¿Quién será el presidente del Parlamento cubano?

Esteban Lazo (izq.), Ana María Mari Machado y Miguel Díaz Canel, candidatos de peso para la presidencia de la ANPP.

Esteban Lazo (izq.), Ana María Mari Machado y Miguel Díaz Canel, candidatos de peso para la presidencia de la ANPP.

Por Redacción CaféFuerte

En poco más de 24 horas Cuba tendrá un nuevo presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) y un Consejo de Estado, inevitablemente renovado, que tendrá a su cargo los destinos del país por los próximos cinco años.

Más allá de los formalismos de las designaciones políticas en Cuba, la salida de Ricardo Alarcón de Quesada como presidente del Parlamento por 20 años, y el ocaso de los octogenarios que aún se aferran al mandato, plantea un particular interés en los acontecimientos que tendrán lugar este domingo 24 de febrero en el Palacio de Convenciones.

Por condicionantes biológicas más que por razonamientos políticos, este será el último quinquenio con el mando absoluto de la generación histórica y, si se impone la idea propuesta por el propio Raúl Castro de que los cargos gubernamentales no podrán ejercerse por más de dos períodos de cinco años, estamos en la antesala de la salida de un considerable número de dirigentes de la cúpula de poder, incluido el propio Raúl Castro.

De hecho, el viernes Castro bromeó sobre su eventual retiro y jaraneó sobre su derecho a abandonar el poder en vísperas de su cumpleaños 82. A primera vista parece simplemente un chiste del gobernante que pocos creyeron, pero de todas formas habrá que esperar por el desarrollo de la sesión que se avecina.

Formalismos y expectativas

La jornada se iniciará bajo la dirección de la Presidenta de la Comisión Electoral Nacional, que conducirá los procedimientos legales para validar los certificados de elección de los diputados y declarará constituido el órgano supremo del poder del Estado para su VIII. Legislatura (2013-2018).

Cumplido ese trámite, se presentarán las propuestas elaboradas de entre los 612 diputados para integrar la dirección de la Asamblea -Presidente, Vicepresidente y Secretario-, así como 31 parlamentarios propuestos para conformar el Consejo de Estado: el Presidente, el Primer Vicepresidente, cinco Vicepresidentes, el Secretario y los restantes 23 miembros.

Desde que comenzó el “proceso electoral”, el pasado octubre, dos figuras aparecen como las más catapultadas desde el poder en tareas y misiones de trascendencia política: el vicepresidente del Consejo de Ministros y miembro del Buró Político, Miguel Díaz Canel, y el canciller Bruno Rodríguez Parrilla. A la vez, se han reforzado tareas de alta política y presencia en los medios de los vicepresidentes Esteban Lazo y Gladys Bejerano, Contralora General de la República.

CaféFuerte ha preguntado a un grupo de analistas y colaboradores sobre sus predicciones para la jornada parlamentaria y los nombres que quedarán al frente del Parlamento y el Consejo de Estado. Estas son las opiniones recogidas, que quedan a debate en nuestro sitio digital.

EUGENIO YÁÑEZ, EX MILITAR Y ESPECIALISTA DE CUBANALISIS: Dependerá de si Raúl Castro quiere una ANPP formal (como ha sido hasta ahora) o una que pueda actuar como contraparte del gobierno, sin que tenga nada que ver con una separación real de poderes del Estado. No veo cambios trascendentales en el Consejo de Estado: hay que nombrar un vicepresidente para sustituir al difunto Julio Casas, y cambiarán ocho o 10 figuras de relleno en los miembros del Consejo, nada importante. Para presidir la Asamblea, Raúl Castro quisiera una mujer, negra, joven, organizada y capaz, pero esa persona no existe, así que la buscará por partes entre Ana María Mari Machado, Esteban Lazo, Miguel Díaz-Canel y el General Leonardo Andollo. En las “elecciones”, Lazo recibió menos del 85 por ciento de los votos, Mari Machado algo más del 88 %, Díaz-Canel 93 %, y Andollo 90 %. ¿Se tendrá en cuenta eso? Tampoco puede descartarse una carta bajo la manga, y que se “elija” a alguien que nadie haya considerado “papable” en estos momentos.

EMILIO MORALES, ECONOMISTA, PRESIDENTE DE HAVANA CONSULTING GROUP: Teniendo en cuenta que este sería el segundo y último periodo de cinco años para muchas de las figuras históricas, algunos “jóvenes” -un concepto que para el liderazgo cubano oscina entre 45 y 60 años- pudieran ocupar puestos de relevancia en el Parlamento y el nuevo Consejo de Estado, con el objetivo de tomar experiencia y comenzar a dar la imagen de la nueva generación sustituta que se hará cargo del gobierno cuando culmine el quinquenio 2013-2018.

En el caso de la ANPP, pudiera darse la versión de una mezcla de viejos dirigentes con nuevos en ascenso. Mis candidatos son Esteban Lazo como Presidente y Ana María Mari Machado, Vicepresidenta. Para el Consejo de Estado pudiera haber sorpresas. La primera novedad sería, tal vez, el cambio de José Ramón Machado Ventura como vicepresidente primero por el joven en ascenso Miguel  Díaz Canel. Machado Ventura se encargaría netamente de la organización del Partido Comunista para asegurar la preparación, en estos próximos cinco años, de la cantera de dirigentes partidistas. Por otra parte, varios dirigentes históricos pudieran quedar fuera por primera vez, como son los casos de los comandantes Guillermo García Frías, Ramiro Valdés Menéndez y la veterana dirigente femenina Yolanda Ferrer. No descarto la entrada al Consejo de Estado de la parlamentaria novata Mariela Castro.

Mis candidatos para la cúpula del Consejo de Estado son: Raúl Castro Ruz (Presidente); Miguel Mario Díaz Canel Bermúdez (Vicepresidente primero); General Abelardo Colome Ibarra, General Lepoldo Cintras Frías, General Álvaro López Miera, Marino Murillo y Bruno Rodríguez Parrilla, vicepresidentes.

SERGIO COMAS, ABOGADO Y ANALISTA DE ASUNTOS CUBANOS: Mi predicción sobre futuros cambios para la ANPP y el Consejo de Estado se basan en la especulación de que Raúl Castro retomó el tema de la participación de negros, mujeres y jóvenes en cargos altos del Estado y el Gobierno. Por eso, pienso que Esteban Lazo Hernández le daría “colorido” a la Asamblea Nacional como Presidente. Además de tener requisitos de lealtad y disciplina como pide Raúl. Esteban Lazo es miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista, Diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular y Vicepresidente del Consejo de Estado. Otra variante es darle una salida honrosa a José Ramón Machado Ventura y destinarlo al menos complicado trabajo de dirigir la ANPP. Eso es un suave retiro para un cuadro que por su edad no resiste otro período más. Sería novedoso para todo el mundo elevar a Miguel Díaz Canel al puesto de Vicepresidente Primero del Consejo de Estado, teniendo en cuenta que Raúl Castro lo envió a pronunciar un discurso de reafirmación solidaria en Venezuela y se lo llevó del brazo a la reunión del CELAC junto a Bruno Rodríguez, el joven canciller que ya promovió al Buro Político. Ana María Mari Machado seguirá de vicepresidenta de la ANPP, porque es la que hace bien el trabajo de papelería y coordinación. Los presidentes de la ANPP solo garantizan que la discusión y los votos vayan por donde Raúl Castro les pida. La ausencia de Roberto Fernández Retamar y Orlando Lugo Fonte en el Consejo de Estado le franquea el paso a Mariela Castro Espín, quien necesita entrar a ese órgano de poder para continuar la saga familiar; el coronel Alejandro Castro Espín no hace tan buen discurso político como su hermana menor. Descarto que Raúl Castro deje la presidencia del Consejo de Estado y de Ministros, porque tiene un amarre  constitucional que le da todo el poder necesario. Ese puesto es privativo de la familia.

JUAN REYNALDO SÁNCHEZ, EX TENIENTE CORONEL Y EX ESCOLTA DE FIDEL CASTRO: Los más fuertes candidatos para la ANPP son la actual vicepresidenta Ana María Mari Machado y el vicepresidente del Consejo de Estado, Esteban Lazo Hernández. A favor de Mari Machado:

  • A Raúl Castro siempre le ha gustado seguir los escalones de mando. Una característica de él es que siempre ha dicho que “el que no sirve para primero, no sirve para segundo”, aludiendo a que los puesto de vice tienen que tener tantas condiciones como los titulares.
  • Es mujer y la tendencia actual de los candidatos de la ANPP es aumentar la membresía femenina (48.86 %).
  • Es un cuadro joven, otra tendencia de los candidatos actuales del Parlamento.
  • En cuanto a confiabilidad y manejo por parte de Raúl Castro se ajusta eficientemente, ya que fue nombrada en el 2003 como presidenta del Tribunal Provincial de Villa Clara, tres meses antes de los juicios sumarios contra los detenidos en la Primavera Negra. Ella tuvo a su cargo la sanción de varios miembros de la disidencia.

En contra de Mari Machado debe apuntarse que lleva muy poco tiempo como dirigente en la ANPP, por lo que su experiencia en estos asuntos es bastante limitada. Además, su esfera profesional tiene más que ver con lo jurídico que con las relaciones internacionales y la conducción política.
 
A favor de Esteban Lazo Hernández:

  • Viejo dirigente partidista, que ascendió en la política en 1985 en pleno esplendor del proceso de rectificación de errores y tendencias negativas.
  • Miembro del Buró Político desde 1985 y secretario del Consejo de Estado desde 1992.
  • Su esfera de trabajo comprende las relaciones con Cuba de los países del Caribe, Asia y Africa.
  • Fue nombrado en el 2006, tras la enfermedad de Fidel Castro, como integrante del comité de seis altos dirigentes para apoyar a Raúl Castro en la dirección del país.
  • Su influencia e importancia creció a partir de la destitución de Carlos Lage y Felipe Pérez Roque, y la muerte del Comandante Juan Almeida.
  • Y lo más importante: es negro y esto pudiera considerarse como una decisión que aplacarías las reiteradas críticas que se le ha hecho al gobierno cubano por la poca cantidad de afrodescendientes en las máximas esferas de poder.

En contra solo pudiera apuntarse que surgió como dirigente en la época de Fidel Castro, aunque no puede identificarse totalmente como un “hombre de Fidel”.
 
DANIEL BENITEZ, PERIODISTA: La próxima Asamblea Nacional tendrá ante sí enormes dificultades y retos. Durante los próximos cinco años se prevén numerosos cambios y reformas estructurales y sociales, muchos de ellos en forma de legislaciones, lo que requerirá de la aprobacion de la ANPP. Mi propuesta para presidente del Parlamento es Miguel Díaz Canel, con amplia trayectoria política interna: 20 años como Primer Secretario del Partido Comunista en dos provincias cubanas, una cartera de Ministro de Educacion Superior y ahora en posición de Vicepresidente del Consejo de Ministros, con amplia promoción mediática en las últimas semanas. No perder de vista estos dos hechos recientes: fue Díaz Canel quien abanderó y aleccionó con su discurso a la delegación cubana al III Clásico Mundial de Béisbol, y presidió la apertura de la XXII Feria Internacional del Libro de La Habana. Cuenta además con el respaldo de la vieja bancada política desde la era de Fidel Castro, y es el único sobreviviente entre los delfines que, bajo el mando de Raúl Castro, ha continuado su ascenso politico. Otro nombre a tener en cuenta es Ana María Mari Machado, ex presidenta de la Comisión Nacional Electoral, jueza y máster en Ciencias. Fue también Presidenta del Tribunal Provincial de Villa Clara, donde encabezó el proceso de sentencias contra líderes opositores en la primavera del 2003. Es la actual vicepresidenta de la ANPP.

En mi opinión, en el nuevo Consejo de Estado estarán Raúl Castro (presidente); José Ramón Machado Ventura (vicepresidente primero); y Esteban Lazo, Bruno Rodríguez Parrilla, Abelardo Colomé Ibarra, Leopoldo Cintra Frías y Gladys Bejerano como vicepresidentes.
 
CARLOS CABRERA, PERIODISTA: Apuesto por Miguel Díaz Canel Bermúdez como nuevo presidente de la Asamblea Nacional: es fiel a Raúl Castro; no tiene las mejores relaciones con José Ramón Machado Ventura, quien intentó vetarle en más de una ocasión; y puede contribuir a enlazar la generación de los “históricos” con la suya y los más jóvenes. No conozco su valía personal ni profesional; unos dicen que lo hizo bien en provincias y otros que sin penas ni glorias. No preveo cambios en la presidencia del Consejo de Estado. Raúl Castro tiene asegurada la reelección para sus últimos cinco años, siempre que cumpla lo que ha dicho y salvo imponderables de causa mayor. Pero quizá asistamos a una etapa menos personalista, con una junta militar-cívico (en ese orden las palabras), tomando decisiones en diferentes ámbitos y Raúl Castro preservándose para grandes momentos como la inauguración del Puerto de Mariel, el funeral de Hugo Chávez o el VII Congreso del Partido Comunista. En paralelo -y muy discretamente- pondrá todo su empeño en restablecer relaciones diplomáticas con Estados Unidos, manteniendo un tono moderado en los ámbitos públicos internacionales y dejando la algarabía antiyanki a Ricardo Alarcón, las organizaciones de base y los amigos del castrismo repartidos por el mundo.

Notas relacionadas:

¿Qué votación recibió la élite gubernamental en Cuba?

Cuba, cinco años decisivos

Parlamento cubano renovará el 67 % de sus diputados

Ricardo Alarcón fuera del Parlamento cubano

MG Revista de Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *