Obama, Obama, gracias por la’relacionej pero… ¿nos trajiste jama?”.

Y la foto “pitiyanqui” de allá arriba -si le interesa…-, no es una foto reciente: me la hice poco después del 17-D, sabiendo que hoy iba a utilizarla.

*Periodista cubano residente en Camagüey. Autor del blog Alejo3399

MG Revista de Marketing

11 thoughts on “Viene Obama: ¡El que no salte es yanqui…!”

  1. Gracias por el post, que manera de reirme con algo tan serio.

  2. Llgl Glez dice:

    Muy muy bueno tu a tu comentario deberas me hizo reír lo de la comparsa que mandaron a recibir el presidente de Tanzania hace muchos años yo trabajaba en un pueblo en el centro de Villa Clara por aquellos años traían a cantantes rusos polacos y de otras nacionalidades que al parecer no tenían trabajo donde vivían, los traian para acá para que entretuvieran y poder ganarse la vida ya sea que cantarán en ruso polaco o angolano da lo mismo lo más relevante de esto es que la señora bueno la cantante se llama Ala Pugachova la verdad no sé si está bien escrito el nombre pero en el pueblecito estaban todos muy animados ahí en el parque del pueblo a la cantante se le hizo tarde parece que no había transporte en que traerla para el pueblo y el pueblo empezó a gritar que cante a la rusa que cante la rusa y la cantante era polaca resumiendo los que cantaron fueron los del pueblo porque la polaca nunca llegó espero que esto no pase con Obama

  3. …lista?,nunca me anote para nada…si hubiera sido para celebrar la muerte de Fidel ,SI…’a reir con papa Montero,zumba,comunista mierdero!….Recuero aquello, de ‘CUBA SI YANKIS NO!,que manera de atragantarse de porqueria,y alla van los carneros,la manada de estupidos siguiendo a un loco que estaba dispuesto destruir a CUBA…AUNQUE LAS CALLES BRILLEN DE ORO,VUELVO YO,A ESE PAIS…!

  4. …el articulo esta buenisimo…asi se escribe…

  5. ..y encima de los comentarios,la foto de la HILARIA,con la misma hujeputez que su VIL MARIDO,y el canalla de OBAMA…!PUAF!

  6. si te enteraste de la futura visita de obama por un vesino fue porque t dió la gana, porque los medios de información se encargaron de dar la noticia e incluso repetirla. no obstante, si fue así cómo cuentas q t enteraste fue todo un chiste, pues no existen tales listas, el presidente de EEUU será resibido con igual honores y respeto q a sus homologos que nos han visitado con anterioridad.
    la gente a demás de todo lo qu mencionas también quieren menos vagos y más qu produzcan en ves de dedicarse a criticar al país en el q viven cómo parásitos.
    gente cómo tu al final no es feliz en ningún lugar, porque ningún sitema es perfecto y mucho menos los humanos que se encargan de aplicarlos, aquí criticas las carencias y en otros lugares, si tienes la oportunidad, criticarás los impuestos u otras cosas, al final eres un inadaptado universal

  7. Jajaja.tipico del cubano. Hacer broma con nuestra desgracia. Pero muy ciertas tus palabras. Te felicito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *